El principio de Pareto aplicado al aguinaldo: 80/20

aguinaldo-paretoDebo confesar que éste es un post que no planeaba escribir. ¿Te asusta eso? Seguro pensás: ¿cómo es posible que con un dinero tan importante como el aguinaldo, y en una época de tanto gasto como la que se viene, no nos vaya a escribir algo especial? ¿Cierto?

Pues bien, mi confesión es que después de varios años escribiendo sobre finanzas personales, y sacando un post muy puntualmente para esta fecha, de repente es difícil escribir algo diferente. Pero Dios es grande y parece que me iluminó con una nueva manera para motivarlos a hacer el mejor uso posible de su dinero 🙂

¡Ah! Y antes de continuar, si querés empaparte realmente del tema y querés leer los artículos de los años anteriores, podés hacer clic aquí:

  1. ¿Qué voy a hacer con mi aguinaldo?
  2. Podcast: Sobre el aguinaldo, gastos navideños y finanzas personales en general
  3. Cómo invertir tu aguinaldo según tu edad
  4. Los 6 mejores usos que le podés dar a tu aguinaldo

Ok, entonces, volviendo a lo nuestro, ¿has escuchado hablar sobre el famoso principio de Pareto? La ley básicamente dice que el 20% del esfuerzo genera el 80% de los resultados y esto puede ser aplicado a todo en la vida. Mis usos favoritos son:

  • El 20% de los clientes producen el 80% de las ventas en un negocio.
  • El 80% de tu éxito depende del 20% de tu esfuerzo.
  • El 20% de los ejercicios que hagás significarán un 80% de beneficios a tu cuerpo (creeme: ¡comprobado!).

Y así sucesivamente con todo en la vida. Quizá no en cada uno de los casos aplique exactamente el 80/20, pero la cifra suele andar por ahí, quizá un 78/22, o un 77/23, pero entendés cuál es el punto.

Hablemos del aguinaldo

Ahora sí, yendo al tema del aguinaldo, en cada uno de los posts anteriores la idea central es que no te gastés el dinero en cosas que NO necesitás; sino que lo ahorrés e idealmente lo invirtás para que este dinero que te tomó todo un año ganar, te siga rindiendo frutos tiempo después.

Una de las preguntas que muchos me han hecho en estos años es “¿Cuánto deberíamos destinar a cada uno?” y, en general, es una respuesta bien personal. Lo ideal es que podás ahorrar lo máximo posible y gastar lo menos hunamente posible y aquí es donde entra la ley de Pareto. Mi propuesta es que nos simplifiquemos la vida y el aguinaldo lo usemos así:

ley-de-pareto-aguinaldo

20% Gastos:

Sí, ya sé que la navidad, las vacaciones y un sinnúmero de fiestas están a la vuelta de la esquina y eso implica gastos. Pero te garantizo que si utilizás el 100% de tu aguinaldo para ello, en enero estarás completamente arrepentido, sin dinero y probablemente con alguna que otra deuda de más.

Es por eso que te propongo que usés el 20% de ese dinerito para darte tus gustos y así no sintás que no podés disfrutar en el presente. ¿Qué tipo de gustos? Bueno, eso depende de cada quien, pero algunos de los más comunes en esta época son:

  • Regalos de navidad: Nada en exceso, todo con medida. En este link podés descargar un formato para lista de regalos con presupuesto y así sabrás cuánto y en quién querés gastar, sin pasarte. ¡Ah! Y que no se te olvide incluir cada uno de los regalos de amigo secreto en lo que pensás participar: cada pequeño gasto cuenta.
  • Viajes / vacaciones: Muchas familias quieren pasear o ir al mar para celebrar el último día del año y el comienzo de uno nuevo. Idealmente, esto es algo que tuviste que haber planificado con varios meses de anticipación, por lo que si hasta ahorita estás pensando en que podría ser buena idea, quizá no sea lo mejor. De cualquier modo, si lo pensás hacer, en este link podés encontrar ideas para gastar lo menos posible.
  • Compra de ropa: Para muchos es tradición estrenar los días 24, 25, 31 y 1. Personalmente no creo que esto sea necesario y, de hecho, tengo muchos años en que no estreno nada en esos días. Simplemente uso un vestido –o lo que sea que me quiera poner- que ya tengo en el clóset y que me he puesto antes. ¿Por qué no te animás a hacer lo mismo? ¿De verdad no tenés NADA que ponerte esos días?

Como verás, sí podés disfrutar en esta época, pero el objetivo principal es que el aguinaldo te sirva más para el futuro que para el presente. Para el presente siempre tenés tu pago mensual regular.

80% Ahorro / Inversión:

Ésta, por supuesto, es mi parte favorita. Tengo años (desde el 2010) en que no recibo un aguinaldo y no sabés cómo lo extraño. De verdad que tener un salario doble en un mes te abre una ventana inmensa de oportunidades que no tenés el resto del año y por eso hay que aprovecharla.

Por favor, que no te pase como el resto de años en que soñás con ahorrar, pero como no lo planificás, terminás gastándote todo. Este doble salario no lo vas a volver a tener y aquí varias ideas de lo que podés hacer.

  • Dejá un monto para el inicio de clases. Recordá que pronto te tocará pagar matrícula, uniformes, zapatos, libros y útiles escolares y entre más hijos, mayor es el monto a destinar.
  • Invertí en vos. ¿Cómo en qué? Bueno, depende de lo que querrás y de la etapa de vida en la que estés. Podría ser desde el dinero inicial para un curso que hace tiempo querés tomar o el viaje de tu vida que siempre has querido hacer. O bien, ese chequeo médico que desde hace rato estás posponiendo –recordá que sin salud, el éxito no se disfruta-, el seguro que te hace falta, o el ahorro para el retiro que debiste haber comenzado con tu primer trabajo.
  • Multiplicá tu dinero. Tu aguinaldo puede fungir como capital semilla para ese negocio de tus sueños que te traerá la libertad que soñás. O para hacer tu primera inversión en la bolsa de valores, bienes raíces o, simplemente, en el negocio de alguien más.
  • Pagá tus deudas. Dejo esta opción de último aunque sé que es lo primero que van a hacer. Financieramente hablando, hace sentido salir de tus deudas, porque no hay cuenta de ahorro que te genere los mismos intereses que vos ya pagás por tus créditos; sin embargo, si solo te dedicás a pagar y no ahorrás, va a ser bien difícil que el próximo año, mes a mes, logrés destinar un monto al ahorro.

Finalmente, si sos de las personas que recibirá este pago en noviembre y no en diciembre, mucho ojo con gastarlo desde antes. Se vale ahorrar desde el 1er día, pero no se vale gastar desde el 1er día ;).

Pensá que no solo porque te están dando el dinero ya, quiere decir que estás obligado u obligada a gastarlo ya. Poné especial atención a los famosos descuentos del black friday y no caigás en la tentación de comprar cosas que no necesitás con dinero que realmente querés ahorrar y multiplicar.

¿Y vos? ¿Qué pensás hacer con tu aguinaldo? ¿Usarás el 80/20? O, ¿qué porcentaje destinarás al ahorro y qué porcentaje a los gastos?

 

Comentarios