El desafío del ahorro funciona: ellos cuentan sus experiencias

Desde hace 3 años que estamos haciendo en conjunto el Desafío del Ahorro. El 2017 está a punto de terminar y, junto con la última semana del año, se viene también el último ahorro.

Cada vez son más y más personas las que se convencen de que el ahorro, más que un tema de monto (de cuánto yo puedo ahorrar) es un asunto de hábito: la persona que se acostumbra a ahorrar C$10.00 cuando gana C$100.00, podrá ahorrar C$100.00 cuando gana C$1,000.00 y así sucesivamente.

Es por esto que, mientras Plata con Plática continúe existiendo, yo seguiré lanzando este desafío al que cada año se suman más. Para que tengás una idea, mientras en el 2016 fueron alrededor de 1500, este 2017 fueron poco más de 3,000 y ya estoy ansiosa por saber cuántas personas se inscribirán en el 2018.

Si algo tengo claro es que quien se une la primera vez, lo sigue haciendo cada año. Y no porque le haya ido PER-FEC-TO, sino porque aun con las caídas, las fallas, las olvidadas y emergencias, las personas terminan convencidas que ahorrar SÍ es posible y es ese sentimiento el que las impulsa a continuar.

El año pasado, justo para esta fecha, publiqué este post en el que compartía la experiencia de varias personas con el Desafío del Ahorro 2016 y hoy tengo más y mejores historias que compartir.

Si ellos y ellas han podido, ¿qué te detiene a vos?

 

Mi nombre es Nadieska Hernández y este es el segundo año que participo en el Desafío del Ahorro. Debo admitir que no ha sido fácil, en algunos momentos tuve que utilizar el dinero para pagar algunas cosas pero siempre busqué la manera de volver a reponer el dinero. He ahorrado desde niña y para mi ya es un hábito. Aun me faltan muchas cosas por mejorar pero me gusta leer sobre finanzas personales y el hecho de tener clara la meta que quiero alcanzar me ha permitido no flaquear. Gracias a Plata con Platica he ido logrando mis objetivos siguiendo los consejos.

 

Grethel Gomez: Hola Elaine, la verdad fue un año difícil al inicio y muy bueno el resto. Tomé el desafío pero este año no lo logré terminar. Sin embargo este año 2018 que viene lo tomaré de nuevo.

No lo logré porque abrí mi propia empresa, he aprendido con errores y aciertos cómo pasar de la teoría que dan en la Universidad a la práctica con esta empresa. Fue el primer años y tuve gastos imprecisos. Sin embargo, este año espero estabilizarse económicamente y poner metas claras y alcanzables para así cumplirlas.

Gracias por tu apoyo indirecto porque te sigo en tus redes y en el grupo de los mimados y me has dado muchos tips para salir bien con mis finanzas.

 

Katiana Valencia: Bueno, la verdad que desde que conocí de plata con platica desde octubre del año pasado me entusiasmé y comencé por revisar mis deudas y comencé a programarme para salir de ellas. Y cuando inició el desafío en enero me propuse hacerlo con la intención de cumplir con la meta allí plasmada.

La verdad que el inicio fue fácil, pero conforme fueron pasando los meses se me hacía más difícil, por lo que el monto a ahorrar iba en crecimiento y además porque en algunos meses tuve gastos imprevistos para los que no disponía de presupuesto y tenía que afectar el que estaba destinado para el ahorro.

Pero puedo decir que me siento satisfecha de lo que he logrado, ya que gracias a la perseverancia que tuve y a todos los consejos recibidos de parte de ustedes, puedo decir que logré ahorrar el 66% de la meta del desafío y además ahorrar mi aguinaldo, ya que todavía no lo he tocado.

Logré salir casi de todas mis deudas, digo casi porque me quedan algunas como una pequeña suma a una tarjeta que puedo cubrir con mi salario, la mensualidad de la casa que le pago al banco y una pequeña suma de dinero, que aunque no me cobran intereses tengo la meta para pagarla este nuevo año.

Lo ultimo es que ya estoy preparada para el desafío del 2018 y ya hasta tengo mi #PlataAgenda18.

