Compras navideñas: cómo no caer en compras impulsivas

portada ElaEl siguiente post es patrocinado por Banco Lafise

Sin lugar a dudas, los días festivos y diciembre en general, son de las mejores partes del año… pero junto con esta maravillosa época, también viene la terrible tentación de dejarnos llevar con las compras y gastos, especialmente en días como el Black Friday.

¡Es momento de dejar las compras por impulso! Sé que no es fácil, pero se puede lograr. Y para ayudarte, por acá te dejo unos cuantos tips para superar la tentación.

  1. Hacé una lista

Lo mejor que podés hacer al ir de compras es crear una lista. Aplica para todo: las compras quincenales en el súper y/o mercado, las compras del inicio de clases y, por supuesto, las compras navideñas. Para navidad, tu lista debe contener 4 cosas:

  • El nombre de la persona a quien querés regalar.
  • 3 opciones de regalos para darle.
  • El monto que podés y querés gastar en ella.
  • El monto que terminás gastando al final.

Esto te va a permitir ahorrar tiempo y dinero, y evitarás tener que entrar a todas y cada una de las tiendas “a ver qué encontrás”.

  1. Da seguimiento a tu presupuesto

Por mucho que queramos, nuestras cuentas por pagar (renta, servicios básicos, comida, etc.) no desaparecen en estas fechas, así que tenelo presente cuando estés de compras y sintás la tentación de comprar de más. “Si compro esto, ¿voy a poder pagar mis cuentas…?” Si la respuesta es no, entonces seguí caminando.

  1. En la medida de lo posible, alejate de tiendas y centros comerciales

¿Te has dado cuenta que en estas fechas las tiendas tienen hasta música navideña y olor a canela? Todo esto está diseñado para hacerte comprar más. Está comprobado que entre más tiendas visités, más terminarás gastando puesto que de poquito en poquito, se hace un montón ;). Adherite a tu lista de compras y buscá solo lo que necesitás… eso de “a ver qué veo” te hará gastar de más.

  1. Respirá profundo… muy profundo

¿No pudiste evitar todas las tiendas y centros comerciales mientras hacías tus compras? Tranquilo, no pasa nada. Pero si te encontrás a vos mismo luchando con una compra adicional que sabés bien no deberías hacer, y no podés permitirte pagar… simplemente respirá profundo, poné el costoso objeto abajo y caminá lentamente lejos de esa tienda. Recordá la pregunta del millón de dólares: ¿Lo quiero o lo necesito? ¡Podés hacerlo!

  1. Mantené tus metas en mente

Ok, ok, asumamos que efectivamente tenés algo de dinero extra y te lo querés gastar, pero ¿para qué es realmente ese dinero? ¿Estás ahorrando para unas vacaciones? ¿Querés comprar una casa? ¿Tenés algunas deudas por pagar?

Sean cuales sean tus objetivos, no te podés olvidar de ellos. Las metas son importantes, pero lo más importante es lograrlas. Y lo que menos querés es que unos días feriados arruinen el trabajo y esfuerzo que has puesto en los últimos meses.

Todos hemos estado allí: decir que NO a algo que realmente queremos es difícil, especialmente cuando estamos haciendo compras para otras personas que queremos. Mantenerse financieramente estable es increíblemente importante y lo creás o no, ¡hay una luz al final del túnel! Sólo tené en cuenta estos consejos y mantené la disciplina en tus finanzas.

¡Ah! Y si querés algunas ideas de qué regalar esta navidad, leé este post con muchas opciones de regalos originales, comprando a emprendedores locales. Si te preocupa qué voy a recibir esta navidad, gustosamente acepto cualquiera de estos regalos ;).

Comentarios