Testimonio: Viviendo el sueño americano

Hace unas semanas recibí este correo de una nica que, por la situación, se vio obligada a emigrar a Estados Unidos. En él me solicita compartir esta información, en caso que pueda ayudar a alguien.

Hace unos años cuando tenía un trabajo estable Nicaragua hacíamos ciertos chistes con unos compañeros de trabajo respecto a renunciar al trabajo que teníamos porque teníamos un trabajo de oficina “duro”  e ir a Estados Unidos a vivir el sueño americano. Uno de mis compañeros decía «si hay que ir a vivir el sueño americano -“Ir a Lavar inodoros”- porque eso es lo que la mayoría de la gente hace.

Pero bueno, pasaron unos años más y el año pasado en el mes de Agosto la empresa para la cual yo laboraba decidió congelar la plaza que yo tenía y hacer el trabajo que yo hacía desde su oficina central en Panamá.

A pesar de todo, la empresa no me trató tan mal y pues me dio una indemnización adicional aparte de mi liquidación, con lo cual reuní una suma de dinero bastante considerable con la que decidí ejecutar un proyecto que tenía en mente hace unos años atrás, de construir unos cuartos para alquilar.

Entonces me puse a hacer números con tu hoja de presupuesto que ya venía usando para hacer mis nuevas proyecciones sin un empleo y con computadora en mano destiné un monto de la liquidación como mi fondo de emergencia, porque en eso sí fallé: no tenía un fondo de emergencia.

Pero sí tenía una cantidad de ahorros que disciplinadamente apartaba mensualmente, para llevar a cabo el proyecto dentro de unos años más. Debido a que tenía el dinero, decidí adelantar el proyecto.

Inicialmente, con la liquidación arranqué destinando una cantidad de C$ 72,000 tipo fondo de emergencia con lo cual tendría que subsistir mientras lograba ejecutar la construcción y unos cuantos meses más de subsistencia.

Cabe destacar que debido a que mi familia tiene una casa enorme, pues no tengo que pagar renta porque pagando renta hubiera sido más complicado el asunto. Después de esto asigné una cantidad mensual para mis gastos, siempre usando tu formato de presupuesto.

Hasta aquí vamos ok, pero resulta que en el mes de Diciembre tuve que hacer unos gastos que tenían que ver mi salud. Tuve una visita de emergencia al dentista por una molestia en mis muelas cordales que tuvieron que ser extraídas y aquí tuve que gastar U$100.00 que no estaban presupuestados, adicional a otro gasto médico que tuve que cubrir que no estaba previsto. Ahí se me fueron como  U$50.00.

Con estos gastos vi que mi presupuesto venía cuesta abajo y tuve que nuevamente hacer una revisión e identificar dónde podía recortar aún más y pues uno de los rubros que revisé fue el de transporte. Resulta que en mi presupuesto anterior yo había presupuestado que siempre viajaría en taxi porque a pesar de todo vivo en una ciudad pequeña y los taxis cuestan entre C$15 y C$20 dependiendo del lugar que vayás.

Entonces con los números que había hecho y con el monto mensual que me había propuesto gastar salía bien, pero una vez que empezás a ver que tu cuenta se va vaciando, pues toca analizar dónde vas a reducir . Así que vi que andar en ruta me costaba C$5.

Solo tenía que volverme un poco más disciplinada para controlar las horas que pasaba por mi parada más cercana y, claro, siempre teniendo un monto destinado para tomar taxis por emergencias, como por ejemplo cuando salís en la noche y las rutas ya no están trabajando.

Adicional a esto, como iba al gimnasio, decidí quitar el tiempo de cardio que hacía en el gimnasio y opté por caminar. Me demoraba unos 20 minutos caminando de mi casa al gimnasio, me ahorraba los C$5 pesitos de la ruta y el tiempo de espera que era entre 10 y 15 minutos y ya llegaba con el cardio adelantado. Al regreso  me regresaba en ruta porque ya salía cansada del gym y el sol estaba más fuerte.

De esta forma logré reducir el monto que tenía destinado mensual a unos C$ 3,000. Cabe destacar también que en la parte de la comida mi familia me apoyó y como sabía que estaba desempleada y no tenía ingresos ellos pagaron por mi comida.

Hasta aquí vamos sobreviviendo, pero resulta que al construir, te salen siempre imprevistos y tuve que usar más dinero de mi fondo de subsistencia y aparte de eso para poder terminar toda la construcción iba a quedar debiendo unos U$3,000. De éstos, una parte al ingeniero que construyó como garantía por defectos, y otra parte a mi papá y a mi hermana que me apoyaron para que pudiera terminar toda la construcción.

