¿Qué preferís tener?

deudayahorroÉsta es ya la tercera pregunta que lanzo en Facebook para ustedes, con el objetivo de ver cómo andamos pensando y qué estamos sintiendo sobre las finanzas personales. Recordemos que esto, más que un tema de números, es un asunto serio de emociones, comportamientos y actitudes.

Si te perdiste las anteriores, acá te dejo los links:

  1. ¿Qué es más difícil: ahorrar o pagara deudas?
  2. ¿Cuál es la deuda de la que más te arrepentís?

Pues bien, la pregunta del millón de dólares, esta vez fue: “¿Qué preferís: $10,000.00 dólares en deuda + $10,000.00 dólares de ahorro o $0.00 deuda, pero $0.00 ahorro?”  Y en esta tabla te muestro los resultados:

ahorrosdeudas

Por los comentarios de las personas en Facebook, me di cuenta que fue una pregunta nada sencilla de responder y que, incluso, muchos dieron explicaciones o hicieron preguntas sucesivas antes de dar su respuesta. La realidad es que, en ambos casos, el resultado final  es el mismo ($0.00 sería tu valor neto)… sin embargo, cada opción viene cargada con una serie de circunstancias.

Para efectos de discusión, asumamos que la tasa de interés de la deuda es la misma que la de ahorro/inversión (cosa que no es cierta en la mayoría de países de América Latina, a menos que hablemos de un negocio sumamente exitoso;)), y que dicha inversión no viene con un activo que podás vender rápidamente para sacar el efectivo: es simple deuda más simple dinero ahorrado.

Entonces, ¿cómo te hacen sentir estas dos rutas? ¿Cuál te emociona más?

Opción A

Personalmente yo habría elegido la opción A: sí, tener $10,000.00 dólares en deudas, pero también $10,000.00 dólares de ahorro. Y es que la idea de tener algo ahorrado/invertido VS no tener nada es casi siempre preferible para mí… y eso que soy anti-deuda ;). El dinero ahorrado es poderoso y empodera a cualquiera, ya que trae un mundo de oportunidades para hacer, así como la consiguiente confianza en vos tras haber logrado ahorrar/invertir.

¿Cómo así? Bueno, cualquiera puede gastar dinero, pero ¿ahorrar $10,000.00 dólares? Eso no se logra tan fácilmente. Por otro lado, tener ambos montos te da la posibilidad de matar tu deuda en cualquier momento, o de invertirlo todo y generar ganancias. ¡Claro! Si no confiás en tus habilidades de inversión, te iría mucho mejor solo pagando la deuda.

Así que, para mí, el factor emotivo juega un gran rol en esta pregunta, pero también el hecho de que para casi todos, ahorrar es mucho más difícil que pagar las deudas, aun cuando se trata de deuda buena (como comprar una casa o tener un crédito educativo): eso quedó claro en la primera pregunta que hice.

Si comenzás este juego de vida financiero con $0.00 + $0.00 (que, de hecho, es como todos comenzamos), las probabilidades están en tu contra, a menos que seás lo suficientemente inteligente como para leer, desde el principio, blogs como éste 😉 y comencés a incrementar tu educación financiera. De nuevo: es mucho más fácil gastar y endeudarte que ahorrar e invertir.

Opción B

Y ésta fue la opción elegida por la mayoría. ¿La verdad? Ya me lo esperaba, y es que está comprobado que quienes tienen deudas, lo único que quieren es salir de ellas… como ya sabemos que la inmensa mayoría sí tiene deudas, pues era razonable elegir esta opción.

He aprendido algo viendo cientos de casos de personas con deudas: es más fácil de acumular una nueva deuda cuando ya tenés deudas. Pareciera extraño y la lógica incluso podría decir que una persona endeudada lo que menos quiere es más deuda; sin embargo, la experiencia me ha mostrado que quienes son más cautelosos son aquellos que tienen saldo cero en sus tarjetas y les da miedo contraer una deuda.

Estas personas se la piensan mucho más para comprar, y así sean $5.00 o $10.00, prefieren esperar a tener el dinero para comprarlo de contado a la posibilidad que esa pasada de la tarjeta se convierta en deuda. Sin embargo, en el instante en que una persona decide ceder a la tentación del crédito, pareciera decirse a sí misma “ya la hiciste negra, ahora hagámosla trompuda” y continúa haciendo haciendo uso de sus tarjetas y/o otros créditos, haciendo su deuda aún más grande.

Y, bien, hay una sensación importante de estar libre de deudas. He visto el brillo en los ojos de las personas que logran saldarlas y, francamente, el sentimiento de libertad que se les viene no tiene precio. Para una persona que está endeudada, lo único que importa es salir de deudaslos ahorros, si acaso vienen, serán después. Y es por esto que la mayoría eligió $0.00 de deuda y $0.00 de ahorro.

Todo este cuento para decir que nuestra historia financiera y personalidad juegan un gran rol en cómo nos ocupamos de nuestro dinero. No sólo en responder a preguntas un tanto tequiosas como éstas, sino también en la forma de administrar nuestras finanzas en el día a día. Todo es sumamente personal… y sumamente importante.

¿Y vos? ¿Por cuál opción te vas? ¿Mucho dinero + mucha deuda? O, ¿empezar todo de cero?

Comentarios