9 Medidas de seguridad para esta Navidad

El siguiente post es presentado por Seguros LAFISE

Diciembre ya está aquí y, para muchos, con este mes se vienen también un sinnúmero de celebraciones: Navidad, graduaciones, bodas, Purísimas, fiestas del trabajo, entregas de amigo secreto; etc.

¡Qué rico es celebrar y disfrutar! Pero, qué mal la pasamos cuando eventos inesperados y dolorosos (para los que no estamos preparados) nos suceden en esta época.

La buena noticia es que aunque no podemos andar blindados por la vida, sí hay medidas de precaución que podemos tomar para evitar desastres en esta (y en cualquier otra) época. Para que todos celebremos con tranquilidad y no empecemos enero con más deudas de las que terminamos antes de diciembre, además de contener nuestros gastos navideños, acá te traigo unas cuantas recomendaciones con respecto a tu hogar, tu auto, viajes y VOS:

Medidas de Seguridad en Navidad

  1. Sé que la decoración es una de las cosas más lindas de esta época, pero a veces por querernos ahorrar unos pesos, terminamos por gastar montones. Evitá comprar luces baratas y hacer conexiones eléctricas caseras, para prevenir un recalentamiento que puede desencadenar una chispa o una llama y combustión a los objetos más cercanos.
  2. Si vas a tener árbol de Navidad, no lo ubiqués muy cerca de las ventanas con cortinas o al lado de un sofá. La razón es que una llama es un peligro latente, y en esos lugares sería muy fácil que se generara un incendio.   ¿Sabías que toma solo 6 segundos que un árbol de navidad genere un incendio y que además, puede consumir una sala completa en  menos de 3 minutos?
  3. Otro punto a tomar en cuenta es la pólvora. Cuando yo estaba pequeña, un 7 de diciembre, mientras jugaba con unas primas con candelas romanas en las manos, mi vestido comenzó a agarrar fuego. No me pasó nada, pero el susto que pasé fue inmenso. Así que, a tener cuidado:
    1. Al comprar pólvora, transportala en un medio seguro. No la pongás en tus bolsillos o en la carrocería caliente de tu auto.
    2. Evitá tener las manos sucias de algún producto inflamable al manipular pólvora.
    3. Quemá tu pólvora en zonas abiertas, fuera de líneas de alto voltaje o casas, pues es una fuente directa de calor.
    4. Y, por supuesto, para evitar incidentes como el que me pasó a mí, no dejés que tus pequeños manipulen pólvora sin tu supervisión.
    5. Si algo llegase a suceder, el mejor remedio para una quemadura en la piel es colocar el área afectada 20 minutos sumergida o en un chorro constante de agua al tiempo. Ojo con esos “remedios caseros” con los que, a veces, más bien podés contraer una fuerte infección y producirte más dolor.
  4. Hablando de niños y niñas, prestemos extra atención en estas fechas. Si estás atareado o atareada cocinando y horneando, que tus hijos no estén cerca de la cocina: toma unos segundos que algo se vuelque y acabe sobre la piel de tus niños. Si pensás ir al mar o a una piscina, NUNCA los dejés por su cuenta, aunque creás que les “estás echando el ojo”.
  5. Sé que es época de celebrar y que muchos asocian esto con tomar. Por favor, evitemos manejar tomados. Sin ánimos de sonar como abuelita o como disco descompuesto, si pensás tomar, no manejés. Ya tenemos demasiados accidentes y muertes causadas por accidentes en el país, para que le sigamos sumando en esta época. Recordá que, aunque vos seás a quien choquen, si te toca afectar tu póliza de daños propios, no te cubrirá si vas bajo los efectos del alcohol, estás expuesto a multas, suspensión de licencia y a accidentes que te afectan no solo vos, sino también a terceras personas.
  6. En este mismo sentido, otro mal hábito que tenemos –y sí, aquí yo también me incluyo- es andar con el celular como si nuestra vida dependiera de él. Esto incluye en el carro: mientras estamos en un alto e, incluso, cuando vamos manejando. De nuevo, podemos ocasionar terribles accidentes por no querernos esperar 10-15 minutos hasta llegar a nuestro destino. ¡No texteemos y manejemos! Y si ya de verdad no podes esperar, parqueate en una zona segura y contesta el teléfono, recordando poner las luces de parqueo.
  7. El tráfico en el país se está poniendo pesado y en esta época parece estar peor. Manejá con precaución, da pasada, prepará tu mente para el tráfico y salí con bastante tiempo hacia tu destino, para que no manejés con desesperación en las calles.
  8. ¡Ah! Y si además pensás salir de la ciudad (como este fin de semana pasado que aparentemente todo el mundo andaba en diversas playas), revisá tus documentos y seguro de tu auto, así como los accesorios, pues cualquier imprevisto puede pasar en la carretera. También recordá que es importante le des una revisada a la parte mecánica para que no pasés apuros con un recalentamiento por ejemplo. Tené a mano los números de la asistencia de tu póliza por si llegas a necesitar una grúa, un cambio de llanta, etc.
  9. Siguiendo esta misma línea, si vas a salir de tu casa, te recuerdo que el índice de robos suele subir en esta época. Asegurate de dejar todo bien cerrado (si hay alarmas, hay que sacarles el jugo) y evitá incidentes alejando de las ventanas cosas de valor: computadoras, regalos, celulares, etc. Si te llevás bien con alguno de tus vecinos, nunca está de más que les pidás echarle un ojo a tu hogar en tu ausencia.

Sé que esta es una época linda para muchos y que queremos pensar y sentir todo lo bueno, pero no podemos obviar que cosas malas pueden ocurrir si no estamos atentos o si no somos precavidos.

Recordá que los seguros (¡el que sea!) están ahí para apoyarte en los momentos más inesperados y de mayor necesidad, pero lo ideal y que todos queremos, es que no nos ocurra nada y esto depende, en gran medida de nosotros y del cuidado que tengamos.

Ser prudente no solo te salva la vida, también te ayuda a que gastés mucho menos, sobre todo cuando son gastos no planificados.  ¡Disfrutá este diciembre con tus seres queridos de la mejor manera!

Comentarios