Que este San Valentín no te deje en bancarrota

 

Portada san valentín bancarrota 02 | Plata con PláticaFebrero: el mes en que las parejas se demuestran lo afortunadas que son por estar juntos, los restaurantes están más que llenos y los chocolates te salen hasta en la sopa. Y como todas las fechas especiales, este mes también implica hacer una cosa: ¡GASTAR!

Si aún estás saliendo de las deudas y no te pudiste recuperar en enero de todo lo que gastaste en diciembre, estoy segura que no querés gastar mucho en este mes, pero lo cierto es que, nadie se escapa de comprar algo el 14 de febrero.

Y como a mí no me gusta que ustedes se endeuden, les quiero compartir algunas ideas para que su día sea especial y disfruten sin tener que gastar de más:

  1. Cenen antes de salir: Si tu plan es salir a algún lugar como el cine, un bar o a cualquier otro lado, en lugar de hacer lo típico que es ir a comer a un restaurante lujoso, cocinen juntos en la casa y así tienen la ventaja de crear ustedes el ambiente y poder pasar aún más tiempo de calidad.
  2. Compren algo en común: No te voy a mentir y decirte que no es bonito que te regalen un detalle para el día de San Valentín, pero ¿qué tal si esta vez en lugar de comprar regalos por separado, se ponen de acuerdo en comprar o invertir en algo que ambos puedan disfrutar en conjunto? Además de que se cuidan la cartera, se aseguran que el regalo les vaya a gustar 😉
  3. Presupuestá una experiencia: Como todos saben -y para los que no lo sabían-, este año San Valentín cae un domingo. Ocupá esto como una ventaja y cambien de ambiente. Vayan a los pueblos o algún lugar cercano por un día, a explorar y alejarse del ruido de la ciudad. Salir de la rutina de vez en cuando no es malo y aún mejor si te das el tiempo de presupuestarlo.
  4. Expresá tus sentimientos: Recordá tu adolescencia y escribí una carta diciéndole a tu corazón de melón las razones del porque lo/a querés tanto y acompañala con un pequeño detalle. Esto puede ser algo significante que pueda usar en un futuro.
  5. Quédense dentro: Relajarte y quedarte en casa también puede ser un regalo de San Valentín… Pero si lo querés hacer aún más romántico, podés organizar un pequeño picnic dentro de tu casa. Solo necesitás almohadas, cojines, una cobija y unas cuantas candelas para crear un ambiente agradable. La comida la pueden preparar ustedes o pueden aprovechar las ofertas de los restaurantes y pedir comida delivery. 

En conclusión, este día disfrutá con tu amor y háganse reír -que es uno de los ingredientes más importantes de una relación-, lo material es solo complemento. Inviertan en experiencias que después puedan recordar con felicidad.

Recordá que el día de San Valentín no es una excusa para enjaranarte con la tarjeta y tampoco una competencia de quién gasta más. El mejor regalo que le podés dar a tu pareja es llevar una vida fuera de deudas y un buen hábito de ahorro.

¡Feliz día del Amor! Hagan buenas decisiones, no solo emocionales, también financieras 😉  

Comentarios

Artículos relacionados