Unite al desafío del ahorro 2020

Si te preguntara cómo has comenzado cada enero, apostaría que me dirías “gastando”. A fin de cuentas, cada cosa que queremos o necesitamos implica dinero y, además, con la entrada a clases de nuestros niños, es imposible no desembolsar una buena cantidad de dinero.

Ahora, así como comenzás el año, ¿solés terminarlo? Me voy a adelantar nuevamente y decir que sí. Es navidad, hay vacaciones, fin de año, etc., y ¿cómo no gastar? Es de esta forma que cada enero comenzamos con los pies hinchados, las cuentas vacías y una buena resaca financiera.

Mi propuesta es que este 2020 sea diferente y que terminés diciembre con dinero en tu cuenta y no son saldos en tarjetas por pagar. Pero eso solo lo vas a lograr si comenzás HOY. No sucede de la noche a la mañana.

Compartimos y realizamos el desafío del ahorro por primera vez en el 2015 y cada año lo hemos re-lanzado. Realmente estamos comprometidos con una región más financieramente sana y el ahorro es parte fundamental de la salud financiera.

El año pasado, en el 2019, hicimos una pausa al desafío del ahorro por la dura situación socio-política que vivíamos en Nicaragua. Con cientos de miles de personas en el desempleo y miles más con salarios inferiores al año anterior, un desafío del ahorro de este tipo no hacía mucho sentido. Eso sí ¡siempre continuamos promoviendo el ahorro mensual, sobre todo para el fondo de emergencia!

Este año, aunque la situación en Nicaragua no está normal, las mismas personas nos han pedido retomarlo y, como siempre los escuchamos, ¡pues acá estamos! Ya listos para lanzar el desafío del ahorro 2020.

Cómo funciona el desafío del ahorro

Es más fácil de lo que parece. Consiste en ahorrar $1.00 dólar incremental cada semana del año.

O sea, ahorrás $1.00 dólar la primera semana de enero, $2.00 la segunda semana… y así el resto del año. Si lo lográs, el 31 de diciembre tendrías U$1,378.00. ¿Cuántas veces has logrado terminar diciembre con ahorro en lugar de deudas?

La belleza del desafío radica en su simplicidad y el momentum habitual que éste puede crear (por no mencionar el gran cambio con el que vas a terminar el año). Es una manera simple y efectiva de construir tu primer fondo de emergencia o de ahorrar para las vacaciones de final de año, el inicio de clases, la prima de tu casa o de tu carro, o el capital semilla para tu negocio.

Y, a diferencia de muchos desafíos financieros, comenzar éste no es tan intimidante: casi todos podemos ahorrar $1.00 dólar en una semana.

¿Ya estás pensando en lo difícil –por no decir imposible- del último mes? Ciertamente cuando llega diciembre la cosa se complica porque quiere decir que las últimas 4 semanas tendrás que ahorrar $49.00 + $50.00 + $51.00 + $52.00 = $202.00 dólares.

¡Calma! Aun no te adelantés a eso y pensá en lo fácil del primer mes: $1.00 + $2.00 + $3.00 + $4.00 = $10.00 dólares.

Te doy tres consejos para que esas últimas semanas no sean tus detractores:

  1. Aprovechá las primeras semanas, en que los montos son más bajos, para ahorrar un poco más de lo de las últimas semanas y así compensás.
  2. Usá una parte de tu aguinaldo (¡que justamente cae en diciembre!) para completar esas semanas.
  3. No ahorrés lo que no podás. Si vos descubrís, por ejemplo, al llegar a la semana 20.00, que eso es lo máximo que podés ahorrar semanalmente (para un total de $80.00 al mes), entonces mantenete con ese monto hasta el final. Lograrías ahorrar U$850.00

Dónde pongo mi ahorro

¡Ojo! El dinero se guarda en el banco, no debajo del colchón, tu mesa de noche o el tarro de café vacío de tu cocina. Hay tres razones para esto:

  1. Es el único lugar donde tu dinero está seguro, pues en tu casa cualquier cosa le puede pasar y vos misma podrías caer en la tentación de “auto-prestarte”. Y sabemos que esos auto-préstamos rara vez se auto-pagan.
  2. En el banco tu dinero gana intereses. Es mínimo, sí, es verdad, pero 1% es mejor que nada.
  3. En caso que sea  tu primera cuenta, te convertís desde ya en una persona bancarizable y en el momento en que necesités un crédito, te va a ser mucho más fácil –y barato comparado con otras instituciones- conseguirlo.

Si ya tenés una cuenta de ahorro que quizá no estás usando, podés perfectamente depositar ahí tu dinero. Si no tenés una cuenta de ahorro y te preocupa no tener el dinero suficiente para abrir una, te recomiendo la cuenta amigo de Banco LAFISE, que se abre exactamente con $1.00 dólar… así que ¡no hay excusas!

Existe, además, un beneficio adicional al abrir esta cuenta amigo en Banco LAFISE. Al finalizar el año, el banco dará 10 premios que se rifarán entre aquellas que hayan cumplido al 100 su desafío del ahorro en la cuenta amigo.

Otra ventaja es que esta cuenta la podés abrir en línea -te ahorrás tiempo y dinero-, los requisitos son mínimos (cédula de identidad, 2 referencias y el $1.00 dólar con que comenzás) y llenás el formulario en 10 minutos.

Yo realicé ayer el proceso y fue así:

  1. Llené mis datos en su web. Este es el link.
  2. Recibí una llamada al día siguiente para confirmar los datos.
  3. Me escribieron a los 10 minutos para darme mi número de cuenta.
  4. Ingresé a mi banca en línea y transferí el $1.00 dólar.
  5. El viernes iré al banco a firmar y recoger mi respectiva tarjeta de débito (también podés pedir que NO te la den, si es que es mucha tentación).

Otras propuestas

Los últimos años, escuchando tus comentarios, hemos venido cambiando la propuesta, haciéndola más amplia y brindando otras opciones para realizar el desafío del ahorro. Elegí aquella que se acomoda mejor a tu  situación financiera:

  • Quincenal o mensual: Este es el mismo desafío, pero en lugar de separar el dinero cada semana, se separa cada quincena o mes, según recibás tu pago. Esto hacen muchísimas personas cada año.
  • De $5.00 en $5.00: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá $5.00 dólares cada semana, durante las 52 semanas del año. $260.00 dólares ahorrados al finalizar el año es mejor que $0.00 ahorrado.
  • A la mitad: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá $0.50 centavos de dólar y así sucesivamente el resto del año. $689.00 dólares ahorrados al finalizar el 2017 es mejor que $0.00 ahorrado.
  • En córdobas: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá C$1.00 córdoba y así sucesivamente el resto del año. C$1,378.00 córdobas ahorrados al finalizar el 2017 es mejor que $0.00 ahorrado.
  • De C$10.00 en C$10.00: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá C$10.00 córdobas cada semana, durante las 52 semanas del año. C$520.00 córdobas ahorrados al finalizar el 2017 es mejor que $0.00 ahorrado.

De nuevo, el hábito es más importante que el monto. Enfocate en terminar el año con dinero en tus manos para cumplir una de esas metas que hace rato andás pensando. ¿Y el otro año? ¡Volvés a comenzar!

Si ya estás listo o lista para tomar este desafío del ahorro,¡da clic aquí y formá parte de este desafío anual del ahorro 2020! Imprimí la tabla, pegala en un lugar donde la veás todos los días, puede ser el espejo de tu cuarto o baño, la refrigeradora en tu cocina, o el escritorio de tu oficina e ir marcando cada semana el monto ahorrado.

Comentarios