Las apps con que organizo mi vida

Si te preguntara cuántas apps manejás en tu celular, ¿cuántas me dirías? He encontrado que la mayoría de personas descargan una gran cantidad (y variedad) de apps, según se las van recomendando o las van descubriendo.

Sin embargo, al ser tantas, rara vez las usan todas y lo que pudo haber sido una manera para hacer tu vida más productiva o eficiente, se termina por convertir en desorden acumulado en tu celular.

No me mal interpretés, no estoy diciendo que la tecnología no sirva o que las aplicaciones están de más. Lo que digo es que entre tanto que hay, es necesario saber elegir aquello que realmente va a traer beneficios y mejoría a nuestra vida.

Muchos, al ver mi celular, se sorprenden de la poca cantidad de apps que manejo. En una sola pantalla alcanzan y todas andan ordenaditas en su respectivo fólder que las agrupa por tipo. Esto me permite encontrar fácilmente lo que necesito y usar con certeza la aplicación que más me servirá para un objetivo determinado.

Más allá de las apps de redes sociales que casi todos usamos (Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, etc.), hoy te quiero compartir las aplicaciones que aun con los nuevas tareas y desafíos de ser mamá, a mí me ayudan a llevar una vida más ordenada.

Mi salud

Quienes me conocen o me siguen desde hace un tiempo en redes, saben que si hay un tema que me interesa casi igual al financiero, es el del fitness. Y, en definitiva, si hay una categoría donde las aplicaciones sobran es precisamente este de la salud.

Hace 3 años hice la inversión de comprar mi primer FitBit y la única aplicación que manejo es ésta. ¡Me encanta porque me dice TODO lo que necesito!

Dentro de las funciones que más me gustan, están:

  • Contar los pasos que doy diariamente. Mi meta es llegar a los 10,000, que es lo que se necesita para mantenerse medianamente saludable. Y, a excepción de los domingos, prácticamente siempre lo supero. Mi récord ha sido alrededor de los 25,000 pasos, el primer día que anduvimos turisteando (100% a pie) por la Habana Vieja (allá cuando me comprometí en el 2017).
  • Monitorear mi sueño. Especialmente ahora que, con Luka, suelo dormir la mitad de lo que dormía antes, pre-bebé. Me gusta porque te muestra la hora en que te dormiste y levantaste. Y de las horas que dormiste, cuántas veces te despertaste o la fase del sueño en que estuviste.
  • Registrar y analizar peso. Trato de pesarme bastante seguido para ir viendo las fluctuaciones. Al registrarlas en esta app, te muestra un gráfico bastante interesante. Durante el embarazo lo encontré más útil de lo normal para asegurarme de no pasarme de lo sanamente recomendado ;).
  • Registrar alimentación. Sé que muchos no recomiendan el tema de contar calorías, pero hace unos 2 años, cuando estuve en plan bajar unas libritas de más, a mí me ayudó un montón registrar lo que iba comiendo para no pasarme de mi requerimiento calórico. Sí, eso me ayudó a lograr mi meta.
  • Retos y desafíos con amigos. Esta app es también como una red social, donde no solo podés ver los pasos de tus amigos y echarse porras mutuamente. También –y esta es de mis partes favoritas- pueden crear retos cada cierto tiempo a ver quién camina más.

Sé que no todos tiene un FitBit para descargar esta app, pero si lo tenés ¡aprovechala! También recomiendo muchísimo My Fitness Pal, que es la que yo usaba antes de que el FitBit llegara a mi vida y funciona de manera bastante parecida.

Mis finanzas

Seguramente estás pensando que te voy a decir el app con que llevo mi presupuesto y control de gastos… pero no. Siempre he mencionado que aunque hay apps buenísimas para llevar esto, yo prefiero manejar mis finanzas en un Excel (acá podés descargar el que diseñamos este 2019).

La app que uso de apoyo en mis finanzas es la de mi banco: donde reviso mis transacciones, hago transferencias y, por supuesto, ¡ahorro!

No es ningún secreto que manejo tanto mis cuentas personales, como las de la empresa, en Banco LAFISE por lo que la app que manejo para controlar mis finanzas es la de LAFISE Banca Móvil.

