Invertir en la Bolsa no es ciencia nuclear

portafolio blogs

Una parte importante de las finanzas personales es el tema de la inversión. Después de todo, ¿de qué nos sirve llevar un control de nuestros gastos, pagar deudas, sacrificarnos y ahorrar, si al final vamos a acabar con el mismo dinero? Aquellos previsores que ahorran y meten su dinero en una cuenta de banco, muy probablemente terminan con un poder adquisitivo menor, pues la tasa de interés que dan los bancos en Nicaragua es menor a la inflación anual.

La única manera de hacer que tu dinero crezca es invirtiéndolo. Ya había hablado en un post anterior sobre la inversión en FOREX, y después de eso, muchos me pidieron que abordara el tema de la inversión en la Bolsa de Valores. Debido a que es un tema muy extenso –y a que voy a empezar desde lo básico-, éste es solamente el primero de varios posts en el tema.

Para los que no sabían, la Bolsa de Valores, también conocida como Mercado de Valores,  no es nada más la NYSE (New York Stock Exchange) o NASDAQ –las más famosas-. Casi todos los países tiene sus propias Bolsas, y en Nicaragua también tenemos una! ¿Y qué es realmente la Bolsa de Valores? Veámoslo como un mercado común y corriente,  que tiene productores, intermediarios y compradores. Los productores son las entidades (empresas o gobierno) que, necesitando dinero para sus operaciones, han emitido bonos o acciones; los intermediarios son las Casas de Bolsa a través de los cuales estos valores pueden ser adquiridos; los compradores son las personas como vos y como yo que estamos buscando un mayor retorno para nuestro dinero :).

Esto quiere decir que si vos estás interesado en invertir tus ahorros en la Bolsa, tenés que empezar por ir a una de las 5 Casas de Bolsa autorizadas. Éstas son:

  • BAC Valores Nicaragua: Edificio Pellas.
  • PROVALORES: Edificio Corporativo Banpro.
  • LAFISE Valores: Centro Financiero LAFISE.
  • INVERCASA Puesto de Bolsa: Edificio Invercasa 5to piso.
  • INVERNIC Puesto de Bolsa: De Intur ½ cuadra al Este.

El mundo de la inversión en Bolsa no es tan complicado como muchos lo quieren hacer sonar. Es tan simple, que sólo hay dos opciones: o sos prestamista o sos dueño.

  • Prestamista: Es lo que se conoce como BONOS. Al comprar un bono, básicamente vos le estás prestando dinero a la organización que los emitió, y a cambio, recibís un pago con una tasa de interés acordada; al final del bono, la empresa te regresa además, el monto original que invertiste. A estas inversiones se les conoce como de “renta fija” porque lo que vas a recibir ya está acordado, y por tanto se consideran más seguras que las acciones.
  • Dueño: Mejor conocida como ACCIONES. Al comprar las acciones de una empresa, vos pasás a ser dueño de un porcentaje de la misma, y como tal, tenés derecho a  ganancias cuando la empresa crece –o a pérdidas si le va mal-. Además, si el precio de la acción sube con el tiempo, tenés la oportunidad de venderla y obtener una ganancia.. si baja, podés perder mucho –o todo- tu dinero.

¿Y qué es mejor? Como en todo: depende. Antes de salir corriendo a darle tu dinero a las Casas de Bolsa, asegurate de saber cuál es tu perfil de riesgo como inversionista. Es decir ¿qué tanto riesgo podés tomar? Por ejemplo, la gente joven y sin hijos tiene una menor aversión al riesgo, porque todavía tenemos el resto de nuestra vida laboral para reponernos de cualquier pérdida. En cambio, una persona a punto de jubilarse debe tener seguro el retorno que recibirá por su inversión.

En un próximo post, les voy a hablar sobre la diversificación y la inversión en fondos mutuos. Mientras tanto los invito a que vean este video (dando click aquí) que resume el funcionamiento del Mercado de Valores, y recuerden que si tienen cualquier duda, me pueden escribir a [email protected].

¿Y vos? ¿Has invertido en la Bolsa de Valores? Si lo has hecho… contame de tu experiencia.

Comentarios

Artículos relacionados