¿Cuál es la deuda de la que más te arrepentís?

lapeordeuda

Las deudas forman parte de la vida de la mayoría de los nicaragüenses: en esta encuesta que hice hace 2 meses, 87.5% de las personas afirmaron tener al menos una deuda. En ese momento, el tipo de deuda #1, es decir aquélla que más personas tenían, era la famosa tarjeta de crédito.

Este lunes quise indagar un poquito más en este tema y lancé la pregunta que tiene por nombre este post: “¿Cuál es la deuda de la que más te arrepentís?”  Y esto fue lo que me dijeron:

tabladeuda-01De nuevo, ¡agradezco un millón a quienes se toman el tiempo de contestar mis preguntas! Conocer estos detalles me sirve muchísimo para seguirles apoyando y viendo la mejor manera de incrementar nuestra educación financiera.

Ahora, analicemos un poco los resultados. No es de extrañar que el top 4 de esta lista sean deudas de consumo. Sí, así como lo leés. Muchas veces nos auto-engañamos y justificamos diciéndonos –a nosotros mismos y a los demás- “es que a veces uno se endeuda por emergencia, pero sus experiencias ahorita y en estos 4.5 años dedicándome a las finanzas personales demuestran lo contrario: nos endeudamos, en la mayoría de los casos, por consumo y consumismo.

Tampoco es de extrañar que esos 4 tipos de deudas son las que tienen las tasas de interés más altas y suelen ser también las más fáciles de conseguir: no es lo mismo pedir una tarjeta de crédito o sacar una TV en una casa comercial, que pedir un crédito hipotecario, ¿no es así?

Esto me lleva de nuevo al tema de la gratificación instantánea: los créditos en sí mismos no son malos, ¡hay miles de personas que les sacan el máximo provecho! Lo malo es el uso que nosotros le damos y cuando ese uso es para responder a una falsa necesidad momentánea y además no sabemos cómo vamos a pagar, está garantizado que nos terminaremos arrepintiendo.

Pero como la idea es que esto fuera un mini post y ya me voy extendiendo más de la cuenta, voy a ir directo al grano: la mera verdad sobre cada uno de esos créditos y cómo funcionan:

  • Tarjeta de crédito: Si hay un tema del que he escrito extensamente es el famoso plastiquito, ése que puede ser un gran amigo que te permita viajar gratis, o tu peor pesadilla si no pagás a tiempo y gastás más de lo debido. El secreto está en saber cómo funciona exactamente y acá lo podés aprender.
  • Financieras: Dentro de los comentarios, la financiera que más aparece es Pepe te Presta y, aunque yo no he escrito nada sobre ellos, sí hay casos de personas que cuentan lo mal que les fue. Ésta es una de ellas. Además, en este video te explico por qué debería ser una de las últimas opciones de crédito a tomar.
  • Casa comercial: En cada una de las charlas y talleres que he dado, cuando toco el tema de las compras a crédito en casas comerciales, siempre hay al menos una persona – y a veces hasta 10-15 personas- que ha hecho una compra así. Y, ¿sabés qué? Todas y cada una de ellas se ha terminado arrepintiendo por los intereses brutales que han pagado. En este post te cuento una de esas experiencias y te hago el cálculo de cuánto terminás pagando realmente.
  • Ser fiador o prestar dinero: Vienen siendo casi lo mismo y aunque ambas se hacen con las mejores intenciones de ayudar a un ser querido, las cosas casi nunca terminar bien. En este video te explico por qué NO debés ser fiador y en este post las reglas a seguir para prestar dinero… aunque lo mejor siempre es abstenerse de hacerlo ;).

Finalmente, solo te recuerdo que todos podemos salir de deudas. ¿Cuesta? Sí, por supuesto que del cielo no cae. Pero ¡vale la pena vivir una vida libre de deudas! Y si vos estás listo o lista para dar ese primer paso, acá te dejo el método bola de nieve para que comencés.

¿Y a vos? ¿Cómo te ha ido con los créditos? ¿Cuál ha sido la deuda de la que más te arrepentís? ¿Una de las que está aquí u otra? 

 

Comentarios