 

Soy Luis, este desafío lo tomé como un reto personal para mejorar mis finanzas; fue difícil por gastos imprevistos, pero me permitió cancelar una deuda con una tarjeta de crédito y dar la prima para mi casa. Seguiré ahorrando lo que pueda ya con esta disciplina lograré mis metas personales. GRACIAS

 

Leda: Hola Elaine yo logré ahorrar US$1,687.00 y mis planes son viajar a EEUU con mi hija menor. Gracias a tus consejos, mi aguinaldo lo invertí en un negocio que me generará un 30% de ganancias. También te quería contar que ya compré mi #PlatAgenda18 y te felicito, está preciosa y completa y este año iniciaré nuevamente con el ahorro.

Gracias por tus consejos siempre que voy de tiendas me pregunto si LO QUIERO O LO NECESITO y si mi respuesta es lo QUIERO, no lo compro.

Cabe mencionar que me doy mis gustitos, pues para eso trabajo pero con mi dinero propio, uso mis tarjetas inteligentemente para acumular puntos, millas, y pago 100% y no pago intereses al banco.

De igual manera, por  amor a mis hijas tengo una póliza vital 3, que es un ahorro para mi vejez, si no me muero verdad, y tengo pólizas de seguro para accidentes para mis hijas y una pòliza con un banco por accidentes y muerte natural, siempre pensando en que si me pasa algo mis hijas queden protegidas.

 

Encantada de contarte mi experiencia, soy casada, con un hijo que actualmente tiene 3 años. Para el 2016 ya seguía tu página Plata con Plática yme llamó la atención el reto pero estaba desempleada y me dije: “Será para la próxima, si consigo trabajo”, y ¿qué creés? Llegó el 2017 y no conseguí y había adquirido deudas en el año anterior.

Pero esta vez cuando vi la propuesta del reto acepté sin pensarlo, y luego estaba arrepentida, pensé en no hacerlo, pero me auto-corregí y me dije: “lo hacés porque ya adquiriste el compromiso y debés terminarlo”, así que hablé con mi esposo y le dije que a partir de la primera semana de enero comenzaríamos a ahorrar y que no adquiriríamos más deudas aunque tuviéramos que pasar trabajo.

Al principio no quería, decía que no nos alcanzaba para ahorrar y le dije que igual lo haríamos, que tenía que sacar lo que le pidiera para el ahorro y después hacer las compras. Al principio fue difícil, hubo semanas que se me olvidaba sacar el ahorro, pero me auto-castigaba sacando todas las semanas que debía y abonando a las tarjetas de crédito (tenía 3), pues mi meta era cancelarlas.

Cuando vino el cumpleaños de mi hijo, quise gastar todo y pedir prestado para hacer la fiesta que quería, me costó un MUNDO controlarme, casi lloraba de la impotencia, pero tenía que terminar mi reto y salir de deudas. Al final, solo le hicimos una torta con 5 invitados, entre ellos mi esposo y yo, y la pasó genial ya que como no había mucho que repartir se le permitió jugar y comer con las manos casi la mitad de la torta.Todo esto pasó en los primeros seis meses.

Para la segunda mitad del año, conseguí trabajo y ya tenía el hábito de ahorrar, así que me fue mucho más fácil y he aplicado varias enseñanzas que has publicado en tu blog (incluso enseñarle de finanzas a mi bebé) y para el 2018 he planificado ahorrar el 10% de mis ingresos como lo has enseñado. Lo veo como la segunda etapa del hábito.

Y para finalizar, a estas alturas del año mis deudas son mínimas y estoy segura que a fin de año ya no las tendré gracias a mi fuerza de voluntad y tus enseñanzas de finanzas personales.

Estoy feliz de haber logrado esta meta y animo a todos que la empiecen y sigan adelante a pesar de las dificultades emocionales o caprichosas que aparezcan en el camino, una vez más he comprobado que menos es más (lo digo por la fiesta de mi hijo), y si es por ahorrar más feliz sos.

 

 

Yara Saenz: El desafío fue realmente un desafío,  llegué a la mitad de lo programado pero me sirvió muchísimo esta experiencia en varios aspectos.

Con el banco, cuando abrí mi cuenta me ofrecieron el servicio del ahorro programado y eso me hizo no flaquear y no gastar lo que estaba ahorrando. Así que me limitaba a no tocar lo que estaba ahorrando porque debía siempre tener el dinero disponible, al mismo tiempo me hacía sentir que tenía un compromiso no solo conmigo, si no con el Banco y creo que me sirvió más.

