Sacale el jugo a tu tarjeta de crédito!

cometario blog

Usar una tarjeta de crédito es como tener una pistola: Si sabés usarla, no hay problema… si no, podés terminar gravemente herido. Las tarjetas de crédito no son cosa simple; de hecho, el sentimiento general es que nada que tenga que ver con dinero o bancos resulta simple.

Tal vez esto te resulte familiar: Una de las razones por las que los consumidores terminan pagando un manojo de comisiones e intereses es que no entienden las reglas. Cuando sos el feliz poseedor de una tarjeta de crédito, no te ponés a leer los párrafos con la letra pequeña, no sólo porque es TAN pequeña que provoca mareos, sino que además la redacción es tan confusa que aun cuando querés y podés leerla, no le entendés.

La manera inteligente de utilizar una tarjeta de crédito es ser un tarjetahabiente que paga 0% de interés. Uno de los beneficios del plástico es que te podés financiar hasta por 50 días sin pagar intereses.

El secreto está en organizarte y tomar en cuenta los siguientes conceptos:

Periodo: Es la fecha de inicio y fin que comprende un ciclo. Oscila entre 30 y 31 días.

Fecha de corte: Es el día del mes en que termina e inicia un nuevo periodo de registro de lo que gastás en la tarjeta.

Fecha límite de pago: es la fecha que tenés para realizar el pago y no caer en morosidad. (Por lo general son 20 días naturales a partir de la fecha de corte).

Pago mínimo: Es la cantidad mínima a pagar al banco para no caer en morosidad.

Pago para no generar intereses: Son TODOS los consumos realizados durante el periodo y que tienen que ser pagados (incluye los pagos mensuales correspondientes a promociones a meses sin intereses). A continuación les presento estos conceptos de manera gráfica:

T.C. uso2

¿Y vos? ¿Sabés manejar adecuadamente tu tarjeta de crédito? ¿Alguna vez has sido víctima del mal uso de la tarjeta de crédito y has terminado endeudado durante varios meses (o años)?  Si tienen alguna duda sobre los conceptos aquí expuestos, no duden en preguntar! 🙂

Comentarios