Cómo nos afectan las reformas del INSS y cómo prepararnos

Plata con plática seguro social 01 | Plata con PláticaLa mayor parte de la población nicaragüense está en shock después de darse cuenta de las nuevas reformas del INSS que se dieron ayer. Las redes sociales han estado desbordadas de comentarios, noticias, cifras y opiniones al respecto y la sensación general es que se vienen tiempos duros.

No soy experta en la materia, sin embargo sí he estado revisando algunos puntos sobre las nuevas reformas del INSS y efectivamente, estas reformas nos afectan a TODOS. Si aún no tenés claro cuáles son las reformas, te las describo brevemente aquí:

  • Los trabajadores ahora pagarán el 7% de su salario correspondiente al INSS, en lugar del 6.25% que pagaban antes; es decir, 0.75% más.
  • Para los trabajadores que ganan más de C$88,000.00 córdobas y tenían ese monto como techo para cotizar, este techo queda eliminado, por lo que deberán pagar más. Leí por ahí que “igual no eran muchas personas con ese salario”, pero yo garantizo que esa persona/familia que está acostumbrada a vivir con ese dinero la va a sentir.
  • El Estado aportará 1% adicional a Enfermedad y Maternidad.
  • Quienes pagan INSS facultativo Integral (como yo lo hago desde hace algunos años), se incrementará de 18.25% al 22.25%. Para el Régimen Facultativo de Invalidez, Vejez, Muerte (RP-IVM) el incremento será del 10% al 14%.
  • Las empresas pasarán de pagar 19% a pagar 22.5% en el Régimen Obligatorio Integral y de 13% a 16.5% en el Régimen Obligatorio RP-IVM.
  • Y, por supuesto, la que más ha resentido a todos: quienes ya están pensionados deberán aportar un 5% de lo que reciben (básicamente se los van a deducir) para aportar a enfermedades y maternidad.

Cómo nos podría afectar todo esto:

  1. De entrada y lo que es obvio, cada trabajador recibirá un poco menos por su salario cada mes, así que disminuye su poder adquisitivo.
  2. El hecho de que los pensionados reciban menos no solo los afecta a ellos, también afecta a sus hijos/nietos, que deberán ayudar aun más para cubrir sus gastos.
  3. Para cuando nos toque retirarnos, ya no recibiremos un máximo de 80% sobre nuestro salario, sino 70%. Por ejemplo, si la momento del retiro tu salario último era de C$20,000 córdobas, ya no recibirás C$16,000 como pensión de retiro sino C$14,000.00.
  4. El hecho de que las empresas deban pagar este porcentaje adicional, para mí se traduce en varias cosas:
    1. La posibilidad de que muchas empresas, con márgenes de utilidad ya bajos, deban subir el precio de sus productos y servicios para poderse mantener. Y, ¿quién va a pagar por esos nuevos precios? Los consumidores, obvio. Si esto llegara a pasar, para mí se podría traducir en dos cosas más:
      1. Que el nivel de consumo se mantenga, pero las personas deban recurrir al crédito para poder seguir comprando lo mismo.
      2. Que el nivel de consumo caiga y haya, más bien, una desaceleración de la economía. Malo para las empresas, malo para las personas, malo para el país.
    2. Difícilmente podrán hacer nuevas contrataciones, pues quizá el dinero que habían pensado destinar para ese nuevo personal deberá ser dirigido a los nuevos montos a pagar al INSS.
    3. En este sentido, tampoco me sorprendería ver algunos puestos eliminados, o transformados de puestos fijos a contrataciones por servicios profesionales. ¿Aumentos salariales? La veo dura, al menos en el corto plazo.
    4. También se desincentiva la formalización. Si de por sí para muchas PYMES ya era pesada la carga y no le veían tanta utilidad a formalizarse, ahora que deberán pagar más, se la pensarán 2 o 3 veces.
    5. Que no se nos olvide que no es solamente el 22.5% que se debe pagar al INSS. El empleador también paga 2% INATEC, aguinaldo y reserva de vacaciones e indemnizaciones. Algunos estiman que esto suma casi el 50% del salario de cada trabajador.

Muchos de estos mensajes los estuve tuiteando ayer en la noche y también compartiendo con mis mimados en el grupo privado de Plata con Plática y las personas me decían “¿qué podemos hacer?”.

Y para mí se trata de ser los más previsores posibles. Si administrar BIEN nuestro dinero es importante en cualquier momento y ante cualquier circunstancia, cuando se vienen cambios como éstos que nos afectarán no solo en el corto plazo, sino también en el largo plazo, se vuelve imprescindible.

