Presupuestando, ahorrando y realizando el viaje más caro del año

Eso es lo que implicó el viaje a Orlando de la semana pasada: el viaje más caro del año. Pero esto no nos tomó por sorpresa, no, desde que lo ideamos a comienzos del 2016, sabíamos lo que esto implicaría.

De hecho, el plan original era realizar este viaje a finales del 2016, pero precisamente porque nuestro presupuesto y ahorros no lo permitieron, decidimos mover la meta de viajar para finales del 2017.

Por qué Orlando

Y si no tenés ni idea de lo que estoy hablando, retrocederé un poco en el tiempo. A finales del 2016, justamente en el último post del año, compartí mis metas para el siguiente. Estas metas las dividí en:

  • Finanzas Personales.
  • Viajes
  • Ejercicio

Dentro de viajes, nosotros queríamos hacer un viaje a Cuba (donde nos terminamos comprometiendo), yo haría un viaje sola a FinCon, en Texas (donde aprendí como nunca) y este viaje final a Orlando con el princeso y el mini princeso, porque lo queríamos llevar a Universal Studios.

Sí, era un gran desafío y por eso comenzamos a presupuestar y separar dinero desde enero, cada mes para cada una de esas metas. No fue fácil y debo confesar que en algún momento (especialmente con la boda en el medio) pensé que el viaje no sería posible.

Pero Dios tiene sus maneras de trabajar en nuestras vidas, nos trajo más trabajo al final y llegamos a la meta.

Algunos amigos me han preguntado el por qué la prisa de hacer el viaje justamente cuando lo planificamos, si bien pudimos haber esperado un poco más y hacerlo después. Y sí, tiene sentido… excepto que muchas de nuestras condiciones están por cambiar.

Como te conté en este post, el princeso y yo queremos tener una Ela-bebé este año y eso implica dos cosas:

  1. El gasto será alto y, por lo tanto, no podemos andar viajando como hemos hecho los 2 años anteriores.
  2. Ni con una panza, ni con un recién nacido, se puede andar en un parque de diversiones.

Desde que compartí sobre el plan de hacer este viaje, allá por julio del 2017, muchísimas personas me escribieron para pedirme los tips y presupuesto de viaje. Y, como siempre he creído que al cliente hay que darle lo que pida, acá estoy cumpliendo.

El viaje

Nos fuimos el lunes 25 de diciembre a Miami y ahí rentamos un carro para irnos a Orlando.

Eso sí, antes pasamos almorzando con mi familia (prácticamente el 60% de mi familia vive ahí) y partimos a las 5:40 pm a nuestro destino. Todos nos decían que en 3 horas y media llegaríamos, pero a nosotros nos tomó casi una hora adicional.

Resulta que aunque el límite de velocidad dice 70 mph, la gente iba a  80 – 90 y TODOS nos pasaban. Nos sentíamos un poco inseguros manejando en una ciudad desconocida, con un carro que no era de nosotros y una velocidad que no estábamos acostumbrados. Pero llegamos.

La mañana del 26 nos levantamos temprano porque el parque abrí a las 9:00 am. ¡Ah! Un punto importante es que el mini princeso no tenía ni idea para dónde iba, le habíamos dicho que nos veríamos con una tía en un mall, pero que no podríamos ir a ningún parque por falta de dinero.

Después de un par de malos giros y unas cuantas perdidas, dimos con la entrada y ¡tuvieron que haber visto su cara de emoción cuando supo que íbamos a Universal Studios! Simplemente, no tenía precio.

La entradas a los parques era una locura con la cantidad de gente que había, filas por todos lados y para cada cosa. Pasamos ese día hasta casi las 9:00pm en Universal Studios y no podría decir cuál de los 3 disfrutó más.

Habíamos planificado salir temprano el día siguiente para aprovechar el tiempo, pero el cansancio del día anterior hizo que nos durmiéramos más de la cuenta. Pasamos en la Isla de la Aventura desde las 9:00am hasta las 5:00pm. Y a esa hora nos fuimos manejando a Cape Coral, para pasar 2 días con otra tía.

El 29 partimos de regreso a Miami y ahí estuvimos hasta el 2 de enero. En Miami salimos y gastamos, pero no tanto como en Orlando por varias razones:

  1. Teníamos hospedaje, donde mi familia, por lo que no había hotel que pagar.
  2. Comimos casi todos los tiempos de comida en casa.
  3. Salimos con algunos amigos que nos llegaron a recoger y a dejar.
  4. Los días que sí comimos fuera, no fue en lugares carísimos.
  5. Hicimos muchas cosas, como caminar y conocer, que no implicaban una entrada como tal.

Dentro de las cosas interesantes que pasaron, los muchachos fueron a ver jugar a los Miami Dolphins (de quien Yassir es mega fan) GRATIS porque tuvieron la suerte que uno de mis primos había comprado entradas y no podría ir. Y el mini princeso se encontró a una tal Lele Pons en un restaurante.. sí, fue de groupie a pedir su respectiva foto.

Cuánto gastamos

Sí, sí, sé que es un blog de finanzas personales lo que estás esperando es saber precisamente esto: de cuánto estamos hablando. Y como he hecho con otros viajes (Cuba, México, Miami, Corn Island) acá te doy el detalle.

Ojo, esto es solo lo que gastamos en lo que al viaje a Orlando se refiere. Pero, como dije antes, queríamos aprovechar el viaje para que el mini princeso conociera otra ciudad y para que yo viera a mi familia.

