Salud, dinero y balance en tu vida: Cómo lograrlo

Balance en tu vida reciclado | Plata con Plática

Si hay algo que me encanta es dar conferencias y ésta es la primera del año con Banco Lafise. Te recuerdo que cada 3 meses estamos haciendo una 100% gratis, abierta al público –aunque con cupo limitado, por lo que hay que anotarse- a la que vos también podés asistir.

En esta ocasión, a propósito de que estábamos comenzando el 2017 y que la mayoría de personas tenemos metas de año nuevo (aquí podés leer las mías), quise aportar un poco al cumplimiento de esos objetivos físicos y financieros.

Y es que casi todos, de alguna manera, queremos mejor nuestra salud –bajar de peso, hacer ejercicio, comer sano, etc.- y mejorar el manejo de nuestro dinero –gastar menos, presupuestar, ahorrar, salir de deudas, etc.-. Con esto en mente, invité a una súper experta en el tema de nutrición.

Conocí a Nidia Báez hace mil años, bueno, hace unos 20 años para no exagerar, porque da la casualidad que estudiamos en el mismo colegio.. aunque ella es un poco más joven que yo :). Nidia es licenciada en Nutrición humana y en ciencias de los alimentos, graduada de Florida State University. Recientemente finalizó su especialidad en nutrición pediátrica con el INCAP y si te estás preguntado dónde la podés encontrar, ella trabaja en el Hospital Metropolitano “Vivian Pellas”.

Por eso y más es que digo que es una súper experta y le pedí que hiciéramos esta conferencia juntas: yo aportando claves para una vida financiera más sana y ella dando todos los tips para encontrar balance en tu vida física y, de esta manera, este año sí logrés cumplir tus metas.

Básicamente buscamos los 5 ejes sobre los que podés balancear tu vida física y financiera, y los explicamos en detalle. Acá te los presento:

Cambiá tu mentalidad

La mejor manea de explicar esto es con imágenes, así que acá te van:

plata con plática salud

plata con plática finanzas

Idealmente hablando

Una manera fácil de distribuir tu plato es 25% carbohidratos, 25% proteínas y 50% verduras.

¿Y en las finanzas? Una manera fácil de dividir tus ingresos es 10% ahorro, 30% deudas y 60% tus gastos. ¡Sencillo! No lo compliqués.

Controlá

Tanto lo que comés, como lo que gastás. Si no llevás un control detallado, es muy fácil pasarte día a día, mes y mes y terminar con kilos y deudas de más. Nidia recomienda llevar un diario de alimentos y bebidas (¡de verdad funciona!) así como un registro de tu peso y medidas en el tiempo. Por mi parte, aunque suene trillado, el presupuesto anual es esencial. Si sos una persona más tecnológica, te recomiendo estas 5 apps para llevar un control de tus gastos.

Pensá en el futuro

Ésta es una de mis partes favoritas. ¿Sabés cuál es el equivalente al ahorro en la vida física? ¡El ejercicio! Y por eso yo voy al gym religiosamente todos los días a las 5:30 am.

Resulta que al hacer ejercicio, tenés beneficios a corto plazo (reducir el estrés, la presión arterial y niveles de azúcar) y a largo plazo (acelerar el metabolismo, reducir depósitos de grasa y mantener tu peso) y si lo querés ver como yo: las calorías que quemás haciendo ejercicio, son calorías de más que después te podés comer con algún gustito ;).

En cuanto al ahorro, lo que sucede es que todas nuestras metas, invariablemente, necesitan de dinero y eso es algo en lo que rara vez pensamos. Por el contrario, me da la impresión que siempre estamos llegando “tarde”: querés comprar una casa, pero aun estás pagando el carro; querés pagar la educación de tus hijos, pero aun estás pagando la casa; querés pensar en tu retiro, pero el pago de tus hijos aun no te deja… y así vamos.

Pensar en el futuro quiere decir que debemos convertir el ahorro en un hábito, porque aunque ahorita nuestras necesidades y prioridades sean unas, muy pronto serán otras y estaremos arrepentidos de no haber pensado en ellas.

Date un gusto

Seguramente has escuchado de los famosos “cheat meal”, ese plato maravilloso de _________ (inserte su comida favorita) que te podés comer una vez a la semana. Si no lo hacés y solamente te dedicás a comer 100% limpio o, peor aún, tratás de seguir una de esas dietas hipocalóricas de X días, lo más probable es que un buen día terminés por acabarte el refrigerador entero.

Igual sucede con las finanzas. No se trata solo de gastar en lo extremadamente necesario sin dejar espacio para un gustito, porque la vida es para vivirla, no para sobrevivirla. Es por esto que dentro de tu presupuesto, siempre debés dejar espacio para la recreación y entretenimiento.. de lo contrario, un buen día agarrarás esa tarjeta a diestra y siniestra y terminarás con mega deudas y una tremenda resaca financiera.

Y finalmente, por acá te dejo unas últimas recomendaciones que aplican a ambos ámbitos de tu vida:

  1. No te des por vencida a la primera: ¿Fallaste un día? ¿Comiste o gastaste de más? NO importa, ¡volvé a comenzar!
  2. Probá con un grupo de apoyo: Contale a personas de tu confianza sobre tus metas físicas y financieras, ellos te ayudarán a mantenerte en el camino adecuado cuando te sintás flaquear.
  3. No ovidés tus costos ocultos: ¿Coca 0 calorías? ¡Te aseguro que los ingredientes que tiene para que sepa igual han de ser más perjudiciales para vos! ¿Planes de ir al cine? Recordá que el gasto no es solo la entrada, sino también tu transporte para llegar y lo que comerás adentro ;).
  4. Visitá un profesional: No pongás tu salud ni tus finanzas en manos de personas que no están capacitadas para aconsejarte de la mejor manera. Como una vez me dijo Nidia: un curso de 2 meses no convierte a nadie en un experto ;). Muchas veces lo barato sale caro y no podés poner tu salud -ni tu dinero- en riesgo.

¡Ah! Y si uno de estos ámbitos se te hace más fácil que otro, simplemente usá lo que pensás y sentís en ése que es más fácil en el otro ;). A mí, por ejemplo, se me hace 10 veces más fácil controlar mis finanzas que mi salud, por lo que cuando la voluntad flaquea, regreso a mi pregunta básica de: “¿Lo quiero o lo necesito?”. Esta comida ¿la quiero o la necesito? Ir al gym hoy, que estoy cansada, ¿lo quiero o lo necesito? Y esta simple pregunta cambia mi mentalidad y va, poco a poco, moldeando mis hábitos.

Y para no perder la costumbre, en este link podés ver la conferencia entera en caso que te la hayás perdido :). La próxima conferencia será en abril, si hay algún tema que te gustaría abordara, lo podés dejar en los comentarios. Acá te dejo unas cuantas fotitos del evento.

Comentarios

Artículos relacionados