Los efectos sicológicos de tus decisiones financieras

El siguiente post fue escrito por Fernando Zavaleta. Él se describe así: Soy psicólogo, enfocado en diversos temas de salud mental. Por medio de consultorías, busco desarrollar espacios saludables en el ambiente laboral, promoviendo la productividad  y el bienestar. Parte de ese bienestar personal es cómo administramos nuestro dinero. Recuerda que “nuestra salud mental y las finanzas, van de la mano”.

Alguna vez te has preguntado: ¿Por qué compro cosas que no necesito? ¿Por qué me cuesta tanto cumplir mis metas anuales? ¿En qué se me va todo el dinero que gano? ¿Por qué no tengo autocontrol a la hora de comprar?

Hemos pasado la vida entera tratando el dinero de la misma forma como nos tratamos a nosotros/as mismos/as; síiaprendimos a cuidar de nuestro bienestar, sabemos que necesitamos cierta estabilidad. Si no lo hicimos, pues, sabemos las consecuencias…

Nuestra salud mental y las finanzas van de la mano. Sí descuidamos una puede afectar a la otra. Esto puede parecer muy obvio, pero sabemos que en la práctica es un gran reto equilibrarlos.

Alguien que recientemente vino a contribuir mucho en este tema tan importante, es Richard Thaler, ganador del Premio Nobel de Economía de este año, quien tuvo la genial idea de integrar la Economía con la Psicología.

El aporte de este científico abrió las puertas a innumerables beneficios para la sociedad, empezando por algo llamado “Nudge” o en español “empujón”. Consiste básicamente en dar ese “empujoncito” que necesita la sociedad. Por ejemplo, creando sistemas de ahorro automáticos para una pensión o un fondo especializado para la atención profesional de salud mental debitado automáticamente de nuestros impuestos.

El Señor Thaler incorporó principios psicológicos en los análisis de la toma de decisiones económicas. Exploró cuáles son las consecuencias de la falta de uso de la razón, las preferencias sociales y la falta de autocontrol. Y con ello ha demostrado cómo estos comportamientos (muy humanos) afectan nuestras decisiones financieras individuales y el mercado financiero en general:

La racionalidad limitada: Thaler desarrolló la “teoría de la contabilidad mental”, explicando cómo las personas simplifican la toma de decisiones financieras al crear cuentas separadas en sus mentes, concentrándose en el impacto muy limitado de cada decisión individual en lugar de su efecto general.

Preferencias sociales: Mostró cómo las preocupaciones de los consumidores pueden ser muy bajas cuando suben los precios de algún producto con alta demanda, pero no cuando los costos de producción aumentan para la empresa.

Falta de autocontrol: Sucumbir a tentaciones a corto plazo es una razón importante por la que nuestros planes para ahorrar para la vejez, o para tomar decisiones de estilo de vida más saludables, a menudo fracasen. En su trabajo aplicado, demostró cómo “empujar con un dedo”, un término que él acuñó, puede ayudar a las personas a ejercer un mejor autocontrol cuando ahorran para una pensión, así como en otros contextos.

Gracias a sus aportes, se han creado equipos de trabajo alrededor del mundo, conocidos como “equipos de empuje”, que básicamente estudian la psicología de las finanzas personales y el comportamiento de la economía en la sociedad.

Su lema es “El objetivo no es cambiar a la gente, es hacer las cosas fáciles” con la idea de crear un puente entre lo económico y lo psicológico. Thaler fue uno de los fundadores del campo de las finanzas del comportamiento, que estudia cómo las limitaciones cognitivas influyen en los mercados financieros.

Estamos en tiempos muy interesantes para la salud mental en general, la cual ha tomado una posición muy importante en nuestro quehacer diario. El tabú ha disminuido tanto que los aportes a las ciencias aplicadas están cambiando la forma de ver nuestras finanzas personales y de nuestra sociedad.

Comentarios