Hackeá tu cerebro para liderar tus finanzas: cómo hacerlo

FOTO blogEl siguiente post es patrocinado por Banco Lafise

 Si tenés un tiempo siguiendo Plata con Plática, sabrás que lo que yo más AMO de mi trabajo es dar charlas y talleres. Realmente creo con esto he logrado la famosa frase de Confucio de: “encontrá algo que amés hacer y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Pues cada vez que yo tengo la oportunidad de estar frente a un grupo de personas y hablar de cómo manejamos nuestro dinero, me siento, literalmente, en mi charco J.

Desde hace un año estoy compartiendo con alrededor de 300-400 personas cada 3 meses, una charla, con un tema diferente en Banco Lafise. Hemos ido avanzando y los temas han ido variando en profundidad y dificultad:

  • Construyendo hábitos para una vida financiera sana.
  • Salir de deudas es posible: ¡da el primer paso!
  • Ahorrar: ¿Por qué y para qué?

Pues este pasado 4 de agosto di la cuarta charla “Hackeá tu cerebro para liderar tus finanzas” y estuvo tan, pero tan buena, que quise compartirles un resumen de lo que hablamos. Sí, hablamos porque además, por primera vez no estuve yo sola, sino que tuve la oportunidad de compartir con un gran profesional, excelente persona y experto en coaching: José Bolaños.

¿Por qué hacer esta charla con un coach?

El tiempo y la experiencia con miles de personas me ha enseñado que las finanzas más que un tema de números, es un asunto de emociones. Si manejar el dinero fuera tan fácil como decidir dejar de gastar cuando ya no tenemos dinero, ninguno estaría endeudado… pero la realidad muestra algo diferente, ¿no es así?

De esta manera, saber que ya no podés seguir gastando, comprando y consumiendo es tan fácil como hacer una resta, pero hay algo por dentro de nosotros que nos hace seguir haciéndolo aunque sepamos bien que no debamos. Esta parte la quería –y tenía- abordar con un coach.

Cómo liderás tus finanzas

Si tuviera que resumir los más de 450 artículos que he escrito en unas cuantas palabras serían éstas:

  1. Gastá menos de lo que ganás.
  2. Siempre, siempre ahorrá.
  3. Reinvertí el dinero ahorrado.

Pero entonces, ¿por qué nos cuesta tanto tener una vida financiera sana? La respuesta, en palabras sencillas, es que siempre estamos buscando la gratificación instantánea. Y es que en la vida, en general, nosotros siempre podemos elegir: gasto ahorita vs ahorro y gasto después, por ejemplo. Y casi siempre, estamos eligiendo lo primero porque al menos de corto plazo, nos trae mayor felicidad.

Éstos son los 5 comportamientos más comunes que tenemos y obedecen a una gratificación instantánea:

  1. Celebrar el día de pago: Pero no celebramos ahorrando o invirtiendo, sino gastando en un almuerzo, una salida o una compra el dinero que nos tomó 15 días ganar.
  2. Gastar porque “lo merecemos”: Con el dolor de mi corazón he de admitir que es una frase que le he escuchado solo a mujeres y no a hombres y la lógica o justificación detrás es que para eso trabajan y merecen darse un gusto. El asunto es: ¿Qué es lo que realmente te merecés: una par de zapatos nuevos o una vejez digna asegurada?
  3. Comprar cuando nos sentimos… alegres, tristes, enojados, etc.: Y total que las compras se convierten en un refugio o salida para cualquier emoción. Básicamente tratamos de llenar los vacíos que tenemos a través de las compras. Y eso no tiene fin.
  4. Usar una buena parte del salario en gastos hormiga: Si continuamente te quejás de no poder ahorrar, muy seguramente en los gastos hormiga tenés un buen monto que podrías estar separando para tus metas.
  5. Comprar al crédito lo que podrías comprar de contado: Cada vez que decidís sacar una lavadora a 6 meses, pagando 3 veces su precio, en lugar de ahorrar 2 quincenas y comprarla de contado estás cediendo ante la gratificación instantánea.

De esta manera, liderarás tus finanzas cuando: logrés cambiar tus hábitos, de manera que te permitan dejar de gastar lo que no tenés para luego salir de deudas. Cuando tengás cierto espacio en el presupuesto, podrá comenzar a ahorrar y posteriormente, una vez tengás una buena cantidad ahorrar, podrás invertir y multiplicar ese dinero.

Todo muy lindo y maravilloso hasta aquí, ¿no? Seguramente estás pensando que si fuera tan fácil todos estaríamos ahí. Y aquí es donde entra José Bolaños.

Cómo hackeás tu cerebro

Dos cosas me quedaron claras de la charla que dio José Bolaños:

  1. Todos, todos podemos cambiar.
  2. Necesitamos un compromiso para poder hacerlo.

Y es que cuando de finanzas personales se trata, la mayoría de personas se queda en el deseo: “me gustaría salir de deudas”, “sería bonito ahorrar”, “me encantaría controlar mi dinero”; pero muy pocos llegan a comprometerse con esa persona que quieren ser. ¿Cuántos llegan a decir realmente: “voy a salir de deudas”, “voy a ahorrar”, “voy a controlar mi dinero”?

Si te auto-regalás dos minutos de tu vida para decir cada una de esas frases, te garantizo que la fuerza y motivación que sentís en las primeras 3 es totalmente diferente a la que sentís en las últimas 3: éstas suenan más convincentes porque ya hay una acción de por medio.

Lograremos hackear nuestro cerebro cuando estemos convencidos que la persona que debemos/queremos llegar a ser es mucho mejor que la persona que somos. Y es que nuestra manera de ser SÍ se puede cambiar, a diferencia de lo que solemos pensar de “es que así es él”, “así es ella”.

Si vos identificás comportamientos que en lugar de acercarte a esa mejor versión de vos mismo o misma, te aleja, entonces es momento de dejar ir esos comportamientos particulares y retomar unos nuevos.

Un ejemplo que me encantó de José fue el siguiente. Él contó que le costaba hacer algunas cosas por mera pereza, entonces decidió que no podría utilizar “tengo pereza” como una excusa para no hacer algo. Esto significaba que si alguien le pedía algo y la única razón por la que no quería hacerlo era la pereza, pues tendría que hacerlo a fuerzas.

De esta manera, si su hijo le pedía que jugaran futbol y él tenía pereza, se levantaba inmediatamente a jugar porque no tenía nada más que lo detuviera. Y si su esposa le pedía que fueran al súper y su única excusa para no ir realmente era la pereza, pues no le quedaba más que levantarse a ir. Pero todo esto comienza con un compromiso con vos mismo: quién querés ser y qué querés lograr.

Así mismo, para tener una vida financiera sana, se requiere un compromiso con nosotros mismos y se necesita también convertirnos en determinadas personas. ¿Cómo son las personas que llevan buenas finanzas? Bueno, controlan sus impulsos de compras, no ceden ante la gratificación instantánea, ahorran cada mes, controlan sus gastos, etc. La pregunta ahora es: ¿Qué hábitos deberías dejar ir para convertirte en esta mejor versión de vos?

Por ahí te dejo la interrogante y si querés de hecho ver la charla entera, podés hacerlo dando clic aquí.  Por acá te comparto también unas cuantas fotos de ese día.

La próxima será en Octubre y siempre son gratis, por lo que si querés ir, solo tenés que anotarte en el momento en que se publique el evento J.

¿Y vos? ¿Con qué te vas a comprometer? ¿Qué tenés que dejar de hacer para SER la persona que querés?

Comentarios