No te miento, pude haber ahorrado más dinero, pero entre mudarme de casa y el pago del depósito, el pago de mi tarjeta se me dificultó más y si a eso le sumo la venida de Residente se volvió un poquito más extremo.

Resultó un desafío extremo de manera personal, muchas veces sentía que las metas semanales por el monto se me dificultaban mucho y el tener los correos semanales recordándome que tenía un compromiso conmigo de ahorrar me hacía no pecar tanto en mis gastos, sobre todo los gastos más tontos como comprar por catálogos… me encantan los catálogos y compro cosas que ni utilizo y termino regalando (esto es mi nuevo desafío en el 2018, cero compras por catálogo).

Ahorré el 75% de mi aguinaldo en su totalidad, el 25% fue para el pago de mi tarjeta. No me compré nada para mí en esta navidad… aproveché mi pasión por los catálogos y todos mis regalos de navidad fueron por esta vía.

La meta inicial del ahorro en el 2017 consistía en ahorrar para la prima de una casa, pero decidí fusionar mi meta para el 2018,  continuar ahorrando para la prima de la casa y al mismo tiempo para poder viajar a México, considero que a veces vivimos circunstancias tan difíciles que merecemos un premio y en mi caso el periodo entre el  2015-2017 he sido más que merecedora de este premio y poder viajar a México.

Eso sí, implementaré en mi viaje con mi novio un presupuesto ultra limitado, siguiendo tus consejos básicos para viajar, esto incluirá desde un plan alimenticio y un presupuesto individual de gastos de manera libre (regalitos), así como un itinerario con costos de los sitios que vamos a visitar,  para cuando vuelva no me afecte tanto ver con menos dinero mi cuentita.

Sinceramente tus aportes en el tema de las finanzas personales me han servido muchísimo y una vez uno logra experimentarlo difícilmente lo abandone.

 

 

Glendys Alvarado: Mi experiencia con el desafío del ahorro fue algo inestable ya que no pude Cumplir. Sin embargo, gracias a tu reto fue la primera vez en 6 años (laboralmente hablando) que pude ahorrar algo de dinero. Hubiera podido llegar a la meta, pero cada vez que veía mi cuenta con dinero que no debía, me brillaban los ojos de la emoción. Al final, decidí hacer una de las cosas que tenía pendiente y que por mi falta de educación financiera jamás podía recoger un solo dólar, pagar el depósito de mi tratamiento de ortodoncia.

Así mismo, cancelé mis deudas personales, que nuevamente por no tener el hábito del ahorro y la malísima administración de mis finanzas, me había fresqueado, pero gracias a la disciplina que me impuso tu reto, lo pude lograr.

Finalmente con una parte de mi aguinaldo cancelé otra deuda con una casa comercial, y ahorré un 27% del mismo. Ahora casi al finalizar este 2017, puedo decirte que me siento con mucha paz, pues la deuda que aún me queda es llevadera y la adquirí este año. Igualmente, el plan es cancelar antes del periodo establecido para pagar menos intereses.

Finalmente con lo poco que pude aun dejar en mi cuenta de ahorro, pienso tomar una parte para comenzar mis clases de inglés, y claro seguir este 2018 con ese Desafío.
Te confieso Ela, que no me he dado ni un solo gusto jajaja pero cada centavo ha sido bien utilizado. Por eso te considero mi heroína de las Finanzas.

 

Judith:  Que gustazo recibir este correo, me sentí especial.  Pero bueno tristemente te cuento que  yo aunque decidí asumir el reto, no pude ni abrir la cuenta, llegué al banco, pregunté los requisitos (me pidieron dos cartitas), me fui disque por las cartas que tenia que llevar y no volví.

Así es, lamento decepcionarte, pero esta es la parte mala de la noticia. La parte buena es que me comprometo a retomarlo este año porque quiero ser tu mimada también jajjajajaja, y conocerte en persona. Pero también te comparto la parte buena de lo que tus consejos me han ayudado en mi vida financiera.

Estoy casada desde hace seis años y tengo un niño de 5 añitos, mi esposo y yo manejamos las finanzas separadas porque no logramos ponernos de acuerdo en los gastos y él piensa que yo quiero controlarlo, él es bien derrochador y yo busco cómo invertir y no gastar en cosas innecesarias, pero es teeeeeeeeeeerco y no lo hago entender ni con palabras bonitas.

