Tu pareja: una seria decisión financiera

shutterstock 630862460 | Plata con Plática

Detrás de un hombre, hay una gran mujer… dicen. Y también creo que detrás de una gran mujer, hay un gran hombre; porque al final, no solo los hombres pueden brillar, ¿no?

Estoy convencida de que la persona que tenés a tu lado –y no detrás ni delante de vos-, ejerce una influencia fundamental en quién sos, lo que hacés, lo que lográs y el éxito que conseguís. No porque te arrastre con ella a uno u otro lado, sino porque su apoyo o falta de, te ayudan o detienen a lograr lo que querés.

En tu carrera, en tu vida en el hogar, pero especialmente en tus finanzas, tu cónyuge tiene que apoyar profunda y agresivamente tus pensamientos y decisiones, y ambos tienen que estar dispuestos a encontrarse a mitad de camino. Dicho de otra manera: tu pareja es la decisión financiera más importante que vas a tomar.

Tu pareja puede hacerte o deshacerte

Me contaba una mujer en un taller que, en una ocasión, estando embarazada, salió con una amiga para ayudarle a escoger un vestido. Al salir, su esposo le dijo “recordá que prometiste no comprar nada”. Inevitablemente, ella encontró un vestido de embarazo que le gustó y lo compró.

Puede no parecer algo grande, pero cada vez que vas en contra de lo que acordaste con tu pareja, estás cavando un pequeño hoyo. Y no me mal entendás: no es que esté mal comprar; el asunto es que si tenés un acuerdo financiero con tu pareja, ambos deben mantenerlo.

Muchos de estos hábitos de consumo son claramente evidentes durante el noviazgo. Después de todo, los desacuerdos financieros tempranos en una relación pueden ser un predictor de divorcio. Pero la gente, cegados por el amor y el deseo de casarse, se hacen de la vista gorda ante ellos.

Cuando estás saliendo con alguien, tenés que prestar atención a sus hábitos de consumo . ¿Está constantemente comprando cosas nuevas a pesar de estar en un trabajo con ingreso bajo? ¿Parece adorar marcas de renombre y se interesa por lo que todos los demás están usando, conduciendo y haciendo? ¿Sabe algo acerca de la inversión ? ¿Alguna vez se habla sobre el futuro de una manera que demuestra tener sus raíces en una cuidadosa planificación?

Sé inteligente. Mirá las señales de alerta, pues tu pareja puede hacerte o deshacerte. Seleccionar un cónyuge que usa bien su dinero puede ayudar a establecer una relación sólida. Juntos pueden hacer inversiones, ahorrar para su retiro, planear viajes y animarse uno al otro para tomar decisiones inteligentes.

Buscá una pareja que esté dispuesta a aprender o enseñar sobre dinero. Una pareja solidaria se asegurará de que ambos estén en la misma página cuando se trata de sus finanzas. Muchas personas –sobre todo mujeres- prefieren un lugar secundario en esto del manejo del dinero. Si querés tener éxito en tu vida, tenés que tomar el sartén por el mango en este tema, y estar juntos, conscientes de lo que se está gastando, en qué, lo que se ahorra e invierte.

El apoyo: parte fundamental

Al final, todo se reduce a esta palabra: apoyo. Estar en la misma página y sintonía. Si han decidido que van a salir a comer menos, para ahorrar y pagar sus deudas, no se vale que uno se vaya con sus amigos, mientras el otro se queda en casa.

Si han decidido reducir la factura de la luz, apagando las luces y desconectando los aparatos cuando no se están usando, es algo que deben hacer ambos y no nada más uno. De igual forma, si tomaron la decisión de invertir en un negocio y es de los dos, ambos tienen que estar encima de que todo esté bien.

Otra parte fundamental que no podemos obviar es que el apoyo no puede ni debe ser solo en el área de las finanzas. En los últimos años, hay cada vez más mujeres que trabajan al igual que el hombre y, sin embargo, sus tareas en el hogar parecen no reducirse. El apoyo de tu pareja debe ser en este ámbito también, pues muy difícilmente la mujer podrá desarrollarse profesionalmente sin un marido que la encuentre a mitad de camino en cada tarea del hogar y de la familia.

Tu pareja: una decisión financiera

Aunque hablar de dinero pueda verse como un tabú para muchos, es una plática necesaria que debés tener con tu pareja desde antes de casarse y constantemente una vez casados. Recordá que prácticamente cada decisión y meta que tengan en pareja o individualmente, involucrará dinero. Dinero de los dos.

Si decidís estar con una persona con problemas de gastos y/o deudas, tus ahorros se verán seriamente reducidos. Si decidís estar con una persona que controla su dinero y te ayuda a controlar el tuyo –de los dos, en realidad- , podrán ver muchas metas cumplirse.

Esto no quiere decir que las finanzas de la otra persona sea lo único que importe o en lo que te fijés. No. Lo que quiere decir es que es un aspecto muy importante a tomar en cuenta y que si tu pareja tiene problemas de dinero, podés echarle la mano para que juntos salgan adelante.

Comentarios

Artículos relacionados