Coronavirus y finanzas: 5 consejos para prepararte

Confieso que hasta hace dos días, el coronavirus no me preocupaba. El hecho de que no hubieran casos -al menos reportados- en Nicaragua, que la tasa de mortalidad fuera baja y que se hablara de una “gripe”, me tenía tranquila.

Sin embargo, el miércoles por la noche comencé a leer muchos artículos de varios países sobre el tema y comencé a darle la importancia que se merece. Y sí, me estresé. Ya ayer en la mañana amanecí con la sensación de que esto sí nos va a tocar y nos tenemos que preparar.

Cada vez es más evidente que el brote del coronavirus causará una desaceleración económica. Muchas cadenas de suministro se están viendo interrumipidas; la importación y exportación de productos va a estar complicada; la industria de viajes -y el turismo en general- viene en picada; eventos deportivos están siendo cancelados, así como conferencias, seminarios y demás.

Yo misma pude, en un solo día, sentir esto:

  1. Tenía una conferencia para el viernes a las 9:00am, y la cancelaron el día anterior a las 4:00pm, porque la dirección regional de la empresa mandó a posponer todo evento que implicara conglomeraciones.
  2. He estado monitoreando un viaje en hopper, esperando que baje para comprar. Me llegó una notificación de que el precio cayó a $198.00. Un precio que NUNCA (de verdad, jamás de los jamases) voy a encontrar y por un lado es tentador comprarlo… por otro lado, me da miedo porque al no saber cuánto tiempo va a durar esto, podría ser que no llegué a realizar el viaje con tanta frontera cerrada.

El mercado bursátil se está desplomando, ahora un 25% por debajo de los máximos históricos y, aunque los datos económicos anteriores se ven geniales, esas cifras rápidamente caerán por un precipicio. Así es que, sin ser alarmista, pues yo de verdad le huyo a eso, sí es bueno que nos preparemos y preparemos nuestras finanzas para una posible recesión.

5 consejos para prepararte

1. Comprá lo que necesités

Y solo lo que necesités. Nada peor que la histeria colectiva. Ya todos sabemos que no hay mascarillas, no hay alcohol gel y se está agotando el papel higiénico -no entiendo por qué- en muchos lugares.

Sé que la situación da miedo y que nuestro instinto de supervivencia nos dice que es mejor tener todoooo en casa por si las moscas. Pero, dos cositas:

  • Tener la alacena de 3 meses te va a dejar sin flujo y si al final no lo usás, habrá sido un desperdicio.
  • Tenemos que dejar lo suficiente también para los otros. Pensalo así: ¿De qué te sirve tener todo el acohol gel del mundo en tu casa y echarte cada 5 minutos, si la gente a tu alrededor no tiene? Tus probabilidades de contagio son más altas.

Así que está bien prepararse y comprar tu atuncito, agua y frijoles enlatados para un tiempo, si eso te da seguridad. Pero ¡todo con medida! Pensando en tus finanzas y en los demás.

2. Revisá y prepará tu presupuesto

Dicho esto, esas compritas, sean las que sean, te van a dar un golpe en el presupuesto. Así que también es momento de sentarse a ver -o hacer, si es que has vivido sin uno- y analizar tu prespuesto.

Revisá tus gastos para comprender qué áreas no esenciales pueden reducirse en caso de desaceleración. Una de las mejores formas de sobrevivir a una recesión económica es dimensionando correctamente tus hábitos de gasto.

Si estás cargando un saldo en la tarjeta de crédito, es un excelente momento para comenzar a abonar más e intentar limpiar. Aunque parezca irónico, en estos momentos resulta tentador ceder a la inflación del estilo de vida y muchas veces pagamos eso con el plástico.

Y, solo por si lo estás pensando: tu seguro es un pésimo lugar para ahorrar. ¡Sobre todo en estos momentos! De paso, si tenés seguro médico, dale una llamadita a tu corredor y preguntale si estás cubierto en estos casos y qué tanto. 

3. Sé realista

Si estás en una industria que se pudiera ver afectada directamente y que, por tanto, tus ingresos se pueden venir de picada (como es mi caso con las conferencias), tenés que presupuestar lo más conservador y REALISTA posible.

De nada te sirve ponerte un pañuelo, bajar todos los santos y decir que no te va a afectar, cuando es probable que sí lo haga.

Y eso quiere decir que si aun no has estado gastando frugalmente, es momento de considerar una dieta financiera. Ahorita no es momento de gustitos y lujitos. No es momento, como hicieron los italianos, de aprovechar el home office para ir a bares y al café. No es bueno para tu salud y no es bueno para tus finanzas.

¡Ah! Y si ves la posibilidad de que tus ingresos caigan, armá tu plan desde ya. Dos preguntas: ¿qué gastos vas a recortar? ¿Qué más podés hacer para compensar en esos ingresos?

4. Hacé uso de tu fondo de emergencia

¿Te acordás de ese fondo de emergencia en el que tanto énfasis he hecho? Muchas personas lo comenzar a entender después de abril 2018 y la gran cantidad de personas que se quedaron sin empleo o vieron sus ingresos seriamente reducidos.

Este virus se convierte en nuestro 2do llamado de atención reciente.

Si fuiste precavida o precavido y lo armaste, ¡esto es una emergencia! Así que si en el punto anterior te diste cuenta que efectivamente tus ingresos se verán reducidos, pues ahora es cuando usarlo.

Y si no lo has armado, ¡es mejor comenzar hoy que mañana!

5. No vayás -físicamente- a hacer gestiones innecesarias.

Constantemente hago énfasis en el valor y poder de la teconlogía. ¡Tantas cosas que podemos hacer ahora desde la comodidad de una pantalla! Y ahí seguimos muchos yendo directamente a las sucursales a pagar, pedir, depositar, retirar, etc.

Si la tecnología no ha sido tu amiga, quizá esta sea la oportunidad de conocerla y usarla mejor. Tené acceso a tus cuentas bancarias y hacé tus pagos, depósitos, consultas y todo lo posible a través de sus webs, redes sociales, chatbots, o lo que tengan. Evitá lo máximo posible, por mera precaución, asistir a lugars concurridos.

Aprovecho para dejarte esta invitación. Este domingo 15 de marzo daré un webinar gratuito para analizar y explicar de forma sencilla e integral qué está pasando en el mundo, junto a 5 grandes de las finanzas personales de América Latina:

Hablaremos sobre qué tiene ver el Coronavirus con los precios del petróleo, del dólar, las medidas que Europa y Estados Unidos han tomado, la emocionalidad y el miedo que sentimos en estos momentos de incertidumbre, y cómo todo esto afecta nuestras Finanzas Personales y Bienestar Financiero .

Te mostraremos qué hacer, qué esperar y cómo prepararte para lo que sigue.

¡Gracias Juan Camilo por armar este Webinar que tanto ayudará!

Da clic en esta imagen para inscribirte.Será este domigno 15 a las 5:00pm hora de Nicaragua.

Comentarios