Me encantaría poder dar una solución para que estos cambios no se dieran y el INSS siguiera existiendo tal como lo esperamos, pero eso no me corresponde a mí. Además debemos considerar que el modelo de seguridad social está colapsando en varios países (no solo en Nicaragua), precisamente porque el modelo sobre el cual surgió contemplaba la idea de que:

  1. Habría una masa de jóvenes fuertes trabajando, que sostuvieran a los retirados. Ahora la pirámide está invertida.
  2. Los cálculos de edad sobre los que se basaron ya no son actuales. Se consideraba que la expectativa de vida era de 72-75 años y ahora vivimos más que eso.

Como resultado, tenemos a menos personas trabajando y más personas que mantener durante más tiempo. Claro, si a esto le sumamos el hecho de que la gestión gubernamental no ha sido la indicada, tenemos un INSS de temer.

Pero, ¿qué es lo que sí puedo hacer? Darte consejos financieros para tratar de surfearlo de la mejor manera.

1. Tengamos claro a cuánto van a ascender nuestras necesidades.

La mayoría de las personas no saben a ciencia cierta cuánto van a necesitar una vez estén jubilados. ¿Será o no será suficiente lo que te llegue a tocar del INSS? Probablemente no lo sabés… hasta ahora.

En el primer año de Plata con Plática, cuando aun estudiaba la maestría en Taiwán, desarrollé, en conjunto con mi profesor de Finanzas de la maestría, una calculadora financiera súperrrrr sencilla par que cada quien pueda calcular cuánto necesitaría al jubilarse. En este link la podés descargar GRATUITAMENTE y así al menos saber a ciencia cierta cuánto vas a necesitar en esa etapa.

2. Ahorremos… e invirtamos

Sí, ya sé que cada vez que menciono la palabra “ahorro”, lo primero que piensan es que es imposible o que es un “consejo para pobres” porque la tasa de interés en el Banco es mínima y no obtenés casi nada de rentabilidad por ese dinero. No lo es. Justamente el post que tenía preparado para hoy era sobre este tema: cómo ahorrar para mañana cuando el hoy está comprometido.

Y, obvio, de ahorro nadie se hace rico ni acumula lo suficiente para vivir en el retiro. Eso solo pasa cuando multiplicás tu dinero a través de la inversión. PERO si no ahorrás tampoco podrás invertir, el dinero tiene que salir de algún lado y más vale que comencés temprano que tarde. De nuevo: comenzar hoy con el monto que sea es más importante que comenzar en 10 años que “podrás más”. Eso sí, quienes planeemos en invertir evaluaremos muchas veces si hacerlo creando un emprendimiento o empresa.

 3. Considerá la posibilidad de un fondo para el retiro privado.

Ésta es la pregunta #1 que las personas me han hecho entre ayer en la noche y hoy en la mañana.

No es ningún secreto (porque lo he escrito y hablado muchas veces) que yo desde hace 4 años cuento con un plan internacional de ahorro para el retiro. En este post conté todos los detalles en el momento en que lo contraté.

En mi caso aporto $200.00 dólares mensuales y tomé un plan por 25 años. Sí, no es poco pero desde que decidí adquirirlo (siendo soltera y sin hijos) también supe que debía sacrificarme mucho en otros rubros de mi presupuesto.

Aunque desde el momento que lo tomé, el plan era aumentar ese monto cuando pudiera, aun no ha sido posible y me mantengo con el monto original. Para quienes me preguntaron cómo funciona, es sencillo: un débito automático a una tarjeta cada mes con el monto al que te comprometiste. Si querés hacer abonos extraordinarios (que ayudan muchísimo por el tema del interés compuesto) también lo podés hacer.

Ahora, he conocido a varias personas que ofrecen estos productos en Nicaragua. Como con cualquier otra cosa que vayás a adquirir, siempre siempre siempre hay que informarse hasta los huesos, cotizar y comparar.

Algo importante que deben buscar en un plan de ahorro para el retiro es que tenga muchos años en el mercado. ¿Cuántos? Que AL MENOS exista ya una generación de personas que se haya jubilado y hayan recibido su pensión tal cual lo pactaron. Y de la misma forma que sucede con un agente de seguros, la confianza es importantísima. Como te dije, hay mucha oferta (aunque no parezca), así que elegí un plan que podás pagar, que entendás cómo funciona y cuyo intermediario te genere confianza.

Si te querés empapar de la información de planes de retiro privados, te comparto estos links:

Al leer lo anterior seguramente te hayás dicho que esos planes no son para todos. Y sí, lamentablemente son pocas las personas que pueden destinar un monto para un plan de retiro internacional (es un privilegio) y la única forma de ahorrar para la jubilación es cotizando en el INSS, aunque tengamos que pagar ese 0.75% adicional.

En resumen

Nos toca administrar mejor nuestro dinero porque:

  • Vamos a recibir menos.
  • Es probable que los productos/servicios suban de precio.
  • Va a tocar ayudar más a abuelos/padres jubilados.
  • El empleo se puede poner duro.

Como siempre digo, nada peor que te matés trabajando 30-40 años de tu vida, para llegar a viejitos y no tener para comer ni para las medicinas.

Comentarios

Artículos relacionados