Tu carro y su mantenimiento: ¿Gasto o inversión?

MantenimientoAuto 

El siguiente post es patrocinado por Excel Automotriz

A pesar de que los autos cada vez evolucionan más y tienden a necesitar una atención menos frecuente, el mantenimiento y los costos de repuestos pueden morder una parte grande de tu presupuesto. No te preocupés, no vengo a tratar de enseñarte cómo reconstruir un motor (yo misma no sé casi nada de carros), sólo vengo a compartirte la forma de tomar decisiones inteligentes que te mantendrán rodando por menos dinero.

La cosa más importante que podés hacer para obtener el mejor valor y la vida más larga de tu automóvil es algo que casi nunca hacemos (y ahí me incluyo yo): leer el manual del auto. En este librito –que casi todos cargamos nuevo y sacamos solo en emergencia- está el ABC de tu carro y la forma correcta de tratarlo para que te dure más y te cueste menos.

Cualquier servicio de reparación o mantenimiento recomendado por tu taller debería ser cotejado contra las instrucciones que aparecen en el manual del fabricante, y los calendarios de servicios en el manual son una guía para obtener el rendimiento óptimo de tu vehículo, así como para sacarle el jugo durante los años sin desperdiciar tu dinero. Manejar cómo funcionan las garantías, lo que está cubierto y cómo no hacer inválidas dichas garantías te puede ahorrar grandes sumas de dinero a lo largo del tiempo.

Por esto, si te vas a meter a comprar un carro, debés tener claro todos los costos involucrados –pues no es nada más la compra + la llenada de combustible-, cada cuánto y para qué sirven para hacer rendir tu dinero. Esto es casi como comprar una mascota: no es solo la compra y el concentrado, también hay que llevarlo al veterinario cada cierto tiempo ;).

En este sentido, a veces queremos escatimar en los mantenimientos porque pensamos que el carro no los necesita y que, de hecho, nos estamos “ahorrando” un buen dinero al no llevarlo al taller. Darle mantenimiento a tu carro, lejos de ser un gasto innecesario es una inversión de largo plazo.

¿Cómo así?

Velo de esta manera. Una inversión implica una salida de dinero (al igual que ocurre con un gasto) pero con la posibilidad de generar más dinero después o, en su defecto, al menos un ahorro a largo plazo.

Cuando nosotros decidimos que una manera inteligente de ahorrar dinero es no hacer o prolongar los mantenimientos, estamos escribiendo la receta para que se nos vengan gastos GIGANTES después. Y como yo no soy experta en esto, me fui a dar una vuelta a Excel Automotriz para que me dieran una idea de qué sucedería si “x” o “y” no se hiciera en el carro y por acá les dejo la comparación:

excelAl ver estos precios no es difícil tomar la decisión de invertir en el corto plazo para ahorrar en el largo plazo, ¿no es así? Sin embargo, si sabés tan poco de autos como yo, probablemente te estés preguntando en qué consiste a fin de cuentas esta inversión. 

Analizando los mantenimientos

He escuchado excusas parecidas al por qué no hacen un presupuesto, con el mantenimiento del auto. Si en el caso del primero las personas se justifican diciendo “es que es para gente que tiene mucho dinero” o “es que es para gente que tiene poco dinero”… en el segundo se dicen “es que el carro está nuevo y no lo necesita” o “es que el carro está viejo y ya no vale la pena”. Total que no termina siendo para nadie, cuando en realidad es para todos.

Darle mantenimiento a tu auto te ayuda en el cuido de tu vehículo y a prolongar su vida. Normalmente se realizan cada 5,000 kilómetros, pero dependerá de la marca y esto, nuevamente, lo podés verificar en tu manual.

Existen diferentes tipos de servicios de mantenimiento, en dependencia del kilometraje de tu auto y, como te podrás imaginar, en cada uno se van trabajando más cosas. Los podemos categorizar así:

  • Mantenimientos menores 5,000/15,000/25,000… inspección de motor, cambio de aceite y filtro, limpieza y ajuste de faja, diagnóstico de batería, suspensiones delanteras y traseras, líquido de frenos, etc.
  • Mantenimientos 10,000/30,000/50,000…. Básicamente implica el mismo mantenimiento anterior y, adicionalmente, se realiza la limpieza y ajuste de frenos, tuberías y mangueras, así como la rotación de las llantas.
  • Mantenimiento de 20,000 y 60,000 km…. Entre otras cosas, además de los puntos anteriores, se realiza cambio de bujías, lavado de motor, prueba en carretera, alineo y balanceo de llantas y más.
  • Mantenimiento de 40,000 y 80,000 km… Éstos suelen ser los mantenimientos más importantes de tus vehículos puesto que están relacionados a tu propia seguridad. En ellos se realiza, además, el lavado de sistema de enfriamiento, cambio de aceite de transmisión mecánica y el cambio de la solución al sistema hidráulico de frenos.

Como verás, tu auto necesita de un buen cuido para que dure un largo tiempo y eso depende de vos. Cada uno de estos mantenimientos tienen una finalidad diferente y obviarlos porque pensás que estás ahorrando terminaría por convertirse en el típico caso de “lo barato sale caro”.

Tips para tus mantenimientos

Obviamente esto va a depender mucho de tu carro, de lo que dicte el fabricante y lo que recomiende el taller pero, en general, te recomiendo:

  • Hacer tus citas con tiempo, ANTES de la fecha marcada para el siguiente, porque podés correr el riesgo de querer hacerlo el mero día que se vence y ya no haya espacio.
  • Incluir en tu presupuesto mensual de gastos un monto dedicado al mantenimiento: es mejor guardar un poquito cada mes, que sentir el golpe de una vez en el mes que te corresponde.
  • Pedir tus repuestos cuando éstos sean cambiados, para que veás y constatés que realmente se hicieron los cambios.
  • Comparar manual contra factura: debe ser igual lo que tu librito dice con el trabajo que te realizaron en el taller. Así evitás que te hagan cosas (y las pagués) que no necesitás.
  • Comprar repuestos originales, pues los otros aunque sean más baratos, no te durarán la misma cantidad de tiempo y además perderás la garantía del fabricante.
  • Averiguar si tu taller autorizado tiene paquetes que podás comprar y te salga más barato. Mi novio, por ejemplo, se unirá al club de “Expertos” de Excel Automotriz con su carro Hyundai Getz porque el ahorro al pagar de una vez VS irlo haciendo de uno en uno, es significativo.
  • Ir a la casa comercial cuando hay un defecto, porque de otra manera perdés tu garantía. Incluso, el defecto puede ser de fábrica y el cambio te lo harían gratis, pero eso solo podrás saber en la casa comercial.

Como verás, hay muchas cosas que podés hacer para ayudar a que tu vehículo dure más tiempo, correrlo sea más barato y te dé muchos años de servicio sin preocupación… Todo si te tomás el tiempo de leer el manual del propietario y hacer los mantenimientos adecuados en la fecha que corresponde.

¿Y vos? ¿Sos regular en el mantenimiento de tu auto? ¿Le das la importancia que merece? ¿Tomaste en cuenta este factor cuando hiciste la compra de tu carro?

Comentarios