Tener deudas afecta tu salud

deudas-salud

¿Estás endeudado o endeudada? Y si no lo estás, ¿alguna vez lo has estado? Esa situación en la que quien te prestó no deja de llamarte para cobrarte, y vos no podés hacer otra cosa que pensar en cómo vas a hacer para pagar. Sí, es bien conocida por muchos y muchas y quienes lo han vivido solo pueden decir: “es horrible”.

Pero además de no poder concentrarte en tu trabajo y tener problemas con tu pareja a causa de las deudas, estarte preguntando cómo vas a hacer para pagar el mínimo de tus tarjetas el próximo mes incide negativamente en tu salud física, mental y emocional. Aquí te cuento cómo.

Al tener deudas:

• Sos trece veces más propenso que alguien que no tiene deudas –o pocas- a perder el sueño por la noche.

• Más de siete veces más propenso a tener ansiedad severa.

• Y también más de siete veces más propenso a desquitar tu estrés contra los demás.

• Así mismo, casi seis veces más propenso a sufrir depresión severa.

• Cuatro veces más propenso a tener úlceras u otros problemas digestivos.

• Y el doble de posibilidades de tener problemas del corazón y migrañas.

• Tres de cada cuatro endeudados no solo tienen problemas con sus parejas, sino también con sus hijos.

• Existen, además, mayores probabilidades de drogodependencia, sicosis y mayor predisposición al suicidio.

• Así como de desarrollar desórdenes alimenticios.

En fin que, a nivel general, los trastornos de la salud provocados por la preocupación de tener deudas son los siguientes: depresión, angustia e irritabilidad (con tendencia al suicidio), psicosis, insomnio, taquicardia (con riesgos de infarto), accidente cardiovascular (ACV), gripe recurrente por baja de las defensas, estrés, alteraciones del ciclo menstrual (en el caso de las mujeres), cefaleas, impotencia e inapetencia sexual, anorgasmia, problemas de pareja, con hijos y familia; además de problemas en el trabajo.

En conclusión, bien dicen que el dinero no compra la felicidad, pero podés estar seguro que estar endeudado solo empeora el asunto. Si ya estás enjaranado y sintiendo los estragos en tu salud, buscá ayuda lo antes posible y limitá tus gastos al máximo para que podás abonar el mayor monto posible al pago de tus deudas. Si llevás una vida tranquila sin deudas, o con deudas manejables, no dejés ir esa tranquilidad gastando en cosas que no necesitás y que están fuera de tu presupuesto.

¿Y vos? ¿Tenés o has tenido deudas? ¿Qué se siente? ¿Cuál es el mayor estrago de salud que tuviste a causa de las deudas?

Comentarios