Me endeudé por ayudar a mi exnovio

Hace unos días me llegó este correo y aunque a diario recibo tanto preguntas y dudas, como testimonios de las personas, debo decir que éste ha sido de los que he leído con mayor sentimiento.

El nombre de ella ha sido ocultado para proteger su privacidad, pues ella así lo pidió, pero también me solicitó que lo compartiera. Esta chavala –y también yo- está convencida que no está sola y que pueden haber muchas otras mujeres pasando por algo similar, así que espera que su historia sea de ayuda para muchas y que puedan abrir los ojos y aprender en cuerpo ajeno.

Para no hacer esto más largo, aquí la historia de ella:

 

Hola Elaine,

Desde hace algún tiempo vengo escribiendo este correo, de hecho con el deseo de poder enviártelo el día que mi vida estuviera un poco mejor y que alguien más en condiciones similares abra sus ojos. Siempre te he leído, tus artículos me gustan mucho y he transmitido algunos a mi familia y amigos sin darme cuenta que la que más lo necesitaba era yo. Mi vida no se ha resuelto pero me gustaría compartirla en este momento.

Todo comenzó hace más de 2 años cuando empecé una relación con un muchacho mayor que yo, en ese tiempo estaba acercándome a los 22 años. Éramos personas muy distintas, él de una categoría un poco más baja, sin estudios y con 3 hijos… yo ya estaba finalizando mi carrera y él era mi primer novio. Él tenía muchos problemas económicos al igual que yo.

Debido a que yo nunca había tenido créditos, se me iban abriendo las puertas fácilmente y al él exponerme sus tantos problemas, yo terminaba por sacarle préstamos para que él solucionara y yo también tomaba una parte. Mi salario en ese momento era menor a $250.00 dólares, nuestro primer préstamo fue de C$8,000.00 córdobas. Con el tiempo fueron surgiendo más problemas para él, que hasta ahora no sé si los inventaba para tener mi aporte o si es que realmente todo se le juntaba. Yo trataba de ayudarle con mi salario, pero pues imaginate que también necesitaba para mi familia y mi salida de la universidad.

Con esa institución, a la fecha tuve más de 5 créditos y los pagaba y renovaba con otros créditos que me daban en otras instituciones. Con el tiempo pude optar a tarjetas de crédito, y hasta hoy tengo tres. Pagamos las cuentas mitad y mitad porque a él su salario ya no le daba para todo y yo dejaba de aportar en mi hogar por pagar todo esto.

Ya no podíamos pagar nada, hasta que pude optar a una consolidación en BAC y BDF de $2,000.00 y $3,000.00 cada uno, me sentía más liberada por supuesto. Pero sus problemas no acababan y yo seguía utilizando mis tarjetas de crédito y saqué algunos préstamos para ayudarle y ayudarme a mí con algunos problemas y cosas del hogar.

Todo llegó hasta tal punto, que yo tenía que usar mi tarjeta de crédito para que fuéramos a comer con sus niños y que él no estuviera triste por tantos problemas. Ya en ese tiempo mi salario andaba en $550.00 dólares. A la fecha, mi familia no se imagina nada de esto. Llegué a tal punto de sacarle una tarjeta adicional a su nombre para que pudiera utilizarla en lo que quisiera, le compraba regalos para hacerlo sentir bien, cuando él me daba muy poco y nunca abrí los ojos.

De repente, los estados de cuenta empezaban a mostrar más gastos, él gastaba más y ponía excusas y excusas de que el dinero no le daba. Yo siempre buscando cómo solucionarle. Aparte de todos estos problemas, teníamos una relación que yo miraba a futuro aunque todas las personas me advertían que no debía estar con una persona de su tipo. Yo pedía mucho permiso en mi trabajo para estar con él, porque ya todo comenzaba a ser distinto, hasta que por fin descubrí que me traicionaba con alguien más.

Fueron días y días de pleitos, discusiones fuertes y yo como una niña pidiéndole que no escogiera a esa persona porque yo era mejor, sin darme cuenta todavía de todo el daño que me había hecho. Tanto fue todo lo que me ofendieron él y esa mujer de una manera que jamás nadie lo había hecho y aún así yo lo quería a mi lado. Todavía para diciembre gasté dinero para comprarle regalos a sus niños, prácticamente fue un chantaje y a como decía esa mujer “yo lo compraba y él sí estaba conmigo por dinero”; aunque hasta hace poco me di cuenta. No sé si alguna vez hubo amor entre nosotros, pero sí me hizo daño en muchos sentidos.

Hoy mantengo las dos consolidaciones que en total suman un saldo de $4,400.00 dólares, tengo préstamos en Pepe te presta, BAC, BANCENTRO, y con particulares. Además de tarjetas de crédito al límite. En total, hoy mis deudas suman un poco más de $10,000.00 dólares y todo es a consecuencia de la historia que ya te he comentado a modo general, porque hay mucho más trasfondo y experiencias realmente dolorosas en toda mi historia.

He pedido consolidaciones, arreglos de pago, y maneras para ordenarme y no puedo salir de esto. Aún guardo la esperanza de que pueda resolver algo y no pagar cuotas tan exorbitantes, más que todo por las tarjetas de crédito y Pepe te presta. Seguiré pagando lo que pueda y, aunque todavía tengo su aporte mensual en alguna parte de las deudas, lo que verdaderamente quisiera es poder ordenarme para no necesitar de él y librarme de su recuerdo.

Creeme, siempre viviré arrepentida de todo lo que me pasó y mucho más por haber dejado de hacer cosas para mí y mi familia y poder salir adelante. Más bien le di en bandeja plata a un hombre que me traicionó, hoy ya está con alguien más, con la persona que me tachó de ser la otra y meterme en su relación y yo todavía tengo unos 5 años más que seguir recordando con los pagos de préstamos. Esto sin mencionarte afectaciones significativas a mi salud y la parte psicológica de saber que no fuiste amada y valorada como merecías.

Puedes utilizar mi historia, y editarla como quieras, pero no quisiera que utilizaras mi nombre. Espero servirte al menos de inspiración para escribir algo y ayudar a alguien más. Y un consejo para ti, si deseas seguir con tu éxito a como lo has hecho hoy, deberías poder hacer con tus bancos patrocinadores algún plan para personas como mi caso y que nos ayuden con las consolidaciones, no tenemos cómo hacer hipotecas. Muchas veces nos pasan situaciones como éstas y tenemos el deseo y la disponibilidad de pagar, pero las deudas nos envuelven y se nos crean aún más problemas.

Hoy quisiera de verdad empezar de nuevo y dejar todo atrás, ahorrar y cumplir con las metas que siempre tuve en mente y las dejé atrás por portarme como toda una tonta. Mi salario hoy asciende a $700.00 y puede mejorar. Pero sin una consolidación estoy en un círculo vicioso del cuál no se cómo pueda salir.

Muchos saludos.

Comentarios