Invertí en mercados bursátiles y así me fue

shutterstock 207769294 | Plata con Plática

Este artículo es una continuación de la parte teórica, expuesta en una entrada anterior. En este artículo les compartiré mis experiencias personales en todas esas clasificaciones, así como las ventajas/desventajas que pudiera implicar operar con dinero real en las diversas categorías. 

Diversificación del mercado de valores 

Habíamos mencionado que el concepto engloba una gran variedad de sub-mercados y que todo se basa en negociar valores por medio de la oferta/demanda presentada, lo que permitiría obtener mejores rendimientos que vehículos financieros tradicionales. Entonces, ¿cuáles han sido mis resultados y el de mis amigos inversores/traders? 

Bonos

Los bonos son instrumentos que permiten al emisor devolver el dinero que percibe como préstamo al comprador más los intereses fijados previamente en un período acordado. 

Por ejemplo, en el caso de Venezuela ante la crisis sociopolítica presente en la reciente década, los bonos proporcionaban intereses por debajo del +3% anual que luego ofrecían colocación hasta de un +10% anual para períodos de 10 años o más. 

Esto era debido al riesgo país que se trasladó de manera directa al instrumento. Por ejemplo, si el día de hoy coloco US$50,000.00 con tal de recibir +10% de renta ($5,000.00) pagaderos a 10 años, debido al riesgo contenido, nadie me puede asegurar que existirá una respuesta de retorno propiamente dicha. 

Siguiendo con este ejemplo, de manera no oficial, se conoció de un movimiento por parte del gran banco estadounidense Goldman Sachs, quien antes del nombramiento de Juan Guaidó como presidente interino, realizó compra de bonos de gobierno venezolano en masivas cantidades.

Los intereses de dichos bonos se incrementaron post-nombramiento. Esto por supuesto incrementó el valor de venta de los bonos adquiridos por dicha institución financiera, lo que se interpreta entonces, que el contexto del valor político-financiero tuvo un fuerte impacto. 

En Nicaragua, se conoce que el Ministerio de Hacienda permite la colocación de bonos de gobierno para venta al público general, entregando rentas de +6% anual para períodos de 12 meses. 

En lo personal, nunca he invertido en bonos ni de gobierno ni de empresas privadas. Sin embargo, he conocido que al menos en Nicaragua, normalmente no hay imprevistos para entregar a los inversionistas sus ganancias, y se toman en cuenta todos los protocolos de prevención de riesgos inherentes. 

Fondos de inversión

Para el caso de los fondos de inversión o fondos mutuos, les quiero contar que invertí en participaciones de un fondo inmobiliario localizado en Costa Rica. 

Explicando rápidamente, lo que hacen estas empresas es captar un aporte de capital de tipo conjunto –vos, yo, y muchas personas más– y lo trabajan en un portafolio donde existen instrumentos de inversión variados, tales como acciones de bolsa, bonos, mercado inmobiliario y muchos otros con el objetivo de ir obteniendo un rendimiento variable que les permitan suplir los intereses fijos acordados por los compradores de participaciones.

En mi caso, mi intermediario fue INVERCASA, con quienes pude comprar cierta cantidad de unidades de participaciones a precio de US$1,000/unidad. Luego la empresa se encargaría de repartir rentas –es decir, las ganancias– trimestrales a una cuenta de banco nicaragüense, las cuales podían fluctuar –depreciarse o apreciarse– con respecto a los movimientos del mercado inmobiliario. 

Si bien la experiencia fue enriquecedora, no volvería a entregar capital a ningún fondo, por las razones siguientes:

● Sostuve mis participaciones aproximadamente 7 años. Al principio recibí un retorno de 6-8% anualizado, que me depositaban directamente a mi cuenta cada 3 meses, sin embargo, el interés al ser de carácter simple no me permitía realizar reinversión de los abonos de renta en fracciones de participaciones. La compra sí o sí tenía que ser en unidad completa a precio actual de mercado, claro está. 

●Siento, ojo desde mi perfil de inversor, que la principal desventaja es cuando quise deshacerme de las participaciones para obtener efectivo/liquidez. El mercado presentaba una desaceleración –la entrega de interés decayó hasta un 3%– y el fondo no lograba levantar expectativas ante intentos de recomponer la situación. Asimismo, este tipo de instrumento no es de venta inmediata, debido a la pobre demanda de mercado. En resumen, tuve que esperar 3 años para ejecutar la venta porque no se encontraban compradores dispuestos. Cabe mencionar que en la ejecución tuve que vender por debajo de mi precio de compra,perdiendo cerca de -10%. Tomando en cuenta el periodo total de obtención de rendimientos vs venta directa, obtuve cerca de un +3% total acumulado. 

