Emprendedor: descargá tu formato de control financiero

Cover para emprendedores 08 | Plata con Plática

No hay negocio que aguante una mala administración. No me cansaré de repetirlo. Sin importar qué tan buen producto tengás y cuántas horas trabajés, sin un buen control financiero, tu negocio tendrá más probabilidades de morir que de vivir.

Constantemente tengo la oportunidad de hablar y compartir con emprendedores de todo tipo. Algunos ya con negocios bastantes respetables que venden sus cuantos milloncitos al año, otros en los cientos de miles de dólares que buscan precisamente llegar a ese aclamado millón, y unos más que están en sus inicios. ¿Sabés dónde flaquean quienes están iniciando? En el mero meollo de asunto: ¿qué precio poner?

Fijar precio productos

Casi todos ellos tienen algo en común: la parte financiera los ahorca, los mata. Muchos creen que ya cuando tu empresa llegó a “cierto nivel” de ventas y/o utilidades, estás hecho y derecho y de ahí en adelante es como carreta en bajada. Yo he descubierto que “ese momento” tan ansiado por todos nunca llega.

Y es que al ver y analizar a esos empresarios y empresarias con ventas respetables, veo cómo cojean en sus finanzas: tanto de las empresas, como personales. Pueden tener contadores y auxiliares contables contratados, pero se rehúsan a echarse un clavado en sus números: no los ven, solo firman. Y si no los ves, no los entendés, si no los comprendés, no podés tomar decisiones acertadas.

Pero este artículo no es para ellos. Esto va para quienes aún están comenzando y su control financiero es nulo. Este post va para los cientos de emprendedores que he conocido en diversas charlas y talleres y a quienes les he dicho hasta el cansancio que si no tienen nada, al menos hagan un formatito básico que registre ventas y costos & gastos para AL MENOS saber si están ganando o perdiendo. Y cuánto están ganando o perdiendo.

La respuesta que siempre viene a eso es:

¿Y no tenés ahí uno que nos pasés?

 

La verdad es que siempre había dicho que no porque parte importante de echarte tu clavado financiero es que te tomés el tiempo de entender tu negocio y hacer un formato que refleje tu realidad empresarial basado en tu industria.

Es prácticamente imposible que un mismo formato le funcione a todo el mundo, pero después de tanto pedir, aquí hay algo básico para que comencés.

Tu formato de control financiero

El formato tiene tres pestañas:

  • La primera no la tenés que tocar, pues es tu resumen y, si no la traveseás, se actualizará automáticamente.
  • La segunda es para que pongás TODOS los ingresos (ventas) que tengás. Entre más detallado lo pongás, mejor. Con el tiempo podrás ver algunas tendencias en tu negocio que te permitirá adelantarte a meses bajos o momentos donde tu demanda se incrementa y podés aprovechar para vender más.
  • La última es para que escribás TODOS los gastos. Todos. TODOS. Nada de que porque es pequeño no cuenta, acá todo cuenta. Porque la suma de muchos montos pequeñitos llegan a ser enormes.

Como verás, cada pestaña está dividida por mes, porque así debés ir evaluando tu negocio: mes a mes. Vas a ver qué bonito va a ser cuando llevés 6 meses y podás ir comparando cómo vendiste y cuánto gastaste en cada uno. Suena cliché, pero son estos datos los que te permitirán entender mejor tu negocio y por ende tomar decisiones financieras acertadas.

Dame ya mi control financiero

No quiero hacer este artículo más largo, porque lo que más quiero es que lo descargués y lo comencés a usar YA. Pa´ mañana es tarde ;),
Formato de control financiero

Y si vos no sos emprendedor, pero tenés amigos o familia que sí y sabés que no llevan control financiero, haceles el favor y mandales esto ya mismo.

Comentarios

Artículos relacionados