Un avalúo formal ¿para qué lo necesito?

El siguiente artículo es presentado por CAPISA

¿Alguna vez has escuchado la palabra avalúo? Para muchos seguramente es un tema desconocido, pero eso no quiere decir que no sea importante. Todo lo contrario: funciona para aprender a valorizar nuestros bienes y hacerlo de manera profesional. Por lo tanto, debería ser importante.

En términos generales, un avalúo es cuando un especialista realiza una estimación monetaria del valor que tiene un bien o una propiedad. Quizá te preguntés cómo aplicás esto a tu vida. Pues bien, imaginate que querés vender una propiedad, ¿cómo le ponés el precio? ¿cómo sabés que es el valor justo y real y que la cifra que tenés en mente no está nublada por tu apego a la misma? Lo ideal siempre es contratar a una empresa para conocer el valor de mercado de forma objetiva que tiene dicha propiedad.

“Por ejemplo, también  los bancos te piden un avalúo para realizar un préstamo y poner algún bien en garantía”, explica Albino González, gerente de la empresa CAPISA, experta en avalúos a nivel nacional.

Albino agrega que las aseguradoras funcionan de manera similar. A la hora de realizar un seguro por ejemplo, tanto con propiedades como con bienes. Incluso, al momento de un desastre natural, saber cuánto cuesta tu vivienda podría ser de mucha ayuda,  en caso de que se vea afectada por el fenómeno natural.

Los tipos de avalúos 

Existen varios tipos de avalúos, entre los más comunes encontramos:

Inmuebles especiales: Son inmuebles que debido a sus características, tienen una demanda limitada en el mercado, por ejemplo: inmuebles industriales, colegios, hospitales, clínicas, teatros, entre otros.

Bienes inmuebles: Estos se refieren a terrenos, casas de habitación, centros comerciales, fincas, quintas, entre otros.

Bienes muebles: Este toma en cuenta objetos como vehículos, maquinaria, equipos industriales.

Los avalúos también se pueden solicitar por su propósito. Por ejemplo, existen los avalúos comerciales (compra y venta), avalúos contables (NIIF), avalúos para aseguramiento, avalúos de garantías bancarias, etc.

En Nicaragua, los tipos de avalúos más solicitados son del sector de consumo: casas y carro y del sector corporativo, para ver reflejado el valor de las empresas.

Si estás pensando en realizar un servicio como este, debés tomar en cuenta que siendo una labor tan importante, porque se necesita un dictamen imparcial y apegado al valor del mercado, es clave encontrar a profesionales éticos en sus servicios.

“Es importante que se siga un protocolo, dependiendo del propósito del avalúo. Además es necesario cumplir con valores y un código de conducta”, indica Albino.

Un servicio de esta calidad es lo que hace que el dictamen de una empresa con este propósito sea aceptado en toda la banca nacional, además de los retos profesionales como la diversificación del equipo, ya que al existir muchos tipos de avalúos, es necesario tener especialistas en cada área.

“En nuestro equipo, por ejemplo,  tenemos especialistas en avalúos agrícolas, avalúos rurales, hay otro especialista en avalúos industriales, otro en agroindustrias, en el sector urbano y de empresas”, explica Albino.

Pero ¿qué perdés si no hacés un avalúo? 

Si has vivido toda tu vida sin un avalúo profesional, probablemente estás seguro que no lo necesitás, sin embargo sí es importante sobre todo en alguno de estos escenarios:

1-En caso de recibir una indemnización por tu hogar 

Esto se puede resumir en unas cuantas palabras: si no sabés lo que tenés, no te pagarán lo justo por tu propiedad.

2-Las empresas lo necesitan 

Las empresas formales requieren de un avalúo para saber cuánto es el valor de sus activos. Esto se realiza conforme al valor de mercado y se utiliza por ejemplo, a la hora de pedir un préstamo para capital de trabajo.

3-Para solicitar un crédito 

Para realizar un préstamo en un banco, necesitás contar con una  garantía, que puede ser un carro o una casa, éstas se valoran conforme a un avalúo. Si no contás con un avalúo, probablemente no te otorguen el préstamo.

Un avalúo fácil en línea 

En caso de necesitarlo por alguna de las razones mencionados, en Nicaragua contamos con un servicio de consulta de valor en línea (lo podes ver acá), en el que desde el celular o la computadora podés ingresar a un sitio web, llenar un formulario corto (son solo 6 campos) acerca del bien que querés avaluar y a un precio mucho menor que el de un avalúo certificado, en el instante obtenés el resultado de tu consulta.

En caso de que luego de tu consulta te interese realizar un avalúo certificado, podés solicitar en línea tu avalúo para agendar la visita del perito, al momento del pago se te reconocerá el precio pagado en la consulta en línea previamente.

Si nunca antes lo has hecho, siempre es buen momento para comenzar a formalizar  el valor de tus bienes, para luego tomar mejores decisiones.

Comentarios