Cuándo tu empresa SÍ necesita factoraje

La mayoría de las empresas mueren no por falta de rentabilidad, sino por falta de liquidez. Éste fue uno de los mayores aprendizajes durante mi maestría y algo que he logrado comprobar en estos años de regreso a Nicaragua, trabajando con varias compañías y emprendedores.

Tanto empresas que se dedican a vender productos, como aquellas que ofrecen servicios (y ahí hasta me incluyo yo) viven este problema: vendés y vendés bien, incluso vendés a varios clientes, pero como éstos no te pagan inmediatamente, el periodo de espera se hace eterno cuando en el medio vos tenés mil responsabilidades y pagos de los que hacerte cargo.

En estos casos, algunas empresas buscan en la tarjeta de crédito o en otros préstamos bancarios una solución a corto plazo, pero pocos se plantean la posibilidad de hacer un factoraje en su empresa, como una solución más fácil y más a largo plazo que la primera.

¿Que cómo dije? Ok, ok, en términos sencillos, el factoraje es la venta de tus cuentas por cobrar a un precio descontado. ¿Qué quiere decir eso? Que si vos tenés, por ejemplo, $5,000.00 dólares que uno –o varios- clientes no te han pagado y te urge la plata para seguir funcionando, trabajando y produciendo, la empresa de factoraje te compra esos U$5,000.00 dólares, pero te da un valor menor por ellos, digamos U$4,800.00 dólares.

De esta forma, en lugar de tener que esperar 30, 45, 60 días o más –a mí una vez me tocó esperar 5 meses- para que te paguen, la empresa de factoraje te entrega el dinero en unos cuantos días para que vos sigás operando.

Hay diversas razones por las que las empresas solicitan servicios de factoraje. Pero, normalmente, las podemos agrupar en dos:

  •  Crecimiento: Imaginate  que la empresa de manufactura de la que sos dueño o donde trabajás, es rentable, está creciendo y ha utilizado las líneas de crédito que el banco le ha extendido. Un cliente viene donde vos con un pedido gigante que necesita pronto y, para poder producir y cumplir, vos necesitás dinero. En este caso, poner tus facturas bajo el factoraje te permitirá obtener el financiamiento que necesitás para suplir la orden e incrementar las ventas/utilidades de la empresa. De otra manera, no solo no ganarías, sino que hasta podrías perder al cliente ante la competencia.
  • Supervivencia: Suele ser el caso más usado, y se da cuando el flujo de efectivo de la empresa está tan apretado (porque tus clientes no han pagado), que ni siquiera hay plata para pagar a los colaboradores, los impuestos, la renta, y/o otros gastos. Simple y sencillamente, la supervivencia de la empresa depende de ese dinero.

¿Ya te sentís relacionado con este asunto? Empresas de cualquier industria y sector pueden hacer uso del factoraje, pero aquellas a quienes más les servirá será las que sepan usar el dinero para pagar a tiempo sus responsabilidades y, por supuesto, producir más.

¿Qué necesito?

Aunque suele ser un proceso más sencillo y rápido que un préstamo bancario, siempre habrán requisitos que llenar. Normalmente, además de algunos requisitos administrativos (como llenar el formulario, ver las facturas, el perfil del negocio, etc.) te piden lo siguiente: 

Legal

  • Escritura de Constitución, Estatutos y Reformas (Personas Jurídicas).
  • Poder General de Administración (Personas Jurídicas).
  • Documentos de Identidad de la empresa, representantes y accionistas.

Financiero

  • Estados Financieros del Negocio.
  • Referencias Bancarias y/o Comerciales.
  • Copias de Estados de Cuentas Bancarios.

Además, se suelen buscar empresas que ya tengan algún tiempo en el mercado (digamos unos 2-3 años), así como un mínimo para hacer factoraje que en Nicaragua anda rondando los $5,000.00 dólares. Ojo, este monto no necesariamente tiene que ser una sola factura, podrían ser varias facturas de un mismo cliente que sumen este monto, o, incluso ese monto distribuido en algunos varios clientes.

Por qué sí hacerlo

Me he dado cuenta que en ocasiones hay mucho temor de hacer factoraje, sobretodo por el estigma que se ha creado alrededor de este servicio. En realidad, usado adecuadamente y en las condiciones correctas, te puede traer muchas ventajas, como son:

Eliminación de cuentas incobrables – la empresa de factoraje asume el riesgo de cuentas incobrables, eliminando este gasto de tu estado de resultados.

Cobradores profesionales – Un buen servicio de factoraje no sólo se encargará de las cuentas por cobrar de una manera profesional, sino que además eliminará los gastos generales asociados con el proceso de cobro.

Capital ilimitado – El factoraje es la única fuente de financiamiento que crece con tus ventas. A medida que éstas aumentan, más dinero se vuelve disponible para tu uso, lo que te permite satisfacer constantemente la demanda de actuales y futuros clientes.

No hay deudas El factoraje no es un préstamo y, por lo tanto, al solicitarlo no estás incurriendo en ninguna deuda. Esto mantiene tu balance sano, por lo que es más fácil obtener otros tipos de financiamiento o vender la empresa, si así lo necesitaras.

Es fácil y rápido – Normalmente, la aplicación para establecer una relación de factoraje es mucho más simple que otros tipos de financiamiento. Dependiendo del tipo de empresa que tengás y qué tan en orden estén tus documentos, podría tardar una semana o menos.

No se necesitan garantías personales – Los directores (o dueños) de la empresa no tienen que garantizar personalmente el reembolso del financiamiento. Normalmente sí tienen que garantizar contra el fraude o las disputas, pero no contra la incapacidad de los clientes de pagar.

Como verás, el factoraje es una manera de poder recibir el dinero que te pertenece –después de todo es un producto o servicio que ya brindaste y tu cliente aun no te paga-, pagando un impuesto por recibirlo más temprano.

Como todo en la vida, si te va a beneficiar o perjudicar DEPENDE de vos, por lo que hay muchas variables a tomar en cuenta antes de irte por esta opción. Lo que sí es cierto es que ha salvado a miles de empresas en el de morir por liquidez y no por falta de rentabilidad.

¿Y vos? ¿Has hecho uso del factoraje algunas vez? ¿Cómo fue tu experiencia?

Comentarios