Mercados bursátiles: todo lo que debés saber

shutterstock 1049641082 | Plata con Plática

Hablemos de temas generales sobre conceptualización y diversificación del mercado de valores. Muchas personas desconocen que existen varias clasificaciones u opciones para realizar inversión y/o trading de valores. 

Cabe mencionar que NO existe el mejor mercado bursátil, al fin y al cabo, depende de la adaptación y/o perfil del inversionista sobre el feeling que siente al operar en cualquiera de estos mercados. Con ello se crea la base para iniciarse con dinero real en los mercados financieros. 

¿Cómo se diversifica el mercado de valores? 

Para este punto especifico es importante indicar que el concepto de mercado engloba una gran variedad de sub-mercados. En términos muy prácticos todo se basa en negociar valores por medio de la oferta/demanda presentada, lo que permitiría obtener rendimientos que pudieran sobrepasar, en teoría, los productos financieros tradicionales tales como bonos de gobierno o certificados bancarios. Platiquemos entonces de la manera más sencilla posible sobre estos tipos de mercados. 

Bonos:

Los bonos son instrumentos que ofrecen una renta particularmente  fija, es decir, dentro de la negociación de rendimiento ya se incluye cuál es la tarifa máxima a percibir tanto por la institución ofertante como el que demanda el producto. Dichos bonos se crean con el objetivo de liberar deuda para captar financiamiento. 

En este punto el emisor promete devolver el dinero que percibe como préstamo al comprador más los intereses fijados previamente en un período acordado. 

Generalmente tienen bajo riesgo ya que los emisores principalmente son gobiernos o empresas bien establecidas con una excelente salud financiera. Pero ojo, no siempre se puede pensar que todos los gobiernos o empresas contienen mínimos de riesgos intrínsecos. Asimismo, las tarifas pueden fluctuar con respecto al contenido de riesgo o incluso al período establecido de negociación. 

Fondos de inversión:

Luego están los llamados fondos de inversión o fondos mutuos, los cuales ofrecen de manera similar rentas ya fijadas por el emisor. Estas instituciones deberían de estar debidamente reguladas por entidades locales fiscales que contemplen la veracidad de los registros, razones sociales, permisos de negociación de valores extranjeros, entre otros. 

Lo que hacen estas empresas es simplemente captar un aporte de capital de tipo conjunto y lo trabajan en un portafolio donde existen instrumentos de inversión variados, tales como acciones de bolsa, bonos, mercado inmobiliario y muchos otros con el objetivo de ir obteniendo un rendimiento variable que les permitan suplir los intereses fijos acordados para los compradores de participaciones, aparte de las utilidades adicionales que ellos mismos pueden ir obteniendo por supuesto. 

Haciendo analogía, estos tienen un comportamiento de tipo banca comercial. Nuestro dinero se mueve constantemente a favor de la entidad financiera, pero nosotros al final recibimos una pequeñísima parte en forma de renta fija. 

Acciones empresariales:

Otro mercado que siempre ha llamado mi interés y que actualmente negocio constantemente son las acciones, también conocido como stock market. Las acciones representan una fracción de la titularidad de una sociedad que cotiza en las grandes bolsas de valores. 

Cada inversor, al poseer un número determinado de acciones, puede indicar que es propietario formal y de manera lícita de un porcentaje determinado de la compañía en la que invierte. Al valor de todas las acciones en conjunto se le conoce como capitalización de mercado. 

A través de mi bróker –institución intermediaria para negociación de valores– puedo comprar acciones individuales sin restricción. Esto me permite beneficiarme tanto de movimientos alcistas, bajistas o incluso de abono de dividendos en caso de que la empresa cuente con esta política de repartición para sus accionistas. 

Un ejemplo de renta de dividendo pudiera ser la empresa de telecomunicaciones AT&T, la cual genera por el simple hecho de mantener acciones en posesión un total de rendimiento del +4% anualizado, repartidos trimestralmente. El cual puede ser reinvertido para re-compra de acciones. 

En lo que respecta a la inversión de acciones, es importante mencionar que todo conlleva riesgos inherentes. Existen muchas maneras de tomar decisión de compra/venta según el giro y comportamiento de la acción. Con esto me refiero a que el desempeño ascendente o descendente de los precios no está ligado 100% a la salud financiera de la empresa. 

Puede suceder que tengan buen desempeño financiero y el precio esté bajando considerablemente. Lo anterior puede justificarse a que el sector o industria al que pertenece la empresa se encuentre con tendencia bajista cíclica, como por ejemplo el caso de empresas que fabrican micro conductores, el cual pudiera encontrarse en alta o baja demanda. De esta forma quiero decir que siempre es importante realizar análisis de fundamentos –lectura de análisis financieros– y técnicos de gráficas para proyectar muy bien que tanto tiempo estaríamos manteniendo una acción en posesión para obtener el máximo rendimiento posible.   

CFDs:

Existe otro mercado que es similar a las acciones que se denomina CFDs o contrato por diferencia. Sin embargo, existe una enorme diferencia. Este mercado es considerado un derivado, esto quiere decir, que si bien se pueden negociar acciones empresariales realmente no se está contando con la posesión del activo subyacente como tal.

