Recetas para cuando la vida te hace comer mi€rd4: tener un mentor

remi walle UOwvwZ9Dy6w unsplash | Plata con Plática

«El que quiere hacer, debe ser hecho.» Giordano Bruno.


¡Tener un mentor es el mejor negocio de la vida! y ser aprendiz, un estado mental muy valioso para cualquier emprendedor o para aprender cualquier cosa que valga la pena.

En la filosofía y en las artes marciales se llama maestro al que te forma, entiendo que esta palabra tiene una enorme carga religiosa para muchos, decir Maestro es en esta percepción sólo merecido por Jesús o Buda o personajes de este tamaño.

Desde muy pequeño al ver karate kid en los 80’s soñé con encontrar para mí un maestro Miyagui, que a través de lo cotidiano, me formara para ser una persona conciente, sacara lo mejor de mí.

¡Como lo busqué!, mi mamá me llevó a varios gimnasios de diversos artes marciales y no encontraba la coherencia que buscaba. 

Finalmente, la vida me llevó a estudiar filosofía, me invitaron a un curso en Nueva Acrópolis y me encantó. El enfoque de la filosofía que enseña Acrópolis es práctico, se busca convertir lo que se aprende en una herramienta para enfrentar mejor la vida, resolver problemas, crecer haciéndolo y hacer el mejor esfuerzo por ser una persona coherente, a través de ser voluntario.

Tuve la inmensa fortuna de encontrar varias personas notables, por su buen ejemplo y conocimientos, que me aportaron, aconsejándome, contribuyendo en mi desarrollo universitario, primeros años de trabajo y emprendimiento. Consejos que ahora me veo compartiendo con las personas que formo a través de la filosofía y de mi empresa en Nicaragua, Valor Humano.

El más relevante fue Gustavo Molina, quien además de ser mi instructor de filosofía, fue mi mentor en la empresa y a quién considero mi maestro.

¿Qué ventajas te da tener un mentor?

1. Acelera en gran medida el proceso de aprendizaje

2. Ayuda a ser humilde, cuando encontramos a alguien que hace lo que nosotros queremos hacer, mejor que uno.

3. Ahorra fracasos, reveses y errores al compartir su experiencia.

4. Abre puertas, comparte relaciones.

5. Puede ser una relación muy significativa, como la de un amigo del alma o un padre-madre, una nueva forma de entender el amor.

¿Cómo encontrar un mentor?

Cuándo le hice esta pregunta a mi mentor, me dijo que la forma más sencilla era la del pollito de quermés, me hizo reír la idea, pero me explicó, cuando un pollito sale del huevo considera mamá, a lo que ve, y cuando es un ser humano, lo sigue a todos lados. De igual manera, cuando nos asombramos con lo que alguien sabe o hace, lo queremos seguir naturalmente.

Otra forma es por decisión, cuando tenemos claro lo que queremos hacer con nuestra vida, comenzamos la búsqueda de un camino y al encontrarlo, siempre hay alguien que es competente, que lo recorre con habilidad. Sea hombre o mujer podemos acercarnos y aprender o pedirle directamente que nos forme.

Si no hay un contexto favorable, como una organización o una estructura, esto no siempre es bien recibido, compartir conocimiento no es la usanza en este mundo, pero si ponemos atención, podemos aprender de otra persona, sin haber creado oficialmente una relación mentor-aprendiz.

Si hay un contexto favorable y la persona acepta, viene el reto, de aceptar la vulnerabilidad, pedir consejo, abrirse, compartir, proceso que reta mucho al ego.

Si ninguna de las anteriores funciona se pueden leer las historias de los grandes personajes, de todas las ramas del saber humano, aprender de cómo enfrentaron sus retos, cuáles fueron sus fracasos y las mejores prácticas que les acercaron a ser exitosos si es que lo fueron.

Algunos buenos libros que te pueden servir:

● Scaling up de Verne Harnish

● Good to great de James Collins

● Mastery de Robert Greene

Para conocer personajes históricos:

● César de Colleen McCullough

● Alexandros de Valerio Massimo Manfredi

● El Macedonio de Nicholas Guild

● Mozart de Cristian Jacq.

● Ramses de Cristian Jacq.

Ahora surge la pregunta, ¿qué gana alguien que se vuelve mentor? Bueno, ser mentor es una experiencia transformadora también:

✔︎ Si la persona tuvo mentor, serlo es un cierre de ciclo, se vuelve natural, compartir lo que recibió, es poder pagar lo recibido, es una búsqueda natural. En filosofía se ve como completar una cadena, ser eslabón.

✔︎ Enseñar, es la mejor manera de aprender, de afianzar conocimientos.

✔︎ Es ego reductor, porque los aprendices no siempre agradecen, no siempre aprovechan lo que reciben, abandonan, traicionan, etc. Esto cuando se vive, puede ser un golpe demoledor, muy bien retratado por ejemplo en el episodio 8 de las guerras de las galaxias.

✔︎ El que enseña, aprende de sus aprendices, de sus problemas, de sus visiones, de sus experiencias.

✔︎ Se pone a prueba el ego, porque algunos aprendices, agradecidos o encariñados, pueden brindar muchas consideraciones y esto volverse un lastre en el camino de crecimiento del que hace el papel de mentor.

✔︎ Inspira a seguir creciendo, seguir aprendiendo ya no por el beneficio propio, sino por los aprendices.

Espero que este artículo de brinde las ideas necesarias para buscar o definir un mentor o aceptar a un aprendiz, es un patrimonio de la humanidad, todos los que son considerados grandes Maestros fueron a su vez, buenos discípulos.

Javier Arana perfil columinsta 03 | Plata con Plática

Comentarios

Artículos relacionados