Sacale el jugo a tu presupuesto 2018 reduciendo gastos

Hace unos días te compartí el nuevo y mejorado formato de presupuesto para este 2018. Si aun no lo has descargado (es 100% GRATIS), aun estás a tiempo de comenzar y solo debes hacer clic acá.

Sé que sueno como disco rayado cuando digo que la base de una vida financiera sana es esta famosa herramienta, pero es que hasta que no lo creás, aceptés y actués en consecuencia, difícilmente vas a ver cambios radicales en tu vida financiera.

Con la experiencia que he tenido ayudando a miles de personas a hacer sus presupuestos personales, sé que el 99.9% termina en rojo –o negativo, como lo querrás ver- la primera vez. Es más, mi observación me ha llevado a calcular que más o menos cuando las personas llevan el 65%-70% de sus gastos presupuestados, ya están en 0.

Entonces, ¿qué hacer? Si vos sos de este enorme porcentaje y te alarmaste cuando viste tus cifras en rojo, tengo 3 cosas que decirte:

  1. No entrés en pánico, mejor hay que actuar.
  2. Si tenés deudas, ésta es precisamente la razón de ellas: cada mes gastás más de lo que ganás. Así que ¡felicidades! Esta revelación suele ser un GRAN primer paso.
  3. Toca amarrarse el cinturón. Así de sencillo (al menos de escribirlo), pues la única manera de llevar ese presupuesto a 0 es reduciendo tus gastos.

Nunca falta quien argumente que también se puede aumentar los ingresos para no sentir que restringimos nuestra vida y, aunque esto es 100% cierto, el asunto es que el control es básico y no-negociable independientemente del nivel de ingresos.

¿Por qué? Porque si no aprendés a vivir con y a controlar lo que ganás ahorita, tampoco lo podrás hacer cuando ganés más. Esto no es invento mío, es una realidad.

Ok, dejando esta parte clara, hoy te traiga varios tips para que logrés reducir el monto que has presupuestado en tus rubros de gastos… y, por supuesto, que esto también lo hagás realidad.

Reduciendo Gastos

Lo primero es lo primero y eso es hacer tu presupuesto, así como te salga. Si aun no has dado ese primer paso, es momento de retroceder, tomarte media hora y hacerlo con las cifras que mejor podás. Si tenés dudas de cómo hacerlo y cómo funciona, te recomiendo este #PlataConPláticaLive que hice ayer justamente con este fin.

Una vez tenés los montos que gastás mensualmente y estás en negativo, ahora sí es momento de comenzar a recortar.

  1. Las compras en el súper se suelen comer una buena parte de los ingresos de la mayoría de personas. Según mis cálculos anda entre el 20% y el 30%, así que si lográs reducir algo (por más pequeño que sea), lograrás también una reducción significativa en tus gastos totales mensuales. Aquí mis mejores tips y este post que escribió mi mamá hace unos 3 años sobre cómo ella hace sus compras en el super: dónde compra y por qué.
  2. Sé que prontito te toca la entrada a clases de tus hijos, así que te recomiendo que saqués BIEN las cuentas de qué necesitás y cuánto vas a gastar. En este link podés descargar un formato de presupuesto fácil y práctico para este regreso a clases.
  3. Hablemos de las famosas deudas. Un monto sano para estar pagando a tus deudas es no más del 30% de tus ingresos. Después de este monto es cuando sentimos que las cosas se comienzan a complicar y que no nos da. Para salir de deudas más rápido, te recomiendo elegir entre:
    1. Método bola de nieve: personalmente mi favorito.
    2. Método avalancha.
    3. Hacer consolidaciones de deudas.
    4. Hacer arreglos de pago.
  4. Sé que la ayuda a otras personas, sobre todo cuando se trata de un familiar, la vemos como no negociable. Quizá  hasta nos sintamos un poco culpables de recortarlo. Pero voy a hacer clara en esto: si vos estás mal, no hay ayuda que podás dar. En este post te cuento la historia crítica de alquilen que pasó justamente por esto y terminó seriamente endeudada.
  5. Uno de los rubros que damos por sentado son las famosas membresías y suscripciones. Esto sucede porque suelen ser deducidos en automático de nuestras tarjetas,. Pagos de Netflix, Spotify o algún gimnasio valen la pena siempre y cuando los usemos. Si no es así, estás tirando tu dinero a la basura. Hacé clic acá y leerás mi experiencia con esto.
  6. Sé que uno de los rubros donde primero pensamos (y menos queremos) recortar es en el entretenimiento, pero no es correcto dejarlo en 0. A fin de cuentas, también para eso trabajás, ¿no? Hay que hallar el balance: ni tanta diversión que me deje con deudas, ni tan poca que me sienta frustrada. En este post podés leer ideas de diversión con bajo presupuesto.
  7. ¿Estás necesitando comprar ropa/zapatos? Quizá no todo lo necesités nuevo, nuevo. En este post de doy opciones.
  8. ¿Uno de tus grandes deseos es viajar? En este post te platico cómo viajar con bajo presupuesto y para que tampoco te vayás de boca, en este post te cuento algunos mitos sobre viajar barato.
  9. Y hablando de viajes y salidas, si estás pensando salir esta semana santa o fiestas patrias, desde YA deberías estar separando dinero y aquí podés leer cómo irte de vacaciones sin irte a la bancarrota.
  10. A veces tenemos nuestro presupuesto hecho nítidamente y “algo” pasa. Esos imprevistos nos pueden dejar en negativo y hay que intentar apalearlos desde antes que llegue. En este post te explico cómo hacerlo.
  11. Aquí te ofrezco 55 maneras de ahorrar $1.00 dólar (o más al día) y son maneras súper sencillas que todos podemos hacer. Recordá: ¡todo cuenta!
  12. Otro punto importante son los gastos navideños que, aunque falta bastante para ellos, la única manera de no sentir el golpe es comenzar desde YA. Aquí un post sobre estos gastos navideños que olvidás presupuestar.
  13. ¿Una de tus metas de ahorro este año es casarte? Acá 5 maneras de hacerla frugal y aquí te comparto cómo yo tuve la boda que quería y las cosas que tuve que dejar ir.
  14. Ahora si de plano no te da y te urge generar ingresos extra para llegar a fin de mes, salir de deudas o bien para ahorrar más, en este post podes ver las maneras en que 15 personas diferente lo están haciendo.
  15. Y si lo que buscás es un poco de inspiración, este post de José Jiménez, sobre cómo logró matar el pésimo hábito de gastos innecesarios te va a servir mucho.

No olvidés que hacer tu presupuesto es solamente la primera parte de la tarea y que para que esto realmente te funcione debés crearte el hábito de registrar cada día, todos y cada uno de tus gastos.

El formato de presupuesto 2018 es perfecto para hacerlo porque tenés espacio por día y por rubro, y te suma automáticamente todos los días y meses. Pero si no sos precisamente fan del Excel, también podés llevar tu control diario en un app: aquí podés ver las 5 mejores opciones.

Finalmente, recordá que la visión es importante. Por lo que no pensés solamente en el gasto de hoy, mañana, o este mes: ¡pensá en tu año entero! Te recomiendo descargar este calendario en el que te detallo, por MES, cuáles son esos gastos extraordinarios que olvidamos y hacen que quedemos en 0… o, peor, en negativo.

Comentarios