¿Cómo invertir en criptomonedas sin asumir el riesgo de la volatilidad?

shutterstock 2002007354 | Plata con Plática

Cuando pensamos en el termino criptomoneda pensamos inmediatamente en ₿itcoin y tiene sentido porque es la primera criptomoneda que existió y porque es la que actualmente tiene una mayor capitalización en el mercado. 

En las últimas semanas hemos escuchado que el ₿itcoin se ha “derrumbado”, que está cayendo estrepitosamente, sufriendo el bear market o incluso han hecho uso del término “desinflando”. Lo cierto es que hoy que estoy redactando este artículo, un ₿itcoin equivale a veinte mil dólares, muy por debajo de su pico histórico de sesenta y ocho mil dólares en Noviembre 2021, es decir, tiene una caída del 70.6%. 

Si nos vamos un poco más atrás en el tiempo a fines del año 2016 el precio apenas rozaba los mil dólares, así que los que compraron en esa época y han mantenido su inversión han tenido una ganancia de 1900%.

Hago esta larga introducción para expresar que en realidad el ₿itcoin es sinónimo de volatilidad, fluctuaciones, caídas y subidas abruptas. 

Hay muchas personas con un apetito de riesgo bajo que quieren incursionar en el mundo de las criptomonedas, pero sin asumir el riesgo de la volatilidad. ¿Cuál o cuales criptomonedas son las ideales para este tipo de inversionistas? Para responder esta pregunta consulte a Alejandro Arana, quien es el responsable de comunicación de la Comunidad Blockchain en Nicaragua. La respuesta es: las stablecoins o criptomonedas estables.

Pero, ¿qué son en realidad estas stablecoins?

Las stablecoins son tokens emitidos en blockchain cuyo valor se encuentra vinculado a un activo externo, tales como las monedas nacionales o los minerales preciosos.

Dentro de las “stablecoins” existen dos grupos diferenciados que emplean estrategias distintas para reducir la volatilidad: por un lado están las denominadas “colaterizadas” o respaldadas, que están asociadas a otro valor externo –ya sea una moneda fiat, otra criptomoneda u otros bienes– para teóricamente aportarles estabilidad.

Arana nos explica que, dentro de este primer grupo, encontramos tres tipos de stablecoins:

Respaldadas con monedas “fiat”:

En esta categoría están Tether y TrueCoin, ambas respaldadas por el dólar estadounidense. El caso de Tether es uno de los más emblematicos: construida en 2014 con tecnología abierta de blockchain. 

Según un informe publicado por Tether en Mayo 2022, una parte importante, el 86% de los activos de reserva de Tether, está en efectivo o equivalentes de efectivo. Esto asciende a $70,52 mil millones de dólares del total, y el resto se divide en bonos corporativos –44 mil millones de dólares–, préstamos garantizados –$3 mil millones de dólares–, y $5 mil millones de dólares en inversiones en activos como la moneda virtual. En total, suman $82.000 millones de dólares.

Tether anunció recientemente en un comunicado que se prepara para lanzar GBPT, un activo digital estable vinculado a la libra esterlina. La nueva stablecoin estará basada inicialmente en la cadena de bloques Ethereum y se espera que se ponga en marcha a principios de julio.

Respaldadas con otra criptomoneda:

Dentro de este grupo están las “stablecoins” más controversiales, ya que emplean otras criptomonedas para mantener su valor estable.

Respaldadas con otros bienes –oro, inmuebles, etc.–:

En estos modelos la criptomoneda mantiene su valor estable al “anclarlo” al precio de un bien como el oro. Es el caso de G-Coin, una plataforma de ‘tokens’ que equivalen a un gramo de oro físico cada uno. La compañía asegura que el oro está almacenado de forma segura y que emplean blockchain para garantizar que el material procede de zonas libres de conflicto. Según la firma, sus ‘tokens’ pueden intercambiarse por oro físico, emplearse como depósito de valor o usarse como otras criptomonedas para realizar determinados pagos digitales.

El caso de DAI:

DAI es una criptomoneda estable que tiene como objetivo mantener su valor lo más cercano posible al dólar estadounidense USD a través de un sistema automatizado de contratos inteligentes en la cadena de bloques de Ethereum. DAI se mantiene y regula por MakerDAO, una organización autónoma descentralizada –DAO– compuesta por los propietarios de su token de gobernanza, MKR.

Alejandro Arana, nos explica que DAI es una stablecoin sobre-colaterizada, esto significa que hay más dinero que DAI, por lo cual la moneda está siempre respalda.

Controladas por algoritmos:

Existe el grupo de “stablecoins” no colateralizadas –o no respaldadas– que no están asociadas a ningún valor externo, sino que emplean únicamente algoritmos para evitar las fluctuaciones de precio. En estos modelos, es la propia cadena de bloques la que controla la volatilidad de las monedas mediante algoritmos y Smart Contracts.

Dentro de esta categoría esta las recién colapsadas TERRA y LUNA. 

Dentro del mundo de las criptomonedas no todo es color de rosa, prueba de ello es que Terra, se ubicó entre las 10 criptomonedas más valiosas del ecosistema cripto y de un día para otro cayó por debajo de US$1, luego de haber alcanzado un máximo de US$120 un mes antes. 

TerraUSD estaba vinculada a LUNA, una criptomoneda recién acuñada, pero que no era una “moneda estable”, ambas controladas por la empresa Terraform Labs. En pocas palabras, los creadores de los tókenes vincularon TerraUSD a LUNA de tal manera que, cuando los operadores de alta frecuencia ansiosos por ganar dinero fácil vendieran de un lado a otro entre las dos, el precio de LUNA fluctuara mientras que el valor de TerraUSD se mantuviera más o menos estable. Esto evidentemente no ocurrió y una arrastro a la otra generando perdidas de más de cuarenta mil millones de dólares. 

Otros usos de los stablecoins:

Ahorro:

Según los especialistas, las mejores monedas digitales para los ahorrantes son las monedas estables o «stablecoins». Como ya hemos mencionado la principal característica es el factor de tener su precio «atado» al dólar, esto significa que su valor nunca varía de un DÓLAR y es la ideal para quienes no son muy arriesgados. Las más populares actualmente son Tether –USDT– y USD Coin –USDC–.

Transferencias internacionales:

El año pasado META –o Facebook– hizo el lanzamiento de su billetera digital NOVI para realizar transferencias internacionales utilizando la stablecoin PAX DÓLAR –USDP– y escogió como país receptor a Guatemala –segundo receptor de remesas a nivel latinoamericano únicamente detrás de México–. El costo para enviar la remesa: cero. NOVI solo es un ejemplo, pero en realidad, cualquiera con una billetera de criptomonedas puede transferir stablecoins a otra persona en cualquier parte del mundo con un costo de transferencia simbólico. Luego el receptor lo único que tiene que hacer es convertir a dólares y hacer el cash-out. 

Como ven, si es posible invertir en criptomonedas sin asumir –completamente– el riesgo de la volatilidad. 

Como dato interesante la stablecoin Tether ha llegado a representar el 40% de todas las transacciones del exchange binance en un año, el más grande a nivel global. 

Marzo – IG GRID 21 | Plata con Plática

Comentarios

Artículos relacionados