Lo anterior me brindó la oportunidad de comprender realmente la funcionalidad de los fondos. Si bien pueden ser empresas “estables”,, los resultados siempre van a depender de un tercero y no de una gestión propia, que en mi cas0, luego de mucho estudio y análisis de mercado, puedo decir que tengo la capacidad para autogestionar mis propias negociaciones de valores con mejores resultados.  

Acciones empresariales

En lo que respecta a las acciones, también conocido como stock market, he tenido múltiples experiencias lo que me ha llevado a comprender muy bien esta clase de mercado. 

A través de mi bróker –institución intermediaria para negociación de valores– puedo comprar acciones individuales sin restricción. Esto me permite beneficiarme tanto de movimientos alcistas, bajistas o incluso de abono de dividendos en caso de que la empresa cuente con esta política de repartición para sus accionistas. 

Cabe mencionar que es necesario realizar múltiples análisis. Existen los llamados estudios fundamentales, que permiten identificar a través de lecturas de estados financieros, la salud que una empresa pudiera tener dentro de su propio sector económico versus otros sectores para mediciones de desempeño.

Asimismo, se encuentra la lectura técnica de gráficos de precio, el cual me permite identificar sectores de ciclos de movimiento por medio de soportes/resistencias, formas geométricas para rompimiento de ciclos de acumulación, estudios de indicadores y osciladores para lectura de oferta/demanda y muchas clases de estudios que se adecúan a entradas y salidas de posición.

En lo personal me gusta transar con acciones de precios por debajo de US$10.00, porque se adaptan muy bien a mi presupuesto, así como la exposición de aceleración de movimiento que busco para obtener rentas en el corto plazo. 

Una empresa que me gusta mucho operar es Nikola Corporation –NKLA US$6.22–, que se dedica a  la fabricación de camiones eléctricos propulsados con baterías de hidrógeno. El precio de la acción, si bien ha ido disminuyendo considerablemente, logra mantener estabilidad en zonas psicológicas importantes, en estos momentos en intervalos de US$5.00 – US$8.20. 

Dichos intervalos pueden ir cambiando con respecto al sentimiento de mercado por supuesto, se pudiera colocar por encima/debajo conforme evolucione la oferta/demanda. 

Siempre trato de obtener rentas de +10% por sobre la inversión. El período para lograrlo puede variar, pero siempre busco intervalos de tiempo por debajo de los 30 días. 

Es importante aclarar que las acciones pueden mantenerse de por vida, ya que su emisión en los mercados secundarios permite el derecho de propiedad al considerarse entidades públicas. 

Por esta razón, si mi precio disminuye por debajo de mi compra, pudiera realizar recompras de acciones para disminuir mi precio promedio, en un movimiento alcista de recuperación lograría alcanzar en menor tiempo mi colocación para vender con renta positiva. Esto sin importar el tiempo que pudiera permanecer con las acciones en posesión. Nadie me obliga a vender, dicha acción la ejecuto a mi criterio y/o necesidad.

Nikola Corp | Plata con Plática

Ilustración | Ciclo de Precio NKLA Fuente Propia: Plataforma Think or Swim

CFDs

Este mercado es considerado un derivado, esto quiere decir que si bien se pueden negociar acciones empresariales, realmente no contás con la posesión del activo como tal.

Lo que hacen los intermediarios encargados de promover estos instrumentos, es emular los movimientos de mercados de acciones u otros –como por ejemplo materias primas-commodities– pero trabajando con un apalancamiento exagerado. 

Esto quiere decir que el bróker te llega a prestar o incrementar el valor de capital en cifras de hasta 80-100 veces con tal de negociar activos con alto valor de precio. 

Como ejemplo real, he visto que personas conocidas han entrado a comprar ₿itcoins. Sin embargo, con un capital de US$500.00 no es posible comprar una unidad completa. Lo que ofrece entonces el intermediario es multiplicar el capital, supongamos X100. 

Esto significa contar en el momento con US$50,000.00 ficticios. Cuando el BTC se encontraba en US$48,000.00 era posible comprar artificialmente el activo –recordar que como derivado, no logramos poseer el activo en realidad–, pero existe una enorme desventaja. Si el activo baja, supongamos a US$47,500.00, la pérdida se traslada exclusivamente sobre el aporte de capital, es decir, los US$500.00. 

