Primer paso para un 2018 financieramente exitoso: tu presupuesto

¿Querés lograr lo que te propongás? Siempre debés tener un plan. Y esto aplica para TODO en la vida. Por ejemplo:

  • ¿Querés poner un negocio? Hacé tu plan de negocio.
  • ¿Querés bajar de peso? Hacé tu plan de alimentación.
  • Y, por supuesto, aplica para las finanzas. ¿Querés salir de deudas, ahorrar, invertir, etc.? Necesitás un plan para cada centavo ganado.

Ese plan tiene un nombre que estoy segura has escuchado miles de veces: PRE-SU-PUES-TO. ¿Ya te dio dolor de cabeza y frunciste el ceño solo al comenzar la primer sílaba de la palabra? Lo lamento, pero de verdad, de verdad, es la herramienta #1 para poner orden a tus finanzas personales.

Creeme que si hubiera otra manera, yo sería la primera en darte el secreto y recomendártela… pero no la hay.

La buena noticia es que hacerlo es mucho más fácil y sencillo de lo que te han dicho toda tu vida. Tengo la experiencia de haber hecho presupuesto con, literalmente, miles de personas (pues en la mayoría de los talleres que doy va de cajón), en la mayoría de los casos es su primera experiencia y nunca me ha salido alguien que de plano me diga que no hay manera, ni pa´lante ni pa´tras. ¡Todos pueden!

¿Qué suele ser lo más “difícil?”. Acá te platico lo que he encontrado:

  1. Sentarse y hacerlo. Es decir, encontrar ese tiempito que te dediqués a vos mismo –y a tus finanzas- para, de hecho, sacar cuentas. Y, ojo, en la mayoría de los casos el tiempo de hacer un presupuesto mensual anda rondando media hora. ¿Te parece mucho? Solo pensá cuánto tiempo pasás al día en redes sociales.
  2. Poner los montos correctos. Éste es uno de los pegones más comunes y la razón es bien sencilla: si nunca has hecho un presupuesto y ni te has tomado la molestia de registrar cada gastito que hacés, ¿cómo vas a saber cuánto gastás y en qué? Como siempre digo, es normal NO atinarle la primera, segunda o tercera vez. Todo es un aprendizaje y ya a partir del cuarto mes, las personas suelen hacer un mejor trabajo presupuestando, así que no te desanimés.
  3. Dar seguimiento. Porque, obviamente, no es solo hacer tu plan y después seguir gastando como que no hay mañana. Si ya te tomaste la molestia de presupuestar, da el segundo paso que es gastar justamente como vos dijiste que ibas a gastar. Si tu presupuesto en supermercado es de C$4,000.00 córdobas, ¿por qué vas a gastar C$6,000.00?

Y hay más. Si vos estás realmente comprometido o comprometida a que este año tu presupuesto sea tu guía financiera y te querés evitar unos cuantos errores de novatos, leé este post con los 5 errores más comunes.

En todo este proceso, recordá que el dinero es un medio para un fin. Esto quiere decir que el punto de hacer un presupuesto (¡y uno bien hecho!) es que vos decidás en qué y cómo querés usar tu dinero. ¿El objetivo? Que sea algo que te traiga felicidad y satisfacción a LARGO plazo.

Uno de los grandes problemas que tenemos es que cedemos constantemente a la gratificación instantánea y, aunque todos queremos disfrutar, el asunto es que cada vez que gastás HOY en cosas no necesarias o menos importantes, te falta dinero MAÑANA para algo que verdaderamente vale la pena. A esto se le conoce como gratificación retardada.

Pues bien, como yo soy amante del Excel (literalmente lo uso para todo) y me gusta hacerte la vida más fácil, te traigo un formato de presupuesto anual, dividido por meses, para este 2018.

Ya este es el tercer formato de presupuesto que comparto y el del año pasado, no es por nada, pero estaba súper completo. Miles de personas lo descargaron a lo largo del año y algunos se tomaron el tiempo de darme sugerencias para mejorar aún más.

¡Eso es lo que traigo este 2018! Una versión mejorada del presupuesto 2017 en el que, entre otras cosas, podrás encontrar:

  1. Presupuesto anual, dividido por meses
  2. Espacio para poner tus gastos día a día, con sumas mensuales, por rubros y totales automatizadas.
  3. Rubros de gastos actualizados. Además en lugar de orden alfabético, ahora encontrarás los gastos por orden de importancia. Esto lo hice para que no nos perdamos en aquello de “es necesario” o “no es necesario”. Este orden ya te lo dice.
  4. La opción de ver cada rubro en detalle o condensado. Esto es particularmente útil cuando hay rubros enteros que NO vas a usar y así no los tomás en cuenta. Por ejemplo, si no tenés hijos o ninguna deuda, podés desestimar por completo estos rubros y seguir con el resto de tus gastos.
  5. Vista de resumen para comparar fácilmente tu presupuesto VS tus gastos.
  6. Análisis mensuales de tus gastos. ¿En qué se te está yendo el dinero? ¿Qué podés recortar?

Como sabrás, todo esto lo hago con mucho cariño y siempre esperando que cada herramienta te ayude a mejorar tus finanzas. Es un esfuerzo de varias horas de trabajo y yo espero que vos le saqués el jugo cada día del año. Eso sí, recordá que esto esta es una regla de Pareto: 20% lo que yo comparto (como este formato) y 80% lo que vos decidís hacer.

Tenemos una cita

Como sé que, sobre todo cuando es la primera vez, no es fácil comenzar a hacer tu presupuesto, este jueves 11 de enero al medio día tenemos una cita: un #PlataConPláticaLive en el que te compartiré cómo funciona a detalle cada pestaña, cómo sacarle el jugo, y cómo leer el Análisis (eso es parte de lo nuevo que trae) de tus gastos VS presupuesto VS ingresos.

¿Listo o lista para cambiar tu vida financiera? Hacé clic abajo para descargar tu formato de presupuesto 2018  y comenzar desde HOY una vida financiera más sana.

Comentarios