Cómo mantener tus logros financieros en el tiempo

Este el segundo post invitado de Argie Leal. Una tica que, desde hace dos años comenzó un Programa de Finanzas Personales del ICE y ha logrado hacer un enorme cambio no solo en el área financiera, sino también en lo emocional y físico. Su primer post lo podés leer acá. En este post nos comparte cómo mantendrá su empoderamiento financiero en el tiempo.

¿Qué considerás que necesitás para sostener a través del tiempo tu empoderamiento financiero?

En mi caso, considero que mis valores y principios espirituales, además del apoyo de mi familia, son los que podrán a través del tiempo mantenerme firme en mi salud financiera.

Por otro lado, soy consciente que debo diariamente validar mi autoestima para que ésta no intervenga en mi bienestar. Sé que es relevante reforzar la confianza en mí misma.

Fortalecer mi autoestima es clave para la toma de decisiones saludables, empoderarme de mis finanzas y sostenerlas a través del tiempo, convirtiéndolo en un estilo de vida para mí y mi familia.

Todo proyecto conlleva estrategia, enfoque, disciplina y determinación, por tanto, el objetivo principal para mi “Plan de Empoderamiento Financiero” es desarrollar límites, conquistarme a mí misma y tomar control de las diferentes áreas de mi vida.

¿Cómo lo voy a alcanzar?

  1. Superando Paradigmas

Identificar mi debilidad financiera y reconocer que las caídas son parte del proceso, que lo importante es determinarlas para tratarlas, ver las causas y tomar medidas correctivas.

Tener presente que la avaricia me hace perder la razón, me lleva a no respetar mis límites, y me convierte en una persona insaciable.

Reconocer que la ambición siempre está y estará; sin embargo lo que realmente importa es tener presente mis valores, y que eso no significa matar mis deseos, simplemente es regularlos y controlarlos.

Recordar que los anhelos se planifican con ahorro.

Disfrutar de Libertad y no de Libertinaje Financiero.

Considero que es clave la educación financiera. Es importante alimentar día a día mi mente con conocimientos, consejos y opiniones de mentores financieros, porque así como mi cuerpo necesita una buena alimentación para estar y responder en forma adecuada, así mismo sucede internamente.

Si alimento mi cuerpo con comida “chatarra” podría debilitar o enfermar. Así también los malos pensamientos pueden intervenir negativamente en el manejo de mis emociones, por eso necesitaré de un “buen alimento” para lograr un equilibrio entre mi manera de pensar y vivir.

Al alimentar mi mentalidad con los pensamientos correctos, dejaré de vivir de acuerdo con lo que quiero y siento para hacer lo que debo. Así como una dieta adecuada extiende mis años de vida, así también alimentar mi mentalidad correctamente ensanchará mi capacidad para alcanzar finanzas saludables a través del tiempo.

  1. Tomando el control de la deuda

Sobrevivir a las deudas. La deuda no es buena ni es mala, depende de su nivel, de su comportamiento y del uso que le daré.

El mal uso de la deuda no solo puede afectar mi bienestar financiero sino también el de mis relaciones y el logro de mis metas. De mi parte pondré todo mi empeño en controlar mi temperamento y manejar adecuadamente mi personalidad financiera. En pocas palabras “ser auténtica”.

Buscar nuevas formas de inversión, ya que siempre habrá oportunidad de reinventarme y encontrar otros caminos para llegar a mi objetivo; sin embargo estaré enfocada en valorar riesgos antes de emprender nuevos compromisos y no actuar simplemente por impulso.

Reconozco que estoy ubicada en el cuadrante de la seguridad y opino que las decisiones que tome afectarán a mi familia también, por ende, la inversión en nuevos negocios conllevará mucho análisis de mi parte.

Me comprometo a luchar por la buena administración del dinero, registrando diariamente mis gastos, elaborando mi presupuesto, programando el ahorro y planificando la inversión.

En resumen, aprender a vivir con límites en las finanzas personales, conquistarme a mí misma trabajando cada día con mi personalidad financiera y con mi forma de pensar acerca del dinero.

  1. Crear nuevas expectativas

Planear el futuro para no encontrarme con sorpresas adelante. “El que nunca planifica, planifica para fracasar”.

Involucrar a mi familia en el ámbito de las finanzas para evitar conflictos por una falta de comunicación o común acuerdo. Es relevante comprendernos, negociar compromisos, respetarnos y rendir cuentas porque la transparencia nos permitirá vivir en armonía.

Mi propósito es ser clara sobre mis expectativas, tener la apertura para conocer el punto de vista de mi familia y adaptar nuestros objetivos según nuestra realidad y nuestros sueños.

Todo tiene su tiempo y no quiero apresurarme ni adelantarme a mi proceso, simplemente me propongo construir con fe, empeño, perseverancia y paciencia mis metas para  asegurarme de establecer bases sólidas que puedan permanecer firmes y fuertes a través del tiempo.

Yo no sé cuántos años tienes tú, pero te has tomado el tiempo para reflexionar ¿qué has logrado al día de hoy?

Si no estás satisfecho no te quejes. ¡Actúa! y si consideras que ha estado bien, que harás para sostenerlo en el tiempo?

“La diferencia entre donde estuviste ayer y dónde estarás mañana es lo que hagas hoy. La única cosa que cae del cielo es la lluvia”

Comentarios