Estoy consciente que no es una deuda mala porque pronto veré los frutos a la inversión cuando empiece a rentar los cuartos, pero yo soy mala para deber así que ya me estaba empezando a preocupar: sin trabajo y con debiendo dinero. Aunque tengo un año para pagar la deuda al ingeniero pues no estaba tranquila sabiendo que no tenía de dónde echar mano y pues la familia sé que me puede esperar un poco más, pero yo no podía estar así.

En el mes de Abril ya definitivamente vi que mi saldo se estaba quedando en cero y decidí pedir ayuda a unos familiares en USA para hacer el sueño Americano. Cabe destacar que por el asunto de la Visa no tenía que preocuparme porque ya la había solicitado hace como 4 años en el tiempo de las vacas gordas y pues ya había viajado a la USA en plan vacaciones y shopping.

Entonces hasta allí vamos bien porque no hubo gasto en visa ni nada. Luego de eso pues me consiguieron un trabajo por un mes de babysitter cuidando a un sobrinito, donde me ofrecieron U$2,000 por 5 semanas ,pero yo tenía que pagar el boleto de avión.

Como todo fue a la carrera, el boleto de avión costó U$800, así que solo me quedaban U$1,200 de ganancia. Mis familiares pagaron por el boleto de avión y luego me lo restaron del pago porque la tarjeta de crédito que tenía, como no la usaba, el banco me la canceló.

Pero bueno, son mejor U$1,200 a nada. Así que me decidí a hacerlo. Aparte de eso, jamás había cuidado un babé y fue una experiencia súper linda y la ventaja fue que en la casa donde trabajé me daban la comida y tenía mi propio cuarto así que los U$1,200 me quedaban intactos.

Pero este trabajito solo era por un mes porque ellos ya habían hecho un contrato con una agencia y la persona que les ayudaría con el bebé llegaba en un mes así que por eso surgió la oportunidad. Hasta este momento realmente todo salió muy bien pero ahora viene la parte interesante.

EL SUEÑO AMERICANO II.

Luego de terminar con el trabajo anterior,  decidí quedarme un tiempo más para tratar de hacer más dinero. El cambio de boleto me costó U$200.00 porque no podía comprar un boleto con estadía muy larga porque me interrogarían demasiado cuando entrara a USA.

Cabe destacar que tengo la bendición de tener familia en este país que me ha apoyado y pues me moví de lugar y empecé a buscar trabajo. Primero fue a un lugar como una financiera y como hablo un poco de inglés logré hacer la entrevista y todo iba de maravilla. Entendí todas las preguntas y creo que di buenas respuestas. Pero la traba vino cuando me preguntaron si tengo un permiso para trabajar aquí y pues mi respuesta fue NO, entonces me mandaron a buscar un permiso y que regresara.

Obviamente, para que te den papeles para trabajar acá debés hacer un montón de vueltas, o sea que ese lugar queda descartado porque la cosa no es fácil aquí.

Luego de eso, seguí buscando en internet y me encontré un restaurante Mexicano que estaban buscando un lavaplatos así que decidí intentar. Llamé no sé cuántas veces y el dueño nunca estaba. Cuando logré comunicarme, el tipo dijo que me regresaría la llamada al día siguiente, pero no la regresó.

Como soy persistente, volví a llamar, pero el tipo jamás estaba. En esta espera ya llevaba una semana y yo quería trabajar porque tampoco quería estar aquí haciendo nada; pero bueno, gracias a Dios tengo una tía que trabaja en un hotel y me logró conectar para que entrara a hacer el trabajo de housekeeping  y aquí empieza lo bueno.

En este trabajo tenés que limpiar 17 habitaciones al día en 8 horas y, por supuesto, el cumplimiento del sueño americano en todo su esplendor, que es “lavar los inodoros” iba incluido en este trabajo. Pero me ofrecieron U$13.00 de pago por hora, así que ni modo, o era hacer esto o regresarme para Nicaragua solo con los U$1,200 que ya había hecho y seguir pensando cómo iba a pagar lo que debía.

Así que ya tengo casi un mes haciendo este trabajo. Ya recibí un primer cheque por trabajar de 8 días de  U$710.00 y el Viernes recibiré otro cheque por 5 días más de trabajo que calculo serán unos $400.00.  Y,  bueno, con esto ya tendré casi ajustados los $U2,000 para la deuda.

La verdad termino súper cansada y es una presión horrible para poder limpiar los 17 cuartos y bueno aparte de eso hay huéspedes amables que te dejan una que otra propina cuando dejan el cuarto, que me ayuda en algún otro gasto adicional o pequeño gustito que quiera darme.

