Cómo disfrutar esta semana santa sin remordimientos

Semana Santa

Si está considerando salir en las próximas vacaciones de Semana Santa, es importante planificar con mucho tiempo de antelación (y por eso este post tres semanas antes), ya que lo difícil no sólo es la gran cantidad de personas que comienza el éxodo desde Managua hacia las diferentes playas, sino los gastos que implica estar fuera de casa de cuatro a cinco días.

El objetivo de irte de vacaciones es que difrutés y descansés sin la preocupación de estar pensando cómo vas a hacer para pagar en tu regreso. Por esto, si tus ingresos son limitado y tu presupuesto ajustado y/o tenés altos montos de deudas por pagar, quizá lo más sano financieramente sea quedarte descansando en tu casa.

Dicho esto, si estás sobre con los planes y ya calculaste que tenés algo de dinero para ir, tomá en cuenta estas recomendaciones para gastar menos y disfrutar más:

  1. Gastá dentro de tus posibilidades:

No cometás el error de planificar unas vacaciones que no podés costear: si lo que tu presupuesto te permite es salir un día a un restaurante con piscina o hacer un asado en tu casa con tus amigos y familia, pues eso tendrás que hacer. Las posibilidades de gastar de más siempre van a estar ahí y Semana Santa no debe ser la excepción a solo gastar lo que podés. Eso sí, si te preparaste con anticipación y ahorraste desde hace meses para estos días, entonces adelante: llegó el momento de disfrutar.

  1. Dividí tus quincenas:

Si mis cálculos no me fallan, ayer debieron haberle pagado a la gran mayoría (o en estos días) y el 15 tendrás el siguiente pago. Esto te deja exactamente dos quincenas de las que echar mano para tu Semana Santa. No cargués todos los gastos solo en la última y ahorrá una parte en cada una para no sufrirla tanto.

  1. Buscá promociones todo incluido:

Muchas agencias de viaje están sacando estas promociones que cubren algunos rubros como el hospedaje, la alimentación y bebidas. En muchos casos, estos gastos resultan más económicos cuando se adquieren en paquete.

  1. O alternativas de hospedaje más baratas:

Los grandes hoteles siempre van a estar ahí, pero cada vez hay más opciones de hoteles pequeños, hostales y hasta renta de apartamentos y casas que salen mucho más baratas cuando compartís el gasto con amigos o familiares. Adicionalmente, a diferencia de los grandes hoteles, estos otros lugares te permiten, en su mayoría, llevar tu propia comida y bebida, lo que reduce aun más los costos.

  1. Fijate en tus seguros:

Tres seguros básicos debés tener en mente al momento de irte de vacaciones:

  • Seguro de viajes: éste es necesario cuando tu plan es salir del país. Aquí podés leer más al respecto.
  • Seguro de auto con cobertura amplia: ya en muchas ocasiones he mencionado por qué la responsabilidad civil NO es suficiente y cómo las personas que van dentro de tu vehículo son más importantes que el carro mismo. Especialmente importante en estas épocas que suelen haber muchos accidentes en las carreteras.
  • Seguro de hogar: vos te vas de vacaciones y ¿quién cuida de tu casa? Cerciorate que tu seguro de hogar tenga las coberturas que vos necesitás. Tip: no solo la casa importa, tus posesiones son igual o más importantes.

Muchos sabrán que ésta no es la primera vez que escribo sobre los gastos de semana santa. Si querés leer más tips y recomendaciones para no gastar de más podés hacer click aquí y aquí.

¿Y vos? ¿Estás planeando hacer algo en Semana Santa? ¿Ya tenés tu presupuesto? ¿Cuánto estás pensando gastar?

Comentarios