Lo que hacen los intermediarios encargados de promover estos instrumentos, es sencillamente emular los movimientos de mercados de acciones u otros –como por ejemplo materias primas-commodities– pero trabajando con un apalancamiento exagerado. Esto quiere decir, que el bróker te llega a prestar o incrementar el valor de capital en cifras de hasta 80-100 veces con tal de negociar activos con alto valor de precio. 

De esta manera se puede decir que fueron fabricados para publicitar las grandes inversiones con capital muy pequeño. Algunos intermediarios te piden incluso hasta $30 como mínimo para iniciar a realizar operaciones cortoplacistas –lo que se conoce como trading. Te aumentan el valor de tu capital de manera ficticia y puedes ir gestionando compras/ventas de paquetes de activos. En vez de tener $30 ahora manejas un capital de $3,000 (x100). En un próximo artículo contaré caso real y las enormes desventajas que esto conlleva. 

FOREX:

Pasemos ahora al famoso FOREX. Utilizo dicho adjetivo porque sin lugar a duda es el mercado probablemente más conocido entre inversores/traders minoristas. Pero su popularidad se debe a que se fomenta y distribuye como mecanismo de publicidad engañosa dentro de estafas piramidales. Siempre se indica que es fácil generar renta con sencillas aplicaciones en el mercado más grande del mundo, que es propiamente el intercambio a través de la compra/venta de pares de divisas. De esta forma se aprovecha las tendencias alcistas y bajista de dicho mercado intercambiario. 

Por ejemplo, yo puedo proyectar caída del precio de EUR/USD como estuvo ocurriendo en los últimos meses ante el fortalecimiento del dólar para obtener renta. O al contrario, puedo proyectar ascenso de precio de USD/EUR. Al final todo tiene que ver por el intercambio de volúmenes de divisas entre el par negociado. 

Dicho lo anterior, dentro del público en general se tiene una falsa idea que el FOREX es un mercado estafa. Pero al contrario, de hecho sí existen ciertas regulaciones que permiten lícitamente esta clase de negociaciones. Eso sí, esta clase de instrumento contiene alta volatilidad como resultado de los volúmenes exagerados de oferta/demanda. Se debe de alcanzar un nivel muy experto para poder aprovechar los movimientos de este mercado. 

En lo personal, FOREX no lo recomiendo para iniciarse en los mercados financieros. A menos de que exista una guía fidedigna de aprendizaje, academias que realmente ofrezcan conocimiento de trading.  

Futuros y opciones financieras:

Por último, existen los llamados derivados para cumplimiento de obligaciones. Aquí en este grupo podemos incluir los denominados contratos futuros y opciones financieras sobre acciones. Mucho ojo, las opciones financieras sobre acciones no tienen absolutamente nada que ver con las opciones binarias, el cual mencioné en un artículo anterior, que bien es conocido como un mercado ESTAFA.

Tanto los futuros como las opciones financieras, también se consideran como derivados que contienen fechas de vencimiento al tratarse de negociación paralelas de contratos. Sin embargo, llegan a mantener mejores regulaciones que el propio mercado CFD. Los brokers mejor conocidos con los que recomiendo trabajar también transan esta clase de mercado. En mi caso, yo utilizo Interactive Brokers, el cual es sumamente regulado, se encuentra en Estados Unidos y es altamente flexible con la apertura de cuenta para nicaragüenses. 

Generalmente los mejores brokers tales como Charles Schwab, Ameritrade, Fidelity, E-trade, Merril Edge, Trade Station, Robin Hood, etc., solamente cubren su mercado local. Por lo que nuestras posibilidades son bastantes escasas. 

Los futuros y opciones son instrumentos de alto riesgo, pero permiten obtener rentas muy altas con poco capital. Con los futuros, muchos traders transan materias primas u otros como el oro, plata, petróleo, índices bursátiles, etc. En lo que respecta a las opciones generalmente tiene un enfoque sobre acciones y ETFs. 

Estos derivados permiten entrar en una gama muy alta de posibilidades para aprovechar los movimientos alcistas, bajistas y laterales del mercado. Al combinar diferentes estrategias es posible ir diversificando las operaciones para obtener rentas. 

En mi caso, utilizo diferentes estrategias de opciones para obtener rentas semanales logrando combinar con compra/venta de acciones. Puedo mencionar que es un mercado complicado porque entenderlo como tal ya es muy difícil en términos teóricos, incluso se imparten en materias de maestrías financieras por su propia complejidad, pero una vez que se logra comprenderlo, es una herramienta sumamente útil para diversificar las operaciones en el mercado.  

Aparte de los mercados antes mencionados, existen muchos otros, aunque conocidos en menor medida son bastantes complejos pero estos son más conocidos en el mundo del mercado bursátil. Antes de adentrarse, es necesario siempre investigar más sobre cada uno y los invito a contemplar la posibilidad de al menos educarse sobre temas de inversión en los mercados financieros. Es un mundo muy amplio pero muy enriquecedor que permite contemplar mayores posibilidades  por sobre los vehículos financieros tradicionales.

Eduardo Acevedo 38 | Plata con Plática

Comentarios

Artículos relacionados