¿Por qué asegurar tus equipos electrónicos?

4 P Marketing

Para muchas personas, su computadora es su bien más preciado y no solo por toda la información que en ella tienen, sino también por el alto precio que se suele pagar al adquirirla. Si a mi, por ejemplo, se me llegara a perder, quedaría literalmente en el aire. Y estoy segura que no soy la única.

Uno de mis cuñados es arquitecto y, cuando hace unos meses decidió comprar una computadora nueva para trabajar, lo primero que hizo –tras su compra- fue adquirir una póliza: ¡semejante inversión no puede andar por la vida desprotegida!

Pero, ¿qué póliza se compra para esto? Yo, la verdad, nunca había escuchado hablar de seguros para equipos, pensé que solo se aseguraba “lo grande”: la casa, el carro, la salud, la vida… Pero, después de pensarlo detenidamente, cuando tus ingresos (y una buena parte de tu vida) dependen de una computadora o cualquier otro equipo, es imprescindible que esté asegurado. Al final, es una manera más de garantizar tu seguridad financiera.

Pues bien, como su nombre lo dice, esta póliza cubre todos los equipos electrónicos que vos declarés en la lista a la aseguradora. ¿Cómo qué? Computadoras, televisores, o aires acondicionados, si es equipo de tu casa. O podrían ser equipos médicos, si tenés una clínica; fotocopiadoras, impresoras, y maquinaria si es una oficina y/o empresa.

¿Cómo funciona?

Así como para asegurar tus posesiones en el seguro de hogar hacés una lista, de igual forma en esta póliza elaborás un listado de los artículos que vas a incluir y en base a su valor de nuevo establecido en la factura de compra, se paga una prima a la aseguradora y tus bienes están cubiertos dentro de una suma asegurada.

Así pues, si tenés una empresa y querés asegurar tus artículos electrónicos, podrías comenzar por hacer un inventario de lo que tenés, cuánto te costó e ir decidiendo si todo –o solo algunos de esos artículos- deseás estén asegurados. Evidentemente, entre más alta haya sido la inversión, más recomendable es que esté asegurado ese artículo. 

Y, ¿qué me cubre?

Hace unos días, producto de las fuertes lluvias, una buena parte de mi oficina se inundó. Gracias a Dios no tenía nada en el piso, pero si las cosas hubieran estado un poco peor, algún artículo podría haber salido dañado. Así, con esta póliza, cualquier daño o pérdida ocasionada por fuerzas de la naturaleza, está cubierta. 

Cada compañía aseguradora tendrá sus propias coberturas y exclusiones pero, en general, cubren el mal manejo de maquinaria por empleados –no por vos, si sos el asegurado-, robos con violencia, defectos o desperfectos de fábrica (después de haber hecho de la garantía del fabricante), incendios, cortocircuitos, y más. 

Evidentemente, como es normal con cualquier otra póliza, siempre se espera que haya un cuidado de la persona. Es decir, si a mí se me ocurrió llevarme la computadora –mi gran machote de trabajo- a mi casa y en el camino pasé por una gasolinera, me bajé, dejé la puerta desenllavada y me la robaron, el seguro no me va a pagar porque fue producto de mi propia negligencia y descuido.

¿Qué tan caro es?

Lo primero que quiero recordar es que más que un gasto, un seguro SIEMRPE es una inversión. Dicho esto, esta póliza dependerá de la lista de artículos que querrás incluir y sus precios. Así, no es lo mismo que yo solo quiera asegurar mi computadora a que tenga toda una lista de equipos médicos y quirúrgicos para proteger.

Pero para darte una idea, las compañías aseguradoras suelen usar una tasa de 8 a 10 por millas (no por ciento); lo que quiere decir que si la suma de todo lo que vas a asegurar –aires acondicionados, computadores, multifuncionales, etc.- es de $20,000.00 dólares, la prima que pagarías podría andar entre los $160.00 y $200.00 dólares… Nada pegado al cielo, ¿no es así?

Concluyendo

Un seguro, cualquiera que sea, está ahí para apoyarte en el momento que más lo necesités y es parte de una vida financiera sana. La pregunta más importante que debés hacerte es: Si algo le pasara a mis artículos electrónicos, ¿tendría yo el dinero suficiente para reponerlo sin endeudarme y afectar otras áreas importantes de mi vida? La respuesta a esta pregunta casi siempre es no y es por esto que los seguros son parte importante de la previsión financiera y  un rubro importante dentro de tu presupuesto. 

 

Comentarios