Dejá de gastar tu dinero en apps que no usás

Sí. Como lo leés: hay dinero que se te está yendo de las manos, gota a gota, en apps que realmente no usás.

Las membresías y suscripciones van desde los 7.99 que pagás a Netflix por tu plan personal, pasando por tu plan de celular y hasta lo que das para ser socio de un club o gimnasio. Son también el mejor amigo de los negocios porque les permite hacer proyecciones de ingresos gracias a vos -y de manera automática.

Curiosamente, rara vez tomamos en cuenta este gasto. Especialmente cuando se trata de apps y los montos son inferiores a $10.00 dólares, parecería que a nuestra mente les da alzheimer y los olvida por completo.

Lo veo TODOOO el tiempo en los talleres de finanzas personales que doy cuando hablamos de gastos y presupuesto. Hay un ejercicio que me encanta hacer con grupos de 20-30 personas de un presupuesto en conjunto y, ¿sabés qué? Las membresías y suscripciones rara vez se mencionan.

Hasta que termina el ejercicio y se los hago notar me dicen “Ah sí, es cierto, también gasto en eso”, en medio de risas.

Pues bien, como no los tenemos presente y son en su mayoría débitos automáticos, es muy difícil que los revisemos y evaluemos si de verdad los usamos. Suelen ser pagos que drenan, gota a gota, la tarjeta de crédito y nosotros pagamos como zombies. Una vez la empresa logra tu pago, casi estás destinado a morir pagándolo.

A mí también me ha pasado. El más reciente fue hace unos meses cuando salió la 8va temporada de Game of Thrones y esta fan que les escribe moría por ver cada episodio el mero día del lanzamiento. ¿Qué hice? Le pedí al princeso que llamara a Movistar y activara esos canales de HBO por la módica suma de $10.00 más.

En el momento me dije:

No es un monto que quiero pagar, especialmente porque lo único que voy a ver es un episodio a la semana. Pero, bueno, terminándose la temporada lo cancelo.

Ajá. Ahí sigue todavía. Y te voy a decir una cosa: el princeso y yo rarísima vez vemos televisión.

Así que me fui a preguntarle a mis mimados (el grupo privado que tenemos en FB) para sondear cómo andamos, y estas son solo algunas de las respuestas que me dieron:

Guadalupe Ruíz: HBO GO. La descargué para ver la última temporada de Juego de Tronos, pero al final no la usé porque transmitían los capítulos por el cable y el resto de series y películas que habían no me gustaban.

Claudio Valenti: Me vi tentado a aceptar una oferta de Claro que me ofrecía Fox premium en mi cable digital y nunca lo usé por 6 meses! Hasta que lo cancelé. Eran como 5 dólares mensuales. A final de cuentas ya nadie mira televisión en estos días…

Mónica Susana: Baby Sparks. La descargué y pagué su versión pro en mis primeros dos meses como mamá (me salió hasta en la sopa en FB). Una o dos veces hice los ejercicios con mi hijo 🙈

Loyda Mendieta: Spotif y Netflix los uso poco.

Estela Bojorje: Si, pagué una app con tutoriales y rutinas para hacer ejercicios y no la usé ni una vez. En total gasté como $50, porque se debitó directamente de mi tarjeta varias veces!

Qué hacer

Todo esto comienza por tomar conciencia de la manera en que estamos usando nuestro dinero. Es eso, tal cual. Yo no estoy acá para decirte que, sin importar lo que sea, eliminés absolutamente todo.

Hay membresías y suscripciones que yo nunca eliminaría, como mi espacio en iCloud, donde guardo todos mis documentos, fotos y videos; o el espacio adicional que tengo el Gmail.

Y lo mismo te digo a vos. No se trata de recortar por recortar buscando algunos cuantos dólares -que nunca está de más-, sino optimizar aquello que no usás y estás tirando a la basura.

Así que:

  1. Mirá tu celular y buscá apps que NO usés. Eliminalas. Aunque no estés pagando por ellas, usan espacio en tu equipo.
  2. Revisá tu último estado de cuenta y subrayá todos aquellos cargos que pertenecen a una suscripción.
  3. Ahora analizá, ¿cuáles de esas usás? ¿Cuáles estás pagando por simple pereza de no cancelar?
  4. ¡Cancelá! Tomate los 5-10 minutos que te lleva cancelar el servicio y listo.

Cada pequeño monto cuenta. No lo desestimés y que la pereza no te gane. Esos $5.00 – $10.00 que te debitan por algo que no usás son decenas de dólares que podrías tener en una cuenta de ahorro… o hasta gastártelo en algo que te genere mayor placer ;).

Comentarios