Al ser un activo de extrema volatilidad, ese movimiento medido en porcentajes es realmente bajo, así que era muy fácil mirar fluctuaciones alcistas o bajistas de miles de dólares. Ello hace que el intermediario ejecute lo que se conoce como el margin call, que es la sustracción sobre el aporte de capital, provocando la pérdida total. Algunos traders utilizan el concepto de burned account o cuenta quemada. 

Si bien un movimiento alcista también aporta al capital inicial, realmente es muy difícil operar con un gran porcentaje de acierto. Se debe de ser nivel legendario para no equivocarse, algo que es impropio en el mercado de renta variable. 

Por esta razón yo nunca he utilizado esta clase de instrumentos, porque también se involucra la manipulación del bróker sobre los precios de los activos. Al emular el movimiento de mercado, entonces pueden tener potestad sobre lo que pueda ocurrir con dichos precios. 

FOREX

En lo que respecta a este mercado intercambiario de divisas, se pudiera decir que tiene un comportamiento algo similar a los CFDs. Si bien se ofrecen apalancamientos muy exagerados se pueden controlar las operaciones con gestiones de riesgo de entradas en compra/venta de lotajes de negociación.

Es decir, que si estoy dispuesto a transar bajo expectativa de movimiento alcista del par EUR/USD puedo entrar con un lotaje estándar de 100,000 unidades de una divisa, tomando en cuenta movimientos de Pips ascendentes. Un pip en este caso, corresponde al incremento del cuarto decimal en la negociación de los pares. 

Actualmente el EUR/USD se encuentra en 1.0223. Si se incrementa a 1.0233 x 100K unidades entonces se estaría obteniendo utilidades por US$100.00. Multiplicamos 0.0010 x 100,000= US$100.00. Es importante mencionar que existen variables a tomar en cuenta como capacidad de la cuenta, permisos del bróker, entre otros, para poder operar sin restricciones. 

Si bien yo nunca he transado esta clase de mercados, conozco muy pocos traders que realmente hayan logrado tener éxito, llegando a ser rentables luego de 7-8 años de experiencia bajo aplicaciones de estrategias muy bien estructuradas y con mucha disciplina. Dicho mercado tiene demasiada aceleración de movimientos agresivos. 

Como dije en un anterior artículo, el FOREX no lo recomiendo para iniciarse en los mercados financieros. A menos de que exista una guía fidedigna de aprendizaje como academias que realmente ofrezcan conocimiento de trading.

Futuros y opciones

Estos también se consideran como derivados que presentan fechas de vencimiento al tratarse de negociaciones paralelas de contratos. 

En lo que respecta al mercado de futuros nunca lo he operado, pero conozco pocas personas que hayan tenido la experiencia de hacer trading real y les ha ido bastante bien. Aquí también existen restricciones como capacidad de la cuenta. En mi caso con mi bróker –Interactive Brokers me pide hasta US$25,000.00 como fondo inicial por el estilo y forma de negociación, también en forma de lotajes. 

Lo que sí transo actualmente son las opciones financieras sobre acciones. Como el caso de Nikola Corporation, lo que hago semanalmente es combinar acciones con opciones para obtener rentas semanales.

Por ejemplo, si yo adquiero 200 acciones de NKLA a precio actual de mercado de US$6.22, puedo combinar con lo que se conoce como la venta CALL. Se traduce como la negociación de venta paralela de un conjunto establecido de acciones a un precio fijado de mercado. 

Si fijo el precio de venta del total de 200 acciones a US$6.50 a un periodo específico de vencimiento de contrato, digamos para este viernes 12 de Agosto, entonces estaría obteniendo, según el mercado de opciones, una renta fija positiva de +4,5% (+US$56.00) sobre la inversión de US$1,244.00. 

Si el precio de la acción sube o baja teniendo como referencia precio fijo en US$6.50, al vencimiento de los contratos siempre obtengo mi renta fija. A la estrategia anterior se le conoce como Covered CALL o CALL cubierta. 

Quiero concluir diciendo que, para formar parte de los mercados financieros, lo ideal es tratar de trabajar con aquellos que ofrezcan menos dudas y sean de mayor simplicidad. 

Al fin y al cabo, es nuestro capital el que va a estar trabajando para nosotros, pero la adaptación va a depender si o si de nuestros objetivos y capacidad emocional que podamos tener a la hora de participar en la negociación de valores.

Eduardo Acevedo 38 | Plata con Plática

Comentarios

Artículos relacionados