¿Cómo iniciarte en el mundo de las criptomonedas?

¿Cómo iniciarte en el mundo de las criptomonedas?

Las criptomonedas pueden ser utilizadas para varios propósitos: inversión, pagar productos y/o servicios, ahorro y realizar transferencias internacionales. 

Este artículo no pretende ser un consejo de inversión ni mucho menos, únicamente sirve como guía para los que eventualmente se vean motivados, por la razón que sea, a comprar criptomonedas. 

Invertir en criptomonedas puede parecer complicado, pero es mucho más fácil cuando separas el proceso en etapas. Comprar criptomonedas es cada vez más fácil y las opciones se han multiplicado para los nuevos participantes del mercado. 

¿Qué se necesita?

1. Una cuenta en una plataforma de intercambio de criptomonedas.

2. Identificación personal si estas usando una plataforma que da relevancia al conozca su cliente –KYC o know your client.

3. Una conexión segura al internet.

4. Un método de pago. Los métodos de pago válidos son: cuenta bancaria, tarjeta de débito y tarjeta de crédito. También es posible obtener bitcoins directamente desde un cajero automático especializado en los países donde ya existen. 

Paso 1: Escogé una plataforma de intercambio de criptomonedas

Registrarte en una plataforma para el intercambio de criptomonedas te va permitir comprar, vender y retener criptomonedas. La mejor practica es usar una plataforma que permita a sus usuarios, retirar sus criptomonedas a una billetera digital personal para un seguro almacenamiento. Para los que solo desean tranzar con ₿ bitcoin o cualquier otra criptomoneda, esa característica puede no ser relevante.

Hay muchas plataformas de intercambio de criptomonedas. Al ser la esencia del  bitcoin –o BTC– la descentralización y la soberanía individual, algunas plataformas permiten a los usuarios permanecer en el anonimato y no requieren que los usuarios ingresen sus datos personales. Estas plataformas operan de forma anónima y generalmente esta descentralizadas, lo cual significa que no tienen un regulador.

En este momento, sin embargo, las plataformas más populares no están descentralizadas y requieren KYC –know your client–. En los Estados Unidos, dentro de las principales plataformas destacan: Coinbase, Kraken, Gemini y Binance –actualmente la más grande–, por nombrar algunos. Cada uno de estas plataformas ha crecido significativamente en la cantidad de funcionalidades que ofrecen.

Paso 2: Vincular tu plataforma a un medio de pago

Una vez que hayas elegido una plataforma, se debe tener a mano los documentos personales. En dependencia de la plataforma, estos pueden incluir foto de la licencia de conducir, número de seguro social, así como información sobre el empleador y la fuente de ingresos. Esta información va ir en dependencia de la zona donde vivas y las leyes que regulen la materia. En el caso de Nicaragua ya se han dado los primeros pasos para regular los activos virtuales –Reglamento de proveedores de tecnología financiera y la Ley 1072–, pero todavía no existe un proveedor local que se dedique a ofrecer este servicio.

Después que la plataforma se haya asegurado de la identidad y la legitimidad, podes vincular un medio de pago. En la mayoría de las plataformas podés vincular una cuenta bancaria –no es el caso de Nicaragua– o enviar una transferencia internacional a la cuenta que indique el trader. En algunas plataformas permiten vincular tarjetas de debito o crédito. 

Existen diferentes tarifas para los depósitos a través de una cuenta bancaria, tarjeta de débito o crédito. Coinbase es una buena opción de plataforma para principiantes. Tiene una tarifa de 1.49% para cuentas bancarias, y una tarifa de 3.99% para tarjetas de débito y crédito. Es importante investigar las tarifas asociadas con cada opción de pago, lo cual nos ayudará a elegir la plataforma y la opción de pago que más nos convenga. 

Las plataformas además cobran por transacción. Esta tarifa puede ser fija –cuando el monto transaccional es bajo– o un porcentaje del monto tranzado.

