Tomá el desafío de ahorrar las próximas 52 semanas

Soy una persona de hábitos e intento repetir y mejorar todo aquello que veo que funciona. Esto lo aplico en mis finanzas personales, en mis relaciones, en mi salud, en mi alimentación, en mi trabajo… y también con mi blog.

Me encanta probar cosas nuevas: algunas funcionan muy bien, otras durante un corto tiempo y siempre hay las que fracasan desde el inicio y yo estoy bien con eso, pues estoy convencida que solo probando mejoramos, y solo fallando rápido aprendemos y lanzamos algo aun mejor.

Una de esas cosas que sí ha resultado muy bien es el desafío del ahorro que comenzamos juntos hace 3 años. Sé que ha funcionado por dos grandes razones:

  1. Los testimonios de muchos de ustedes que han contaron sus historias en el 2016 y 2017.
  2. El número creciente de personas que cada año se suma a esta iniciativa.

Ya desde hace la semana pasada comenzaron a llegar los mensajes preguntando cuándo comenzábamos con el desafío y, como lo prometido es deuda, acá estamos: ¡este es el inicio! He disfrutado muchísimo ver la motivación para mejorar su vida financiera con que arrancan este año y el ahorro es parte esencial de ese camino.

Es importante que mantengamos esa impulso y esas ganas de mejorar, cumplir y ahorrar TODO el año. ¿Que no es fácil? Por supuesto que no lo es, pero es que NADA que realmente valga la pena en la vida es fácil.

Si vos tenés metas y sueños por cumplir, sin el ahorro se hacen imposibles. ¿Sabés por qué? Porque cada una de esas metas, invariablemente necesitan de dinero. Justamente ayer me escribía una chava de 17 años y me decía que desde los 12 años ha estado ahorrando para comprarse un carro a los 18 y dije ¡wow! ¿Qué tal si todos fuéramos así? Y no solo eso, se había propuesta meterse al gimnasio este año y estaba consciente del gasto nuevo que implicaba y quería presupuestarse.

Muy pocas personas son así de ordenadas y planificadas por naturaleza, pero eso no quiere decir que no se pueda aprender. El caso es que el desafío del ahorro –y el hábito del ahorro, en general- es parte esencial de nuestra vida (no solo la financiera) y, antes de empezar, debés tener una meta clara. ¿Estás ahorrando para la prima de una casa de o de un carro, para pagar deudas, irte de vacaciones, estudiar o emprender?

El desafío del ahorro

Este desafío es bastante sencillo, pero igual te facilito esta tabla para que la imprimás y vayás marcando tu ahorro semanal. Se trata de ahorrar $1.00 dólar la primera semana de enero, $2.00 la segunda semana, $3.00 la tercera semana… y así el resto del año.

En otras palabras, se trata de ahorrar un dólar incremental cada semana. Acá abajo podés ver la imagen completa y si te vas hasta el final, TA-RÁN $1,378.00 dólares cerrando diciembre. De nuevo, ¿cuántas veces has terminado el año con ahorro en lugar de deudas?

Si lo primero que ves es lo mucho que toca separar en diciembre y te desanimás, mejor ve lo poco que debés ahorrar las primeras semanas y hacé lo que varias personas han aprendido en el camino: ¡a separar desde ya! Un querido lector e integrante del grupo del ahorro, Carlos Guardado, justamente compartió hace unos días que de lo que le quedó en diciembre, ya había separado un monto para el próximo diciembre y así no sentirá la carga tan pesada.

Nuestra mente es experta en ponernos excusas y aunque una parte de vos quiera ese ahorro, es probable que otra te diga “no podés”, “no lo intenés”, “es muy difícil”, “vas a fracasar”, etc. No escuchés a esa parte negativa y tratá de salir de tu zona de confort.

Muchísimas personas están convencidas que el ahorro va a llegar cuando les sobre el dinero, cuando no tengan deudas, cuando bajen las responsabilidades, cuando ganen más, etc.… y la realidad es que somos nosotros quienes decidimos ahorrar y que éste, más que un tema de monto (de cuánto gano o puedo separar) es un asunto de hábito.

Ciertamente podría llegar una semana en que sintás que no podés ahorrar más, yo te sugiero que te quedés ahí y continués ahorrando ese mismo monto el resto del año.

Por ejemplo, imaginá que vos comenzás nítidamente tu desafío y al llegar la semana 25 te das cuenta que no podés ahorrar más de $25.00 dólares semanales (o $100.00 mensuales), entonces elegí esa cifra ($25.00) como tu monto máximo semanal y quedate ahorrando esa cantidad semanal el resto del año.

