Millennials y sus finanzas en Nicaragua

El siguiente post es colaboración de alguien a quien llamaremos “El Millenial”. Si te gustaría escribir un artículo de Finanzas Personales y/o emprendimiento en este blog, solo tenés que enviar un correo a elaine@plataconplatica.com

Somos sociables, críticos, atentos y amamos nuestros celulares, damos gran importancia a la autonomía, la libertad y tenemos nuestras propias opiniones sobre las cosas, además de querer que sean escuchadas-leídas (Twitter, Facebook, Snapchat). De acuerdo al estudio ¨MILLENNIALS¨ del Pew Research Center, a los millennials se nos describe como políticamente independientes, y cerca del 30% declaramos no estar afiliado a ninguna religión. También suelen llamarnos generación ¨Y¨ nacida entre 1981 y 1997 y ocupamos el 30% de la población latinoamericana.

A pesar de que no existe un consenso generalizado sobre el inicio y fin de nuestra generación, lo cierto es que somos muy numerosos, de trascendencia política, social y económica a la que damos poco interés, siendo esta de gran importancia para nuestra vida actual y futura.

En Nicaragua 3.1 millones de personas conformaban la población económicamente activa según la Encuesta de Empleo del 2011 (última publicada) hecha por el INIDE, de esa cantidad 1.4 millones son jóvenes, la tasa de desempleo juvenil se estima en un 40% y en un 58% el total de la juventud nacional que se encuentra en una situación de subempleo, la cifra puede ser mucho mayor este 2017.

Ante esta encrucijada me he preguntado: ¿cómo están manejando las finanzas personales la generación millennial en nuestro país? Me propuse hacer mi propia investigación al respecto y descubrí esto:

  1. Tienen de poco a nulo conocimiento financiero. Miedo y desconocimiento. La mayoría de los millennials han demostrado tener poca educación financiera. No son y no quieren ser sujetos de crédito, pues representa un tipo de riesgo que no quieren asumir y tienen miedo a quedar endeudados. A la mayoría, la tarjeta de crédito les da pavor, pero están abiertos a un préstamo en el futuro, algo incongruente, porque sin un récord crediticio no podrían aplicar a uno.
  2. No están contentos con sus finanzas. El acceso a un crédito está cada vez más duro. Están claros que sus finanzas no son las mejores y desean tener productos o servicios que requieren créditos con instituciones financieras, aunque saben que no tienen muchas alternativas o herramientas para poder acceder y mejorar su situación. Según un estudio de PWC, el 34% de los millennials está insatisfecho con sus finanzas, mientras que el 18% no está nada contento con su situación actual.
  3. No buscan ayuda financiera. No hacen caso a expertos en el tema. No siguen consejos financieros. Según los datos de PWC, a pesar de que no saben sobre finanzas personales, no buscan a expertos que los ayuden en este tema, y los evitan. En los últimos cinco años sólo el 27% de los Millennials ha buscado asesoría financiera profesional sobre ahorros o inversiones, y sólo el 12% sobre manejo de deuda. PWC advierte que si no buscan a alguien con experiencia en esta área, sus problemas financieros podrían extenderse o empeorar.
  4. No están preparados para nada, financieramente hablando. En su mayoría no ahorran para el futuro, no existe el fondo de emergencia, no hay seguros de vida. No tienen la capacidad de enfrentar golpes medianos imprevistos, además de que existe la percepción de que en casos de emergencias sus padres llegarían como la Mujer Maravilla o Superman a salvarlos. Sin embargo, sí ahorran para comprar un producto determinado o viaje de bajo costo.
  5. Sacrifican sus ahorros. Aparentemente cualquier motivo es válido para hacerlo. Pese a que los millennials se encuentran al inicio de su vida laboral, no han asegurado su futuro financiero y ya han empezado a cubrir los excedentes con dinero que debería estar destinado al ahorro, tomando dinero del retiro (si acaso existe) para completar una compra. Según PWC, sólo el 36% de los millennials tienen una cuenta para el retiro. El 17% de los que tienen algún tipo de ahorro obtuvieron algún préstamo, y el 14% tomaron dinero de esas cuentas de ahorro para el retiro.
  6. Millenial: ¨La culpa es de las políticas de los bancos, las empresas y mi miedo para emprender¨. Las políticas de las instituciones financieras para acceder a ellos representan una brecha entre los millinnials y los bancos, debido a los requisitos para obtener sus productos. El bajo salario mensual constituye el principal obstáculo, seguido por el constante cambio de empleo, transformándose en otro impedimento por lo de “1 año de estabilidad laboral”. Por otra parte el desconocimiento y por ende el miedo, sumado a la falta de capital para empezar una empresa propia, es otra limitante para emprender

Con los aspectos señalados, podemos darnos un buen vistazo de lo que son las finanzas personales de la generación Y. Los bajos niveles de empleo e ingresos mantienen a los millennial nicaragüenses más jóvenes con menos dinero que las generaciones anteriores, con más estudios pero posiblemente con más deudas, enfrentándonos a mayores dificultades como la incertidumbre económica, pintándose un futuro más difícil para nosotros. Como una generación que enfrenta nuevas responsabilidades financieras, es crucial que iniciemos un camino que conduzca hacia una vida financiera responsable, sana y segura.

Comentarios