Dentro de las funciones que más me gustan, están:

  • En dependencia del teléfono, podés tener acceso con reconocimiento facial o huella dactilar. ¡La modernidad!
  • Aunque yo no tengo 5, sino 3, puedo tener registrados hasta 5 productos y ver los movimientos, sin tener que acceder a la aplicación. Literalmente, es como tener el banco en mi mano.
  • Me ayuda a localizar dónde está un ATM, ServiRed o autobanco más cercano. Súper útil para cuando me urge ir a sacar dinero o realizar un depósito y no quiero perder tiempo buscando por la calle el que me queda más cerca. Simplemente busco y voy.
  • Obviamente, lo más importante: realizar todas las transacciones que necesitás hacer con tu banco. En mi caso:
    • Pagar mi tarjeta de crédito. Sencillamente jalo el dinero desde mi cuenta personal, hasta la tarjeta y listo. Así no tengo excusas de que el banco estaba cerrado, era fin de semana, o se me olvidó. Esto es mega importante tanto para llevar un control, como para no pagar intereses.
    • Revisar pagos de clientes. Comúnmente un cliente me dice que ya te transfirieron y, sorpresa, no es así. Tener mi cuenta bancaria en el celular me permite revisarlo en el instante y dejarle saber que no es así para que se pongan las pilas y lo hagan pronto. ¡Recuerden que el flujo lo es todo!
    • Hacer pagos a proveedores / terceros. Así como me gusta que me paguen a tiempo, también debo ser responsable y pagar en tiempo y forma. Si de repente se me va la onda y no lo he hecho, al recordarme lo puedo hacer de una vez desde el celular.
    • Sacar de clavos al princeso. ¿Ustedes también tienen una pareja que siempre anda sin efectivo? ¡Así es el princeso! Y ya más de una vez me ha pasado que él tiene que hacer un pago en efectivo (como cuando se le ponchó una llanta), no anda dinero y hemos logrado solucionar a través de un ATM, el famoso envío veloz.

Ahora, si vos sí o sí querés llevar tus finanzas personales con una aplicación, en este post te hago 5 buenas recomendaciones.

Y otra app financiera que me gusta mucho es la del Pequeño Cerdo Capitalista, que te permite a alcanzar tus metas de ahorro. Está súper sencilla de usar, práctica y gratis ;).

 Mi trabajo

Por último, pero no menos importante, ¡el trabajo! Gran parte de lo que hacemos es en las redes sociales y aunque pudiera parecer algo sencillo de manejar, realmente tiene su tequio.

Para facilitarnos la vida y siempre dar lo mejor, en Plata con Plática usamos TRELLO. Confieso que comencé a usarla hace poco, por recomendación de mi amiga puertorriqueña Meralis Morales. Resulta que en el FinCon18 la vi tomando notas en una interfaz que se miraba tan bonita, que le pregunté qué era y se lanzó toda la explicación.

Quedé enamorada de la aplicación. Y al regresar a Nicaragua, le dije a mi equipo que esa sería la app que usaríamos ahora.

Dentro de las funciones que más me gustan, están:

  • Es fácil a la vista. Tal vez suena raro, pero una de las cosas que más me gusta es que, al ser tableros, es sumamente fácil de encontrar lo que busco y mantener las diferentes redes y publicaciones organizadas.
  • Se puede trabajar solo y en equipo. Hay tableros que manejo solo yo y otros que manejamos compartidos con el equipo. Así cada quien toma nota y aporta según sea necesario.
  • En celular y computadora. Siempre la tengo abierta. Cuando estoy en la oficina, lo hago desde la computadora y cuando estoy fuera desde el celular. Se sincroniza automáticamente y así tengo full acceso a todas mis publicaciones desde la palma de mi mano.
  • Mover y arrastrar. Mi parte favorita es ésta. Lo sencillo que es mover y arrastrar un tablero o lista de un lado a otro. En nuestro caso, por cada red social tenemos un tablero que dentro tiene al menos 2 listas: “Por publicar” y “Publicado”.

Ahí lo tenés. Sé que hay muchísimas aplicaciones más en el mercado. Pero como dije, trato de mantener mi vida lo más ordenada posible. Y para mí, una manera de lograrlo es eligiendo una sola app para cada objetivo / área de mi vida.

¿Y vos? ¿Cuáles son las apps que usás para llevar una vida organizada? ¿Has probado algunas de éstas? ¿Qué otras me recomendarías usar?

Comentarios