Cómo pagar el inicio de clases sin quedar en bancarrota

Hace un par de semanas las vacaciones nos dijeron adiós y hemos tenido que regresar a nuestras labores y a la rutina. Dentro de poco los niños y niñas estarán de regreso a clases y esto, indudablemente, implicará grandes gastos para vos.

Año con año, nos emocionamos gastando y comprando en Diciembre y nos olvidamos que un mes después se nos viene un gasto fuerte: el regreso a clases. Pago de matrículas, mensualidades, compra de uniformes, libros y útiles escolares estarán a la orden del día y aunque no tengás el dinero necesario, a vos no te quedará de otra, más que comprar y gastar. Sin embargo, hay algunas cosas que podemos hacer para ahorrarnos unos cuantos centavos y no quedar en bancarrota en este regreso a clases:

Tips para ahorrar en el inicio de clases

1. Organizate: No hay cosa peor que salir a comprar sin saber qué es lo que necesitás. Comenzá por hacer una lista de las cosas que cada uno de tus hijos necesitará en el nuevo año. No es lo mismo lo que una niña en 3er nivel necesita que lo que va a usar un niño en 2do año.

2. Revisá y reusá: Pero antes de salir a comprar todo lo que sale en tu lista, buscá primero en tu casa. De la misma manera en que creemos que debemos estrenar mudada en Navidad y año nuevo, solemos pensar que con cada año escolar, los niños y niñas deben estrenar TODO. ¿Por qué? Revisá los uniformes y útiles del año anterior y salvá lo que podás, si están en buenas condiciones, no hay necesidad de gastar de más.

3. Solo lo necesario: Puede ser tentador comprar las marcas más caras y lo que consideramos “mejor” para nuestros hijos, pero muchas veces, precio no es igual a calidad. No caigás en la tentación de compensar tiempo y amor con dinero, comprando todo lo que te pidan. En su lugar, adherite a tu lista, compará precios en diferentes comercios y comprá lo que necesitás dentro de tus posibilidades.

4. Unite: Comprar al mayor, incluso en épocas regulares del año, puede significar un gran ahorro. Tus hijos e hijas no van a usar solo dos lápices y un borrador en el año, así que ¿por qué no aprovechar y comprar lo que usarán todo el año? Si aun así no vale la pena comprar al por mayor, podés unirte con las mamás y papás de los amigos de tus hijos y conseguir descuentos en librerías y otros comercios.

5. Aprovechá descuentos: Es una época en que algunas tiendas y librerías dan descuentos, ofertas y promociones al usar tu tarjeta de crédito. Lastimosamente, hasta donde sé, este año los bancos no están dando los acostumbrados descuentos con tarjetas de crédito, por lo que tocará investigar mejor qué promociones se pueden encontrar en los comercios directamente. ¿Sabés de alguno? ¡Compartilo con el resto!

Los gastos del regreso a clases no son negociables, pues no enviar a tus hijos e hijas al colegio NO es una opción: es su derecho. Si este año te las estás viendo dura para afrontar esos gastos, preparate para el año que viene, ahorrando un pequeño monto cada mes para este fin.

Por acá te dejo de regalo Una plantilla de presupuesto para el regreso a clases. Esto es, en realidad, lo más básico e importante que debés tener. Sin una lista de lo que debés comprar y su correspondiente gasto al lado, irás de compras a la deriva y no te quedará más remedio que gastar. Descargá gratuitamente esta plantilla aquí, llenala ajustándola a tus necesidades, imprimila y llevala con vos mientras vas de compras.

Y si conocés a otros padres que podrían estar interesados en esta plantilla de presupuesto, no dudés en compartir el post con ellos: de verdad que para unas finanzas ordenadas, no hay como un presupuesto en mano para cada compra significativa.

¿Y vos? ¿Ya estás listo para el regreso a clases? ¿Ya compraste todo lo que tus hijos necesitan? ¿Cuánto gastaste? ¿Qué otras medidas se te ocurren para ahorrar?

Comentarios