Cómo hablar de dinero con tu media naranja…. Sin que se convierta en media toronja

opinar bien

“Yo manejo el presupuesto, pago las cuentas… y por más que intento involucrar a mi esposa, enviándole un correo con todo lo que se hizo en el mes, ella ni siquiera lo lee”.

“¿Cómo puedo hacerle entender a mi esposo que sus gastos de más y deudas en tarjetas de crédito nos están llevando a la pobreza?”

“Yo confieso que yo soy la gastona y él, el ahorrador…. pero yo gano más dinero, así que no se puede quejar”.

“Quiero invertir nuestros ahorros en un negocio y ella quiere que nos vayamos de vacaciones por dos semanas. ¿Quién tiene razón?” 

Éstas son tan sólo algunas de las frases que me han llegado por correo, Twitter (@ElaMVela) o Facebook en los últimos meses, relacionadas al tema del manejo del dinero en la pareja. La base de estos conflictos y desacuerdos es –en la mayoría de los casos- la falta de comunicación. Y es que se suele hablar de muchos temas con la media naranja, desde problemas laborales hasta qué me gusta/disgusta en el sexo, pero cuando se trata de dinero, ¿por qué se nos hace tan difícil?

Sería ideal que pudiéramos hablar de finanzas personales con nuestra pareja desde antes de dar el gran paso, pues los hábitos de ahorro y gastos de la otra persona nos pueden decir mucho sobre quién es, sus valores, nivel de responsabilidad, etc.  Sin embargo, nunca es tarde para empezar y ya sea que estés teniendo disconformidades con cómo tu esposo o esposa maneja los bienes de la familia, o simplemente querés hacer planes a largo plazo, hacer dates financieros es necesario para lograrlo. A continuación algunos tips para tomar en cuenta:

Sé honesto con vos mismo: Antes de correr a decirle a tu amado tormento que querés hablar sobre dinero, tomate tu tiempo para analizar dónde estás parado. ¿Qué es lo que te incomoda? ¿De qué querés hablar? ¿Qué es importante para vos que se solucione?

Lugar y momento para todo: Si ya decidimos que nos vamos a sentar a hablar sobre nuestro dinero y cómo lo administramos, no hay razón para traer a colación otros temas y/o reclamos (“ayer llegaste tarde, ¿con quién andabas?”, “Llamaron de la escuela de Juanito otra vez.. te toca ir”). Así mismo, se debe establecer desde antes el tema sobre el que se quiere hablar; pues es imposible discutir TODOS los temas financieros de la pareja en una sentada. Si quieren leer más sobre esto, les recomiendo este post de Karla Bayly sobre los dates financieros.

Ni vos, ni yo, veámonos en el medio: No importa si son una pareja de recién estrenados marido y mujer o si ya llevan 20 años de casados, siempre debe haber un apoyo mutuo. Recordá que la persona con la que estás hablando es alguien a quien amás y para quien querés lo mejor, por lo que no se trata de “ganar” la discusión o de quien tiene la razón, se trata, en cambio, de llegar a una solución con que ambas personas se sientan satisfechas… después de todo, queremos verla/o feliz, no?

Por cierto, algunos de los temas que deben ser traídos a la mesa son:

  • Retiro: ¿Cuándo nos queremos jubilar? ¿Dónde queremos vivir? ¿Cuánto dinero necesitaremos para vivir en esa época? ¿Cuánto dinero deberíamos estar ahorrando cada mes para lograrlo?
  • Educación de los hijos: ¿Cuánto tiempo falta para que nuestros hijos e hijas entren a la universidad? ¿Dónde y qué quieren estudiar? ¿Vamos a pagar por su educación? Y si es así, ¿Cuánto dinero necesitamos estar ahorrando para lograrlo?
  • Seguros: ¿Qué tipo de seguros necesitamos? ¿Cuáles tenemos? ¿Qué tenemos que hacer para conseguirlos?
  • Planes a largo plazo: ¿Qué tipo de casa queremos? ¿Cuánto podemos gastar en una hipoteca? ¿Cada cuánto nos vamos a ir de vacaciones y cuánto vamos a gastar en esto?

Finalmente, les recuerdo que el peor error que pueden cometer como pareja en asuntos de dinero es no ser honestos. De la misma manera en que una infidelidad amorosa daña irremediablemente una relación, una infidelidad financiera hace que perdamos la confianza y respeto en la otra mitad.

¿Y vos? ¿Cómo manejás los asuntos de dinero con tu media naranja? ¿Tienen citas programadas para hablar de sus finanzas?

Comentarios

Artículos relacionados