¿Cómo cuánto dinero necesito para casarme?

costo-casarse

No cabe duda que hay de bodas a bodas. Decir que el costo es exactamente $1,000 o $10,000 dólares sería una mentira, porque eso depende de los gustos y, claro está, del poder adquisitivo de cada pareja. Algunos querrán -y podrán- tirar la casa por la ventana, pagando una boda en el local más caro, yéndose de luna de miel por Europa e invitando a 400 personas. A otros les gustarán las cosas más sencillas y celebrarán una boda pequeña con la familia y sin muchas excentricidades.

Independientemente de en cuál de los dos grupos estés vos, lo cierto es que al planear la boda, solemos creer que vamos a gastar menos (mucho menos) de lo que finalmente terminamos gastando. No somos precisamente expertos haciendo presupuestos mes a mes y cuando se trata de la planificación de una boda, esto tampoco es una excepción.

Si alguien te dice que gastó $15,000 dólares en su boda, podrías pensar y hasta atreverte a preguntar “¿pero y en qué gastaste tanto?” Rápidamente sacás cuentas en la cabeza y pensás: el local, la comida, las flores, el alcohol y simplemente no te podés explicar cómo es que pudieron llegar esa cantidad; esta suma en realidad, no está fuera de este planeta y yo te voy a decir por qué.

Le pedí a una de mis grandes amigas que hace menos de un mes se casó, que me diera una lista de las cosas en las que había gastado. Su boda me encantó porque estuvo con las personas importantes en su vida y no gastó una locura –como hacen muchos- en la celebración.

Sea que estés soltero o soltera y este año te pensés casar o es algo que ves en un futuro no muy cercano, pasá a leer esta lista de todos los gastos que implica una boda, para que cuando te toque, estés listo o lista y no empecés tu vida matrimonial con deudas en tu cabeza. Como dije al comienzo, el monto exacto de cada uno de estos gastos depende enteramente de vos, de lo que te guste y de a qué le des más importancia.

Entonces, ¿mejor no me caso?

No, no se trata de eso. Se trata de hacer las cosas bien. Esto quiere decir tomarte el tiempo de sentarte con tu pareja a planear los gastos y ver de dónde van a sacar el dinero que necesitan: ¿los van a ayudar sus papás? ¿Se lo van a pagar ustedes? ¿Tienen algún dinero ahorrado?

Comiencen por hacer una lista de todos los gastos y ordénenlos por prioridad, primero lo que es absolutamente imprescindible y por último aquellas cosas que sería bonito tener, pero sin las que pueden vivir. ¿Qué están dispuestos a hacer para asegurarse de tener el dinero que necesitan para esas cosas necesarias?

Al final, para la mayoría, casarse es un evento que sucede una sola vez (al menos con esa mentalidad es que se da el “sí”) y por eso no queremos escatimar en los gastos: queremos lo mejor de lo mejor para el comienzo de esta nueva etapa. Sin embargo, antes de que pasés el tarjetazo a diestra y siniestra por el amor de tu vida, detenete a pensar qué es más importante: sorprender a la gente durante un par de horas –que nunca suelen estar 100% satisfechos- o empezar una vida libre de deudas y pensando en su futuro: la compra de la casa, los hijos, el retiro, etc. Ojo: es una decisión enteramente personal.

¿Y vos? ¿Ya te casaste? ¿Cuánto gastaste en tu boda? ¿Lo tenías presupuestado? ¿Comenzaste tu vida matrimonial con deudas? ¿O te pensás casar pronto? ¿Cómo vas a hacer para pagar esos gastos?

Comentarios