De nuevo, ¡lo más importante es que terminés! No porque sea un juego, sino porque si vos lográs ahorrar el mismo monto durante un año seguido, habrás instaurado este hábito en tu vida y te acompañará siempre sin importar tu nivel de ingresos.

¡Ah! El jueves a las 12:00 tenemos una cita en un #PlataConPláticaLive, donde abordaré todas sus preguntas y dudas con respecto a este desafío.

Otras propuestas de ahorro

Sé que este desafío no es fácil y no es para todos. Al comienzo, cuando vemos los montos bajos las primeras semanas nos emocionamos, pero cuando los meses van pasando y los montos van subiendo, la cosa no es tan sencilla y muchos mueren (por esta razón u otras) a mitad de camino.

No me cansaré de repetir que lo más importante del ahorro es el hábito, no el monto. De la misma manera en que propuse el año pasado, te comparto otras opciones de ahorro, para que VOS elijás la que más se ajusta a tu vida, circunstancias e ingresos:

  • Hacelo quincenal o mensual: Esto, de hecho, es lo que hacen muchísimas personas y es que la mayoría gana quincenal o mensualmente, por lo que se les hace más fácil separar todo el monto a ahorrar el día de pago. Solo calculá cuánto te tocaría por esa quincena o mes y mandalo sin pensar a tu cuenta de ahorro.
  • Hacelo a la mitad: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá $0.50 centavos de dólar y así sucesivamente el resto del año. $689.00 dólares ahorrados al finalizar es mejor que $0.00 ahorrado.
  • Hacelo de $10.00 en $10.00: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá $10.00 dólares cada semana, durante las 52 semanas del año. $520.00 dólares ahorrados al finalizar el 2018 es mejor que $0.00 ahorrado.
  • Hacelo de $5.00 en $5.00: Es el mismo principio de la opción anterior, solo que con un monto aun más pequeño. ¿Resultado? $260.00 dólares, ya lo podés ver como otro aguinaldo.
  • Hacelo en córdobas: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá C$1.00 córdoba y así sucesivamente el resto del año. C$1,378.00 córdobas ahorrados al finalizar el 2018 es mejor que $0.00 ahorrado.
  • Hacelo de C$10.00 en C$10.00: En lugar de ahorrar $1.00 dólar la primera semana, ahorrá C$10.00 córdobas cada semana, durante las 52 semanas del año. C$520.00 córdobas ahorrados al finalizar el 2018 es mejor que $0.00 ahorrado.
  • Cualquier otra opción: ¿Tenés más ideas? ¿Tenés otros montos? Por favor hace vos tu propio ahorro e, incluso, compartilo con otros en los comentarios.

Dónde ahorrar

Una de las cosas que repito constantemente en mis conferencias y talleres es que el dinero se guarda en el banco, no debajo del colchón o en la última gaveta. ¿Por qué?

  1. Solo en el banco tu dinero está seguro. En tu casa, cualquier cosa podría pasar, desde robos, hasta incendios, y ni mencionar esos auto-préstamos (maquillados de tentación) que nos hacemos y no nos auto-pagamos.
  2. En el banco tu dinero gana intereses. Es mínimo, sí, es verdad, pero 1% es mejor que nada.
  3. Si es tu primera cuenta, te convertís desde ya en una persona bancarizable y en el momento en que necesités un crédito, te va a ser mucho más fácil –y barato comparado con otras instituciones- conseguirlo.

Si ya tenés una cuenta de ahorro que quizá no estás usando, podés perfectamente depositar ahí tu dinero.

Si no tenés una cuenta de ahorro y te preocupa no tener el dinero suficiente para abrir una, te recomiendo la cuenta amigo de Banco Lafise, que se abre exactamente con $1.00 dólar. Adicional al monto mínimo de apertura, tenés la facilidad de abrirla desde la comodidad de tu casa o trabajo, pues ya lo podés realizar a través de su cuenta de Facebook, a través de su WhatsApp (7878-8888) o su página web.

Cómo hacerlo:

  1. Manadales un inbox.
  2. Explicales que querés abrir tu cuenta amigo para el desafío del ahorro de Plata con Plática
  3. Seguí sus instrucciones. Los requisitos que debés tener a mano son tu cédula, una referencia personal y el número de cédula de tu beneficiario.

Así que más fácil, ¡imposible! Cero excusas para tener su cuenta de ahorro y para comenzar con este desafío anual.

¡Empecemos!

Ahora sí, después de toda esta explicación, ha llegado el momento de que este 2018 sea tu año del ahorro y que esa cuenta termine con varios ceros a tu favor y no en tu contra.

Inscribite aquí al desafío del ahorro y yo te enviaré un correo cada semana para recordarte cuánto debés estar ahorrando y compartirte información útil para continuar hasta el final. ¡Estamos juntos en esto! ¿Quién dijo yo?

Comentarios