Cómo él salió de deudas generando ingresos extra

fud

Lo que van a leer a continuación es un correo que recibí de Allan Zamora, un lector del blog que, buscando la libertad financiera, decidió poner un negocio para generar ingresos extra y lo logró. Si vos tenés una historia de éxito que contar: saliste de deudas, controlaste tus gastos, ahorraste para una meta, etc. no dudés en compartirla al correo [email protected]

Imagínense crear más de una fuente de ingreso y a la vez tener un salario fijo

Hace años vivía “cómodamente“, comprando y comprando caprichos como casi todo el mundo con una tarjeta de crédito, hasta que un día me di cuenta de que había caído en una trampa muy silenciosa: el endeudamiento. En ese momento comprendí que solo estaba trabajando para pagar ese dinero prestado que había gastado hacía ya mucho tiempo, sentí la necesidad de hacer algo y tratar de cambiar el rumbo que llevaba. Mi única opción fue buscar información y consejos sobre cómo cancelar esa deuda lo más pronto posible y entre varios blogs y páginas sobre finanzas personales que he leído, poco a poco he ido cambiando mi mentalidad y la forma de ver cómo trabaja el dinero.

Deseaba ahorrar, pero en ese momento no me quedaba ni un solo peso libre, así que tenía que buscar cómo generar ingresos extras para poder ayudarme con las deudas. Pasaron meses y aun no sabía cómo lo iba hacer, hasta que llegó el mes de noviembre de 2014 y la navidad estaba a la vuelta de la esquina. Precisamente había leído artículos que hablaban sobre cómo aprovechar el comercio de la temporada navideña y otro, en especial, en Plata con Plática que se llama: “¿Qué voy hacer con mi aguinaldo?”.….. tomé muy enserio el post y decidí intentarlo.

Desde niño siempre estuve involucrado en el contacto con los clientes y productos de la industria alimentaria, ya que mis padres tienen un negocio de abarrotes y he aprendido la importancia de satisfacer la necesidad de un cliente. Por eso decidí crear un ingreso extra relacionado con ese modelo de negocio y me aventé a ofrecer canastas navideñas a empresas, para sus empleados. De esta forma nace Canastas de mi tierra.

Sin darme cuenta, había encontrado un nicho de mercado muy interesante y nos pusimos manos a la obra para poder darle forma a la idea. Desde un principio mi esposa ha sido mi principal apoyo, desde la creación del nombre, hasta el empaque de las canastas, las ideas y cada detalle que tiene que ver con el producto final que ofrecemos: una bella canasta con productos de consumo. Comenzamos a contarles a nuestros familiares lo que estábamos haciendo y la voz se iba corriendo entre ellos y los amigos y así fue que llegó el primer pedido: una microfinanciera.

Para la inversión inicial, tuve que sacar un adelanto de mi aguinaldo de mi tarjeta de planilla, para así poder cubrir los siguientes pedidos que llegaban. No ha sido fácil pero tampoco imposible. Para poder entregar en tiempo y forma, durante varios días debíamos empacar canastas, ordenar productos y hacer lazos al regresar del trabajo. También debíamos trabajar en la imagen visual del catálogo navideño, para que fuera más atractivo al cliente al momento elegir su modelo de canasta. 

Para darnos publicidad, decidimos mercadearnos en plataformas digitales y en redes sociales para llegar más rápido a posibles clientes, ya que en la actualidad, el mundo digital está al alcance de muchas personas.

El 2014 fue un año en el que en lugar de gastar más dinero (como suele suceder en diciembre), logramos darle un giro y conseguimos generar más ingresos del que normalmente tenemos en ese mes.

Mi fuente de inspiración para crear Canastas de mi tierra ha sido experimentar en el mundo de los negocios. Aunque es pequeño y nos falta mucho por recorrer, desde ya puedo sentir esa satisfacción de ayudar al cliente y que te agradezcan por la ayuda que les das. 

Hay muchos planes en marcha, muchas metas y propósitos por cumplir, aún estamos aprendiendo y tomando nota de la experiencia ya que en los negocios nunca se deja de aprender.

De una u otra forma todos hemos sigo negociantes en nuestras vidas sin darnos cuenta, el punto está en aprender cómo trabaja el dinero para poder ponerlo a nuestro favor. Gracias a todas las ventas que se hicieron, parte de las ganancias me ayudaron a cancelar la deuda. 

Un consejo que doy a todas las personas que desean pagar sus deudas es que simplemente cambien su mentalidad frente al dinero y podrán cumplir muchas metas con éxito.

Quiero terminar con una frase muy famosa de Henry Ford, que considero es  muy cierta: “Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”.

Comentarios