El presupuesto ideal de un joven

presupuesto-joven

“¿Cuánto debería estar gastando en cada rubro?” Es una pregunta que a menudo me hacen, tanto los jovencitos como las maduritas. Mi respuesta suele ser la misma “depende”. Y es que no hay una regla que todos podamos seguir, pues como siempre digo: las finanzas personales son tan personales como tu huella digital.

Así, un formato perfecto que sea ideal para todos y todas, independientemente de la edad, los ingresos, la situación familiar y los gustos y necesidades, resulta difícil. Sin embargo, cuando hace un par de días mi amigo, el israelí –un auto-proclamado experto en finanzas personales- me escribió desde Taiwán para pedirme un presupuesto con porcentajes, empecé a echarle cabeza al asunto.

En definitiva los gastos que cada uno tiene son diferentes y, sobre todo, cuando el dinero se hace insuficiente, los rubros en los que cada quien decide recortar van a depender de la importancia que tenga para la persona. De esta manera, para alguien puede resultar fácil recortar los cafés que se compra en la On the Run todas las tardes, mientras para mi amigo “el adicto al café” sería una total tortura.

Como la mayor parte de personas que lee este blog son jóvenes y así mismo, la mayoría de las consultas que me llegan son de gente entre 25 y 35 años, he decidido hacer un presupuesto con porcentajes establecidos para cada rubro y presentárselo a ustedes. Ojo: esto es solamente una GUIA y no debe tomarse como mandamiento divino. La idea es que lo tomés como base y lo acomodés a tus propias necesidades, dirigiendo la mayor parte de tus recursos hacia lo que a VOS más te importa.

Este presupuesto está hecho para un o una joven que, independientemente de su situación sentimental, no tenga hijos todavía… de hecho ni siquiera hay un rubro para la descendencia y si aplicaras los porcentajes aquí, no tendrías dinero disponible para gastar en tus retoños. Está pensado para alguien independiente, que vive por su cuenta y por tanto, paga una mensualidad por renta o por hipoteca, así como los servicios básicos que esto implica.

Y sin mayores preámbulos, aquí el presupuesto que yo considero una persona con las características arriba descritas debería seguir:

Presupuesto ideal jóvenes

Nótese que la mayor parte del ingreso va destinado a la casa porque, seamos honestos, la renta de un apartamento o la mensualidad de una hipoteca aun en la casa más pequeña, no es nada barata. Incluyo un 10% de ahorro, que es lo mínimo que como joven sin responsabilidades –de hijos, al menos- debe estar destinando para su futuro y el cumplimiento de metas a corto y largo plazo.

Podrás estar pensando que 5% para entretenimiento es muy poco para la cantidad de horas que pasás trabajando. Sin embargo, para un ingreso de $1,200 dólares mensuales, esto significaría C$375.00 a la semana para gastar: sí, tal vez no podrás salir de domingo a jueves como estás acostumbrado o acostumbrada, pero sin lugar a dudas es el dinero suficiente para que te distraigás y disfrutés ;).

Al final, la idea es que este formato sea una base. No tenés por qué seguirlo al pie de la letra. Al contrario, entre más lo personalicés a tus gustos y necesidades, mejor. Solo así serás realmente capaz de cumplirlo y de no terminar el mes preguntándote “¿a dónde se fue mi dinero?”

¿Y vos? ¿Llevás un presupuesto y un registro de gastos? ¿Cuántos destinás a cada uno de los rubros? ¿Si te tocara hacer recortes, en qué áreas sería más fácil hacer reducciones?

P.D: Si querés bajar el formato arriba mencionado, podés hacer click aquí.

Comentarios