Así que acá te comparto otros gastos que tuvimos, por ejemplo, el llevar al niño al Miami Zoo y todos los Uber en los que nos tuvimos que mover.

Para algunos será carísimo, mientras para otros serán centavos. Así funcionan las finanzas personales y, como siempre digo, lo más importante es que vivamos dentro de nuestro presupeusto y nuestras posibilidades. En nuestro caso, hemos tenido la bendición que trabajar 11-12 horas al días en varios proyectos e invertir en ellos parte de nuestros ahorros ha hecho que éstos se multipliquen. Esto es, en gran parte, lo que nos ha permitido hacer éste y otros viajes.

De nuevo, las personas debemos enviar nuestro dinero hacia aquello que más nos importa y más felicidad y satisfacción nos trae a largo plazo: eso significa los viajes para nosotros. ¡Nos gusta invertir en experiencia y nos llena enormemente! Y, como le expliqué en algún momento del viaje al mini princeso, para poder hacer este viaje dejamos de hacer otras cosas y nos restringimos en otras, pues recordá que todo peso que te gastás hoy es todo peso que te hará falta el día de mañana en algo más importante.

Y aquí hubiera querido compartirte cómo funcionaron los gastos del mini-Yass y es que, parte del objetivo de viaje también fue darle un par de lecciones sobre el manejo del dinero. Pero, que no cunda el pánico, este sábado daremos más detalles del viaje en #AjáContameMás y ahí lo estaremos platicando.

Cada vez que queramos viajar –o hacer cualquier cosa, en realidad- debemos tener claro cuánto nos va a costar y el tiempo que debemos pasar ahorrando para poderlo pagar. No vale la pena aplicar la de “después de un gustazo, un trancazo”. Es mucho más rico ahorrar para tu meta, viajar con tu dinero y regresar a la realidad sabiendo que no tenés deudas.

Lecciones aprendidas:

  • El 25 de diciembre es un día FAN-TÁS-TI-CO para viajar a USA, pues como ellos están celebrando Navidad, los vuelos, aeropuertos y carreteras están vacías.
  • El 2 de enero, por otro lado, es un TE-RRI-BLE día para viajar, porque todo el mundo está regresando a sus hogares. Las filas por todo el aeropuerto eran una locura y el viaje venía tan lleno, que ni siquiera nos pudimos sentar juntos.
  • El viaje directamente a Orlando es más barato y te ahorrás la alquilada del carro, pero si tenés familia en Miami (como yo) y los querés pasar viendo, pues te toca asumir el gasto adicional.
  • Si vas a rentar un carro por más de 3 días y vas a pasar otros días en la ciudad, mejor rentalo la semana entera. Al final, el costo de alquiler por semana era más bajo que por día y tuvimos que gastar mucho más en Uber.
  • Buscá un hotel que tenga el desayuno incluido, por más básico que sea. Cualquier restaurante de comida rápida en Orlando va a ser más caro.
  • Y, hablando de hoteles, los que están dentro de los parque son más caros pero tienen la ventaja de que estás ahí, podés subir y bajar y entrás más rápido. Los hoteles fuera (como donde nosotros nos quedamos) son más baratos y yo no recomiendo que le invirtás mucha plata a eso. Al final, literalmente solo vas a llegar a dormir… así que con algo sencillo basta y sobra.
  • No vayás a Disney o Universal Studio las últimas 2 semanas de Diciembre. Las filas son interminables (hicimos filas hasta por 2.5 horas por UN SOLO JUEGO) y uno pasa más tiempo de pie y esperando, que disfrutando. Dicen que la mejor época son las últimas semanas de Noviembre y/o primeras de diciembre.
  • Sin importa los días que decidás ir, siempre llegá temprano. Hace una gran diferencia la hora en que llegás al parque y la cantidad de juegos a los que te podés subir.
  • Si querés ver un ahorro en los parques, llevá tu comida. Puede no ser lo más cómodo, pero la comida dentro de los parques es bastante cara. Ahora, esto también es una decisión personal, porque recordá que las finanzas personales son PERSONALES. Nosotros, por ejemplo, decidimos gastar en la comida allá porque queríamos probarla, es parte de la experiencia. La próxima vez que vaya, sí llevaré lo que vamos a comer. Muchísimas de las personas ahí comían lo que llevaban, desde frutas, hasta sándwiches, ensaladas, golosinas, etc.
  • No vale la pena comprar recuerdos o suvenires. Son extremadamente caros (al mini princeso le costó U$52.00 una varita de Harry Potter que le sirvió media hora) y estoy convencida que los mejores suvenires son nuestras experiencias y recuerdos. Yo no lo hice, pero dice mi prima –que ha ido 2-3 veces al año los últimos 2-3 años- que en tiendas como Ross o Walmart venden las camisetas, suéteres, etc., que encontrás en los parques y a una fracción del precio.

Bueno, estoy segura que habrán muchísimas lecciones más. Con un solo viaje, esto fue lo que yo pude encontrar, pero me encantarías que otras personas que se han echado varios viajes compartieran sus experiencias y consejos de ahorro.

Realmente fue un viaje riquísimo, nos divertimos un montón, descansamos casi nada, pero regresamos con las energías full renovadas.

Los planes de la Ela-bebé este año hizo que no planifiquemos viajar en el 2018, así que la satisfacción de este viaje a Orlando y Miami deberá durar su buen tiempo ;).

¿Y vos? ¿Qué experiencias has tenido viajando? ¿Qué otros tips podrías compartir? ¿Cómo has presupuestado, ahorrado y realizado tus viajes?

Comentarios