Paso 3: Fijar o poner una orden

Una vez que has escogido una plataforma y vinculado un medio de pago, podes comprar ₿ bitcoins y otras criptomonedas. En los últimos años el intercambio de moneda se ha convertido en algo más convencional. Las criptomonedas que alguna vez se consideraban una estafa o una práctica cuestionable, se está transformando lentamente en una industria legítima que ha atraído el interés de todos los grandes actores de la industria de servicios financieros.

Paso 4: Almacenamiento seguro

Las billeteras de criptomonedas son una manera de almacenar activos digitales de forma más segura. Tener tus criptos fuera de la plataforma y en tu propia billetera personal, garantiza que solo vos tengas control sobre la clave privada de tus fondos. También te brinda la capacidad de almacenar fondos fuera de una plataforma y evitar el riesgo de que su plataforma sea pirateada y se pierdan los fondos.

Si bien la mayoría de las plataformas ofrecen billeteras para sus usuarios, la seguridad no es su negocio principal. Por lo general, no se recomienda usar una billetera de la plataforma para guardar grandes cantidades criptomonedas o para mantenerlas en el largo plazo.

Algunas billeteras tienen más funciones que otras. Algunas sirven solo para ₿ bitcoins y otros ofrecen la capacidad de almacenar diferentes tipos de criptomonedas.

Cuando se trata de escoger una billetera para tus ₿ bitcoins, existen muchas opciones. Lo primero que necesitas entender acerca de las billeteras para criptomonedas es el concepto de hot wallets, billeteras en línea; y cold wallets, monederos físicos.

Hot wallets

Las billeteras en línea por lo general son llamadas “hot wallets”. Hot wallets que se ejecutan o se desarrollan en dispositivos conectados al internet como computadoras, teléfonos o tablets. Esto puede crear vulnerabilidad porque esas billeteras generan las llaves privadas a tus monedas en estos dispositivos conectados al internet. La hot wallet es muy práctica por el hecho de que te permite acceder y hacer transacciones con tus activos fácil y rápidamente; almacenar tus “llaves” (contraseña) en un dispositivo conectado al internet lo hace más susceptible a los hackers.

Cold wallets

La descripción más sencilla de una “cold wallet” es una billetera que no está conectada al internet y por tanto tiene un riesgo mucho menor de verse pirateada o hackeada. También se les conoce como offline wallets o billeteras de hardware (físicas).

El tipo de “cold wallet” más comúnmente utilizado es una billetera física. Un hardware que suele ser un dispositivo de unidad USB que almacena las claves privadas de un usuario de forma segura offline. Dichas billeteras tienen serias ventajas sobre las hot wallets, ya que no se ven afectadas por virus que podrían estar en la computadora. Con las billeteras físicas, las claves privadas nunca entran en contacto con su computadora conectada a la red o software potencialmente vulnerable. Estos dispositivos también suelen ser de código abierto, lo que permite a la comunidad determinar su seguridad a través de auditorías de códigos en lugar de que una empresa declare que su uso es seguro.

Las cold wallets son la forma más segura de almacenar ₿ bitcoins u otras criptomonedas. La desventaja, sin embargo, es que requieren un poco más de conocimiento para configurar.

Una buena manera de estructurar sus billeteras es tener tres cosas: una plataforma para comprar y vender, una hot wallet para almacenar cantidades pequeñas o medianas de criptografía que querrás intercambiar o vender, y una cold wallet (billetera física) para almacenar montos más grandes por largos períodos.

En Nicaragua la legislación permite que los bancos o proveedores de tecnología financiera de servicios de pago brinden el servicio de compra venta e intercambio de monedas virtuales. Esperamos que pronto exista una empresa que pueda ofertar este servicio para los entusiastas del blockchain y las criptomonedas.

Con todo, ¿te aventás al mundo de las criptomonedas? ¿Le entrarías para invertir, ahorrar o como método de pago y/o compra?

Marzo – IG GRID 21 | Plata con Plática

Comentarios

Artículos relacionados