Viajar SÍ es posible: así lo hicimos

La semana pasada, tras mis posts sobre el viaje a Cuba y mi compromiso, recibí un correo de Marianela, que hoy te quiero compartir.

Hacía más de un año esta chavala me había escrito un par de veces para contarme sus deseos de emprender, regresar a Nicaragua y también viajar. En aquel entonces le di unos cuantos consejos de cómo podía organizar su dinero -y su tiempo- para lograrlo todo. 

Pasé muchísimo tiempo sin tener noticias de ella, hasta que la semana pasada recibí este grato correo en el que me cuenta lo que sucedió después. Te lo comparto porque viajar es algo que muchísimas personas quieren pero para lo que pocos se preparan financieramente y por eso no logran. Marianela da excelentes detalles de cómo presupuestó y se restringió en algunas cosas para poder hacer de su viaje una realidad.

Hola Ela. Soy Marianela.

Primero que todo FELICIDADES por tu premio, te lo mereces. Has sido una gran inspiración para muchos nicas y estoy segura que para muchas personas. También felicidades por tu compromiso, fue muy lindo leer tus 2 posts sobre tu viaje a Cuba.

Quería compartirte que tu blog fue una importante fuente de educación financiera (tus snaps también :)) durante mis estudios en el extranjero. Resulta díficil ahorrar cuándo hay tantas tentaciones en el extranjero para gastar y sobretodo cuando vivís en uno de los países más caros de Europa.

Gracias a Dios tuve la oportunidad de trabajar y tenía un buena beca. Esto sumado a tus consejos me motivaron cada día a planterame metas financieras. Una de mis prioridades era conocer lo más que pudiese Europa. Todos los días registraba en mi tablita de Excel mis gastos de comida, gastos hormigas, gastos académicos, renta, ropa, salidas, etc., que me ayudaron mucho a priorizar mis gastos. Por  ejemplo, me permitía una salida por semana ( ya sea a comer, bailar, cine, etc.) que implicaba un gasto mayor que otras salidas espóntaneas. Tenía un presupuesto mensual destinado a viajes que quería realizar en el año.

Pude viajar mucho más de lo que imaginé gracias a esta planificación. En mis viajes llevaba un presupuesto junto a mi novio, por ejemplo una comida buena al día, o día de por medio, dependiendo de la duración del viaje (alrededor de 8-10 Euros por persona por comida) y dos comidas baratas (que no quieren decir que no fuesen sabrosas hehe, 2 a 4 Euros).

Nos quedábamos en alojamiento de Airbnb, o dormitorios en hostales, o con amigos, caminábamos en lugar de tomar bus o metro, tomabamos los famosos Free Walking Tours (aunque también hay que presupuestar para la propina jeje). Cuando hacíamos hiking, llevabamos nuestra propia comida y tienda de campaña, etc.  Tomábamos buses de país a país ya que en ocasiones salía más barato que volar, aunque en una vez conseguimos un vuelo con Ryanair desde Copenhaguen hasta Estocolmo por 1 euro. En fin, hubo un sinnúmero de formas para ahorrar.

Hace casi un año te escribí mientras aún estudiaba en Dinamarca y te comentaba en esa ocasión sobre mis planes de viajar luego de mis estudios a Suramérica con el fin aprender sobre temas que me gustaría implementar en mi proyecto. También te comentaba mi inseguridad de hacerlo, por mi deseo emprender en el mediano plazo.

Y bien, hace 4 meses regresé a Nicaragua y con mucha  planificación, tropiezos en el proceso y trabajo, en 10 días inicio mi viaje con mi novio por Suramérica. La verdad a como vos decís, esto conlleva muchos sacrificios en el día a día, privarte de ciertos placeres por un fin mayor, pero si realmente lo querés, vale la pena.

Nosotros tuvimos que presupuestar para muchas cosas: equipo de montaña, vuelos, seguros de salud, sacar nuevos pasaportes, vacunas, cámara, power banks, etc., etc;  fijarnos un presupuesto de viaje por día para poder lograr hacer este viaje largo.

En principio el plan era estar en Nicaragua 3 meses y luego partir, para lo cual ya tenía presupuestado mi estadía con mi familia: 3 meses de viajar un poquito en Nicaragua, pues mi novio quería conocer lugares que no habia visitado, 3 meses de contribuir un poco de dinero  en la casa, 3 meses de una que otra salida y 3 meses sabiendo que no generaría ingresos. Sin embargo, por atrasos de documentos en migración, terminaron siendo 4 meses. Y boom, el sabio fondo de emergencia: de verdad que un mes más si te altera el presupuesto, pero se siente menos cuando tenés un fondito de emergencia.

En nuestro caso, estar en Nicaragua en stand by esperando por nuestro viaje ha sido agridulce. Estar con la familia, compartir con los amigos que no has visto en 2 años y medio, etc. ha sido bonito, pero también  gastar lo menos posible es díficil una vez que se ha agotado tu presupesto en la categoría de “stand by “.

Por ejemplo, no tomarte un batido de C$60 pesos porque significa una comida del día en tu viaje; no reemplazar tus camisas de viajes poco glamorosa por una más bonita y formal, porque no tiene sentido si ya te vas, y significa  un día de viaje con todo incluído; o que tu familia te diga que sos una exagerada por no querer gastar, que hay que disfrutar el momento. Pero allí estás vos para recordarnos que sí vale la pena la planificación financiera.

Claro, no sería buena alumna si pretendiese gastarme todos mis ahorros en este viaje, considero primordial tener un colchón financiero al regresar a Nicaragua, sobretodo cuando querés emprender. También logré enteder eso con vos. Te comparto esto (que no pensé que sería tan largo, oops ) porque muchos nicas piensan que viajar es imposible, que es caro, pero hay muchas formas de viajar, y hay tantos medios ahora que te permiten hacerlo de una manera súper económica que mucha gente se sorprendería.

Bueno, espero éste no haya sido el correo más largo que hayas recibido o el más aburrido jeje.

Gracias Elaine, que sigás cosechando más éxitos.

Un abrazo sincero desde León.

Como verás, nadie dice que viajar cae del cielo o que no implica restricción. Por supuesto que cuesta plata, tiempo y también esfuerzo para ahorrar. Sin embargo, como dice ella, NO es imposible. Ella trabajó, presupuestó, se controló, recortó gastos y ahorró porque esta meta financiera de viajar le iba a traer una gratificación retardada mucho más valiosa.

¿Y vos? ¿Qué cosas has estado dispuesto a hacer para cumplir con un viaje con el que soñás? ¿Qué otras cosas estarías dispuesto a dejar o recortar para ahorrar?

Comentarios