Ordená tus finanzas con mi formato de presupuesto 2017

Presupuesto Plata con Plática

A pesar de ser la base de una vida financiera sana, el presupuesto es de “esas cosas” que todos sabemos que deberíamos hacer… y muy pocos terminamos haciendo y siguiendo en el tiempo.

Yo misma viví una buena parte de mi vida sin uno. En mis primeros trabajos hacía unos intentos locos –y bastante cortos- de presupuestar y hacía mis listitas de gastos fijos (especialmente cuando me tocó vivir sola en un apartamento y pagar todos los gastos en México) en una hoja suelta que luego terminaba olvidando por ahí.

Comencé a vivir realmente bajo un presupuesto bastante estricto cuando me fui a estudiar el MBA a Taiwán y mis ingresos se vieron drásticamente disminuidos: no era lo mismo gozar de un salario en Nicaragua que vivir con un ingreso de becaria en Taiwán. Daba para lo justo, sí, pero para nada más que eso.

Fue en este país asiático donde me tomé el tiempo de crear mi primera tablita detallada de Excel, en la que especifiqué lo que necesitaba y podía gastar, y lo que iba gastando en el día a día. Este ejercicio fue sumamente importante para mí porque gastar de más un par de días podría significar no comer –literalmente- hacia el final de mes.

De esta manera y con este aprendizaje en mis manos, cuando empecé a escribir sobre finanzas personales en el 2012, el primer artículo que publiqué en el blog fue precisamente sobre este tema: “¿A dónde se fue mi dinero?”. En éste incluí una plantilla de presupuesto que usé durante todo este tiempo tanto personalmente como con mis clientes.

Cinco años después he seguido aprendiendo, por lo que en las vacaciones de diciembre me tomé el tiempo para re-pensar ese primer formato y hacer uno nuevo, más completo y mejorado con la retroalimentación que he recibido en estos años de quienes lo han usado. Yo misma ya comencé a usarlo desde los últimos días de diciembre, cuando me senté a planificar mi 2017.

¿Ya te emocionaste? En este link lo podés descargar 100% gratis, para que comencés a organizar tus finanzas personales este año. Quizá de entrada te parezca largo e intimidante, pero he encontrado que es una forma mucho más fácil de llevar un control de tus gastos que el presupuesto anterior.

Lo que incluye

Tengo planificado hacer un Facebook Live en estos días para explicar en detalle cómo funciona este nuevo presupuesto. Mientras tanto y para que comencés desde ya a presupuestar y controlar tu año, te explico lo que incluye:

  1. Resumen. Esta es la única pestaña que NO tendrás que tocar, pues se actualiza automáticamente. A medida que vos vayás llenando tus ingresos y gastos presupuestados y reales a lo largo de los días, semanas y meses, la hoja de resumen se irá completando y podrás analizar en un solo vistazo cómo está tu situación financiera anual.
  2. Presupuesto. Esta pestaña tiene los 12 meses del año, tanto de ingresos como de gastos. No es necesario que presupuestés el año entero de una vez, pero sí es recomendable ir completando aquellos que son fijos mes a mes. Tené presente también los ingresos (como el aguinaldo) y gastos (como los seguros) que no son mensuales, sino cada ciertos meses o una vez al año. Lo más importante y la razón principal de hacer este presupuesto es darle un sentido con propósito a cada centavo ganado.
  3. Meses del año. Hay 12 pestañas más: una por cada mes del año y es aquí donde comienza lo divertido. Presupuestar es planificar, pero muchas veces hacemos planes que olvidamos y no cumplimos. Llevar un control de gastos, en cambio, implica una tarea de todos los días y es aquí donde lográs hacer cambios en tu vida. Cada uno de los meses tiene, a su vez, cada uno de los días que lo componen para que vos anotés ahí lo que vas gastando en cada uno de tus rubros de gastos.

Creeme, suena más complicado de lo que en realidad es ;). Descargá tu plantilla, echale un vistazo y tomate un par de horas en la semana para presupuestar. Una vez tengás el presupuesto listo, se trata de ir anotando cada uno de tus gastos: y yo aquí me tomé tiempo de incluir todos los rubros en los que pude pensar y que las personas suelen olvidar. Suscripciones como Netflix (u otro que tengás) o el gimnasio, los cafés de la tarde, las piñatas de tus hijos, los salones de belleza o la compra de gas, son solo algunas de las cosas en las que probablemente no habías pensado y yo ya te ayudé poniéndolas ahí.

Y aquí algunos truquitos que la vida me ha ido enseñando para que el ahorro sea una parte de tu vida e incluirlo en tu presupuesto realmente te funcione:

  1. Gastá para ahorrar: ¿Que cómo dije? Bueno, ¿alguna vez has estado en una de esas dietas súper extremas de “baje 10 libras en 3 días”? Normalmente terminás después comiendo tanto que subís 15 de las 10 que bajaste. Y lo mismo sucede con los gastos: si te restringís demasiado, al punto de dejar CERO espacio para aquello que te gusta, disfrutás y te trae felicidad, probablemente terminés vaciando tu cuenta de ahorro –así como has vaciado el refrigerador- en un día de arranque. Así que dejá campo para tus gustitos y así podrás ahorrar con pasos certeros.
  2. Ojos que no ven, corazón que no siente: Una de las cosas que más difícil se nos hace es ahorrar, ¿es o no es? Solemos esperar hasta el último día del mes para ver “cuánto nos sobra” y el resultado es que como no sobró nada, pues no ahorramos nada. Si vos realmente querés ahorrar y has dejado el rubro en tu presupuesto para hacerlo, separá el monto desde el inicio de mes, envialo a tu cuenta de ahorro y olvidate de que existe. También podés automatizar tus ahorros, como el Plan de Ahorro Programado de Banco Lafise para que te deduzcan el monto de tu elección mensualmente sin que vos tengás que mover un solo dedo.
  3. Comenzá tu presupuesto al revés: Pensá en la última vez que hiciste un presupuesto, ¿en qué lugar pusiste los ahorros? Dejame adivinar: ¿fue al final? Y, claro, después de todos los gastos que te tocaban hacer, ya no quedaba NADA para ahorrar o invertir, ¿correcto? Tanto en este formato que he creado, como en el anterior, el ahorro es el primer rubro de gastos y lo ideal es separar ese 10% que deberíamos ahorrar de nuestros ingresos desde un comienzo y luego ver cómo cubrís el resto de tus gastos y qué cosas tendrías que recortar para poder llegar a 0. ¿Imposible? Velo así: si mañana te despidieran y quedaras sin nada, y luego te re-contrataran con el 90% de tus ingresos, ¿lo tomarías? Probablemente sí.. y también encontrarías la manera de vivir con ese dinero. Lo mismo hacé con el ahorro.

¡Ahora sí! ¿Estamos listos para darle vuelta a tu vida financiera? El primer paso –y el paso que tendrás que llevar toda tu vida- es el presupuesto y, al dar clic aquí, podrás descargar gratuitamente el único que necesitarás durante este 2017. ¡Vamos pues: a ponerle orden al relajito financiero!

Comentarios