Diversificación: esencial para multiplicar tu dinero

A propósito del evento organizado por FUNIDES hace unas semanas, sobre “Las rutas de transformación económica de Nicaragua”, en el que el chileno Andrés Velasco dio las claves para que Nicaragua se transforme económicamente, una de las cosas que me han quedado dando vueltas en la cabeza es esto de la diversificación.

Y es que este concepto, en realidad, no es nada nuevo para mí. Durante los 4 años que duró la carrera de Finanzas en México, todos y cada uno de los profesores se encargaron de repetirnos hasta el cansancio que una de las partes esenciales al invertir era diversificar. Esto aplicaba tanto a las finanzas de las empresas, como a nuestras finanzas personales.

Dicho esto, debería de parecer obvio que lo mismito aplica para los países, ¿no es así? Sin embargo, con algo de vergüenza debo admitir que nunca lo había pensado. Y tiene todo el sentido: si pensamos que un país es como una empresa o una persona y en ambos casos esto de poner los huevos en diversas canastas es imprescindible, pues entonces igual aplica para nuestra Nicaragua y cualquier otro país realmente.

Pero entonces, si Nicaragua somos todos, somos las personas y las empresas que nacemos y vivimos aquí, ¿cómo logramos esto? Y, ¿qué es lo que YO puedo hacer para ayudar en este proceso?

La respuesta es mucho. Creo que una de las cosas de las que pecamos acá es que, de alguna manera, constantemente estamos esperando que sean otros (las otras personas, la empresa donde trabajo, el gobierno, etc.,) que cambien y mejoren MI situación… y ya cuando todo haya cambiado, pues a mí que me avisen para comenzar a cambiar también. ¿Es o no es? Esto debe parar y por eso hoy quiero compartir los dos frentes en los que nosotros podemos hacer nuestra parte.

Como empresa

En Nicaragua son muy pocas las empresas que invierten en investigación y desarrollo y las que invierten, lo hacen como un porcentaje muy pequeño de sus ingresos. Necesitamos invertir más para mapear el mercado y generar nuevas ideas.

Si vos sos empresario, emprendedor o simplemente trabajás en una empresa y querés hacer la diferencia, buscá cómo diversificar en los siguientes aspectos:

  • Diversificá tu oferta: Esto es algo en lo que Andrés –el de la charla de hace unas semanas- hizo mucho énfasis. Él decía que continuamos produciendo los mismos productos primarios de hace 20-30 años. Supongamos que a alguien se le ocurre que en lugar de simplemente vender cacao, va a ofrecer cacao en polvo –que es algo que importamos actualmente- y por este valor agregado puede cobrar más y ganar más. ¿El quid del asunto? Necesito invertir en investigación y desarrollo para sacarlo.
  • Diversificá tu financiamiento: La semana pasada escribí este post sobre diversas maneras de financiar tu negocio, una de ellas –que no entré en detalle- es la Bolsa de Valores. Esta opción te permite elaborar productos de fondeo a TU medida, según la maduración de tus proyectos, capacidad, necesidad, y en el tiempo que lo necesitás. Por ejemplo, podés emitir papeles comerciales a 30 días si lo que tenés son problemas de flujo momentáneos.. o, por el contrario, emitirlos a 3 años si es una inversión más grande la que tenés que hacer.
  • Diversificá tu mercado: Estoy segura que no es noticia nueva que en nuestro país el principal socio comercial (y donde también he visto que empresarios y emprendedores ponen la mira) es Estados Unidos. Pero, ¿acaso es el único país? No, por supuesto que no: hay millones de personas en otros países que también podrían estar interesados en eso que vendés. Con esto no estoy diciendo que cambiés de foco y ya no vendás a los de arriba, solo estoy diciendo que además de a ellos, podés buscar cómo venderle a otros. De esta manera, si ese cliente o mercado se te cae, pues tenés otros a los que podés continuar vendiendo y asegurar las ventas y utilidades de tu negocio.

