Ahorrar e invertir: ¿son la misma cosa?

Es fácil confundir las acciones de ahorrar VS invertir. De hecho, muchas personas los usan al hablar, como si uno fuera sinónimo del otro. Sin embargo, es importante saber que, aunque ahorrar e invertir están muy relacionados, son conceptos y acciones diferentes. La clave está en dos palabras: riesgo y liquidez.

En su nivel más básico, ahorrar es el acto de poner el dinero en un lugar seguro con la intención de usarlo en el futuro. Así, los ahorradores pueden poner su dinero en cuentas de ahorro en el banco, certificados de depósito y hasta guardarlo bajo el colchón – ¡no recomendado!-.

Por otro lado, invertir es comprometer tu dinero en un vehículo de inversión -como acciones, bonos, fondos mutuos, propiedades, etc.- con la esperanza de que tu dinero crezca, pero con la posibilidad de que se achique o desaparezca. Se diferencia del ahorro, porque implica un mayor nivel de riesgo y no hay una garantía de que recibirás tu dinero de regreso. En otras palabras, se usa la inversión para crear y acumular riqueza: es el uso del dinero para crear más dinero.

Mientras el dinero que ahorrás está en un lugar seguro y accesible en cualquier momento, el dinero invertido no lo tendrás a mano y esperarás unos años para recuperarlo.

Sin embargo, también están íntimamente ligados, puesto que el ahorro suele preceder a la inversión, ya que para poder poner nuestro dinero a trabajar -en una inversión-, generalmente deberás haber ahorrado antes algo de capital.

Ahorrar VS Invertir:

Ahorro-inversion1

Algunos ejemplos de ahorro e inversión son:

Ahorro-inversion

Así, ahorrar para pagar unas vacaciones exóticas o para comprar una casa puede ser algo muy emocionante. Incluso ahorrar e invertir para tu retiro puede ser muy satisfactorio si pensás en todas las cosas maravillosas que podés hacer con tu tiempo y dinero una vez hayás dejado de trabajar.

En conclusión, la diferencia entre ahorrar VS invertir es bastante sencilla: si vas a necesitar el dinero en el futuro cercano, entonces lo mejor es ahorrar; si no necesitás tocar el dinero por un periodo más largo, entonces invertilo. La clave es definir el marco de tiempo.

¿Y vos? ¿Tenés cuentas de ahorro? ¿Estás invirtiendo una parte de dinero? ¿Cuáles son los objetivos para los que estás ahorrando e invirtiendo?

Comentarios