Hay semanas que te cortan los días y casualmente la semana pasada solo trabajé dos días así que es un poco frustrante. Pero aparentemente fue porque era la semana del día de la Independencia y el hotel estaba vacío y la situación mejorará las próxima semanas. Solo le pido a Dios que me dé fuerzas para resistir un mes y medio más que me falta para recoger el dinero que me falta para pagar mi deuda y regresar a Nicaragua y sacar adelante mi proyecto y otros adicionales. Seguiré buscando trabajo.

Ahora con esta historia quiero hacer un llamado a reflexionar las personas que están pensando en abandonar el país. Sé que no estamos en el mejor momento o situación. La cosa está dura allá también, pero luego  de ver las noticias de las caravanas migrantes y todo lo que sufre la gente que hasta ponen en riesgo sus vidas y las de sus hijos para llegar a este país, otros que pagan un montón de dinero a un coyote para entrar de manera ilegal y a veces ni lo logran y por cierto no somos tan bienvenidos a este país por ser inmigrantes.

Con esto no quiero decir que no se pueda triunfar, porque a pesar de todo la verdad yo siento que voy triunfando. Pues aunque con las completas creo que lograré recoger la plata que debo, esa era la meta que me puse y ya prácticamente estoy en el 67% de alcanzarla.

Pero esto se debe a que he tenido una familia que me ha apoyado aquí, que ha cubierto parte de mis gastos de alimentación y transporte y me han dado un techo y un rinconcito donde vivir con los servicios básicos de Agua, luz e internet.

Si no los tuviera a ellos creo que estaría muy frustrada porque tendría que pagar mínimo U$1,000 en alquiler y esto que lo más barato. Tendría que gastar en movilizarme, el pasaje de un bus anda por U$3.00 por recorrido y si tenés que tomar más de dos buses pues se te va incrementando. Tendría que gastar de U$20 a U$30 en comida todos los días, también debés pagar un plan de teléfono: yo tengo el más económico que es un prepago que vale U$40.00.

A la reflexión que quiero llegar es que si no tenés a nadie que te ayude aquí, está complicado que lo logrés, tenés que trabajar como negro porque se encuentra trabajo, pero solo trabajos que nadie quiere hacer, que llevan demasiado esfuerzo físico. Yo hago chistes con mis amigos y es que en Nicaragua somos ejecutivos los que tenemos una carrera y hemos trabajado y aquí en USA somos obreros; y esto si lográs que te den trabajo sin papeles. Así que si pensás salir de Nicaragua, te sugiero que revisés bien la manera como llegarás aquí, porque la vida en USA es muy dura para un inmigrante y te lo dice alguien que tiene apoyo de su familia.

Aquí les dejo una tablita de los gastos que podrían tener si están pensando vivir el sueño americano.

Si comprás los tres tiempos se te incrementará más el gasto y no estamos incluyendo compra de ropa ni artículos personales. Nota: También sé que hay personas que comparten renta y pueden reducir este rubro, pero dependerá que tan apiñado te gusta vivir.El salario mínimo anda por U$13.00 la hora, pero te quitan $2.00 en taxes (impuestos), así que la hora te queda a $11.00. Si trabajás 20 días en el mes, lograrás reunir $1775.00. Si restamos el salario que lograrías si trabajas 20 días a la semana, te quedarán $195.00 libres y esto que solo estamos poniendo que compraras el almuerzo y te prepararas tu desayuno y cena.

Adicional a esto hay una frase que dice que los muertos y los arrimados después de los tres días hieden así que por más que tu familia te apoye habrá un momento que se van a cansar si no lográs independizarte.

Si aspirás a tener un buen trabajo en USA, debés validar tus títulos universitarios para que podás aspirar a sueldos más altos y eso también requiere inversión y demostrar que tan bueno sos con el idioma. Otra cosa que te puede dar un poco más de ventaja a la hora de buscar un trabajo es que hablés ingles, eso definitivamente te ayudará más que si te veníss a probar suerte sin saber nada, porque todo te resulta más difícil si no sabés algo del idioma.

En conclusión, si están pensando en tomar la decisión, revisen si les es rentable o no moverse tomando en cuenta todos los gastos o si pueden reducir en otros rubros. Adicional a esto, pues yo soy una persona que no fuma ni toma así que no incluí nada en este rubro, pero a los que les gusta echarse sus traguitos y otras cosas pues también agréguenlo, tomen en cuenta que el licor y las cervezas también son más caros en USA que en Nicaragua.

Muchas gracias a Elaine por la oportunidad de compartir mi historia viviendo el sueño americano.

Comentarios