En resumen, para diversificar y ser más productivos necesitamos generar valor agregado. Por ejemplo, si tu empresa exporta camarones, podés comenzar a exportar pasta de camarones. Si te dedicás a exportar café, pasar a exportar a un café con marca, con un tostado y molido especial, sabores específicos, etc. Y todo esto necesita de dinero para investigación, desarrollo de productos y mapeo de mercados.

 Como persona:

Ahorrar es importante, eso todos lo sabemos. Pero el segundo paso, después de haber ahorrado, es invertir: es esta la manera en la que, en realidad, ponés tu dinero a trabajar, lo multiplicás y hacés que crezca.

Una vez estás en camino, es súper importante tener presente el concepto de la diversificación, que no es más que otra manera de decir: “poné tus huevos en diferentes canastas”. En este sentido, yo puedo diversificar mi inversión poniendo plata en diversos lugares, que básicamente son:

Entre más esté distribuido mi dinero, ¡mejor! ¿Por qué? Sencillo: si a mí me va mal en el negocio que monté, no importa porque me puedo recuperar a través de la casa que estoy rentando y/o del dinero que tengo que invertido en la Bolsa de Valores.

Si a mí me va mal en la casa que remodelé para rentar y nadie se interesó en rentarla, me puedo recuperar con las ganancias de la Bolsa de Valores y del pequeño negocio que monté. Y así sucesivamente.

En cambio, si yo tengo TODO mi dinero en un solo lugar (sea la Bolsa, los bienes raíces o un negocio) y las cosas no marchan bien, corro el riesgo de perderlo todo.

Así, la principal ventaja de diversificar es la posibilidad de reducir el riesgo, ya que si alguno de los instrumentos presenta bajo rendimiento, otro podría tener un comportamiento positivo y mitigar los resultados de la baja.

Adicional a esto, provee un colchón para los fuertes cambios en los distintos sectores de la economía.

A propósito del post que escribí el mes pasado sobre el ABC para invertir en la Bolsa, que sé que a muchos les interesó, quiero recalcar que La Bolsa es un acceso democrático a la economía y que al invertir en ella, estás ayudando a esas empresas (las que mencionamos arriba) que quieren fondearse.

Y es que si ya quedamos que la economía necesita diversificarse, pues para eso se necesita plata y vos podrías ser una de esas fuentes de dinero que permitan a las empresas –y por ende al país- diversificarse a través de la inversión en la Bolsa. ¿Ves cómo todos estamos en esto juntos?

En suma, ¿cómo aportamos a este tema de la diversificación y productividad que necesita Nicaragua? El ciclo es más o menos así: la empresa privada busca cómo hacer nuevas inversiones para diversificar, y parte de ese fondeo –recordemos que para crear hay que investigar e invertir- lo hace a través de las emisiones de bonos. Nosotros, como personas inversionistas (que quieren hacer crecer su dinero), apoyamos ese fondeo a través de la compra de dichos bonos.

Finalmente unos cuantos consejos que nunca están de más, antes de lanzarse por el glorioso mundo de la inversión:

  1. Antes de invertir, tomate el tiempo de estudiar y capacitarte en temas financieros, así como de la inversión particular que vas a hacer. Siempre debés tener claro dónde vas a poner tu dinero, y como dice el gran Warren Buffet “no invirtás en cosas que no entendés”.
  2. Mantenete claro e informado sobre cuánto esperás recibir de retorno por esa inversión y cuál es el riesgo de la misma. En general, a mayor riesgo tomado, mayor rentabilidad esperada, pero no olvidés que TODAS las inversiones (bolsa de valores, bienes raíces, empresas, etc.,) tienen cierto nivel de riesgo.
  3. Y, por supuesto, no me canso de repetir el tema de poner los huevos en diferentes canastas. Esto lo podés lograr invirtiendo en varias cosas y, de ser posible, no solo en Nicaragua, sino también manteniendo una parte en el extranjero.

Comentarios