Pues bien, llegué a tener una deuda muy grande con tarjetas de crédito solo en 7 mesecitos, tiempo en el que estuve desempleada, y es que yo siempre tuve tarjetas y las pagaba de contado, así que sentía que les daba un buen uso pues no me gusta pagar intereses. Hasta que  tuve que renunciar a mi trabajo para cuidar a mi mamá enferma y a mi hijo que lo cuidaba ella, y pasé 7 meses sin empleo, mi esposo no me apoyó con la renuncia así que durante un tiempo estuvimos separados y al no tener ingresos y tener que comprar comida me endeudé bastante.

Ya con empleo y leyendo siempre tu blog, logré acercarme al banco y hacer un refinanciamiento porque yo le metía C$5,000 mensual a la tarjeta y nada que bajaba, así que seguí tus consejos y el banco me prestó, canceló mis tarjetas y ahora estoy pagando  un poco menos de lo que daba antes pero con la seguridad que va disminuyendo la deuda, en un año la tendré liquidada.

También con tu blog, me animé a inscribirme en un curso de inglés que siempre soñé pero que por  mi descontrol no podía asumir, ahora ahí estoy matriculada para iniciar una de mis metas pendientes en la vida.

Siempre, siempre, siempre me hago la pregunta, ¿lo quiero o lo necesito? eso lo aprendí con vos. Tus consejos los he llevado a mi hermana, a mi papá y a uno que otro amigo o amiga con quien uno siempre se desahoga hablando de sus deudas. Y tristemente tuve que hacerme la misma pregunta con la #PlatAgenda18 (la recontraquería) pero no la necesitaba porque mi hermana ya me había regalado una bastante bonita también, pero obvio no traía tus tips, y eso me tentaba a adquirirla, me quedé con un gran pesar de no tenerla.

En fin, tantos temas tan útiles que yo siempre te leo, porque me hacen crecer, GRACIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS , no me cabe el correo para agradecerte la labor maravillosa que hacés.

 

Fabiola: Definitivamente fue un desafío. Porque estoy súper endeudada. Sin embargo, a pesar que inicié esta locura del desafío a medio año y aunque quisiera llevar el ritmo y número de cada semana vs saldo de ahorro, la mejor experiencia es que por primera vez he podido ahorrar en mi estado de endeudamiento, es mi primer logro.

Segundo logro, inicié temerosa, con $10.00 dólares al mes por 3 meses. Luego inicié otro plan de ahorro a 5 meses de $20.00 dólares mensuales. Lo deducen de mi cuenta amigo en Córdobas y me lo debitan en dólares. Adicional a ellos agregaré un ahorro extraordinario de C$4,000.00 córdobas.

Tercer logro, darme cuenta que mi problema de endeudamiento está ligado a un problema emocional en relación a mis momentos de depresión, de estrés por las circunstancias que lo generen. Si algo me hace sentir mal, mi escape es ir de compras o pasear aunque no tenga para hacerlo. Mi Dios Todopoderoso me ayudará de aquí en adelante.

 

Y ahí lo tenés. ¿Que no todos cumplieron al 100? Cierto, pero para mí lo más importante es el cambio. El cambio de hábitos, el cambio de mentalidad, el cambio de acciones. Y todas estas personas lograron hacer algo diferente en este 2017, gracias al Desafío del Ahorro. Con eso me quedo yo.

Éstos son tan solo algunos ejemplos, pero ellas constituyen prueba de que se puede hacer. ¿Que si cuesta? ¡No lo dudés! Pero ponete a pensar: ¿acaso hay algo que valga la pena en esta vida y sea fácil? No, ¡todo lo bueno cuesta!

Este desafío ha implicado que cada semana, quincena o mes, las personas han debido hacer reajustes y cambios a sus gastos para poder destinar plata a su ahorro. Pero creeme a mí y al resto de personas que se han creado este hábito: ¡VALE 100% LA PENA!

Si desde ya te estás preguntando qué onda con el próximo año, la respuesta es: ¡por supuesto que lo volveremos a hacer! El mero 2 de enero, regresando todos de vacaciones, saldrá publicado el post con las reglas del juego y el link para que te inscribás, 

¿Listo o lista para comenzar tu 2018 con el pie derecho?

Comentarios