Claves para manejar exitosamente las finanzas de tu startup

portada Ela

El siguiente post es patrocinado por IBW

Ya sea que te estés estrenando como emprendedor, o llevés ya un buen tiempo con tu negocio, tomar el sartén por el mango cuando de las finanzas empresariales se trata, es la llave para construir el éxito.

Muchas veces, como fundadores de un startup, es sumamente fácil estar ocupados y atrapados en el día a día de tu imperio, por lo que podrías estar dejando tus finanzas a un lado. Ya que éstas son tan esenciales, a continuación te presento algunas estrategias para manejar y administrar mejor el dinero de tu emprendimiento.

Abrí una cuenta bancaria para tu negocio

Sin lugar a dudas, mantener tu dinero separado del dinero de tu negocio es elemental y la mejor manera de hacerlo es manteniendo cuentas bancarias separadas. Además, tener una cuenta a nombre del negocio será necesario cuando tus clientes te paguen con cheques a nombre de la empresa –y no tuyo-, así como al momento de pagar tus impuestos y hacer cualquier tipo de proyecciones financieras.

Si necesitás sacar dinero de la empresa para tu uso personal, que sea en forma de salario semanal, quincenal, o mensual, pero no convirtás a tu negocio en tu caja chica personal.

Organizate

Si querés crear riqueza con tu negocio, necesitás, sí o sí, ser una persona organizada. Esto significa crear sistemas para rastrear tus transacciones, documentos financieros, cuentas y más. Hay varias aplicaciones de finanzas para negocios pequeños en el mercado que podés aprovechar para empezar, o si te gusta y sabés manejar bien el Excel, también podés crear los tuyos. Yo, por ejemplo, he ido creando los míos a lo largo de tiempo.

Contratá un contador

Quizá no de entrada, porque soy fiel creyente de comenzar lo más frugal posible. Pero a medida que tu negocio va creciendo y especialmente cuando pasás de una cuota fija a una S.A o R.L, un contador se hace necesario.

Éste no solo puede proporcionarte ciertas ideas sobre las finanzas de tu negocio, si no que también te ayuda a organizarte, pagar impuestos y entender la situación financiera de tu startup. Como siempre digo: la luz para tomar decisiones en tu negocio está ahí, solo tenés que entender tus números.

¡Ah! Y una útlima cosa: cuando llegue el momento de contratar a un contador, no podés desligarte de tus finanzas, todo lo contrario. Debés estar involucrado en lo que sucede, reunirte al menos una vez al mes y comprender tus estados financieros.

Creá una cuenta de emergencia para tu empresa

Así como un fondo de emergencia es necesario en tu vida personal, una cuenta de emergencia es imprescindible para tu negocio. ¿Para qué? Para esos meses en los que el negocio no va como quisieras: recordá que siempre tendrás gastos y costos fijos que pagar (renta, servicios, empleados, impuestos, etc.) y cuando las ventas están bajas este fondo será tu salvación.

Creá una cuenta para pagar tus impuestos

La primera vez que me tocó pagar el IR anual casi me voy de espalda: no me esperaba ni el monto, ni el cargo. Esta experiencia, sin embargo, me enseñó a ir ahorrando un monto mensual para cuando ese momento llegara.

Si tu negocio es rentable, entonces lo más probable es que te toque pagar impuestos y en lugar de dejar que este pago te sorprenda al final del año, es mejor comenzar a planificar con antelación. Creá una cuenta de ahorros específicamente para esto, donde vayás dejando cierto porcentaje de tus ventas.

Elaborá un presupuesto del negocio

El presupuesto de tu negocio te permite administrar adecuadamente sus finanzas y mantenerte al tanto de los gastos, lo cual es esencial para hacer proyecciones financieras y ser rentable.

Esto es gran parte de lo que hice durante mi vida laboral mientras trabajé para otras empresas: tanto en Kodak en México, como en Yota en Nicaragua, me tocó hacerme cargo de presupuestos de ingresos y gastos y puedo dar fe que una revisión mensual de tu situación ayuda a obtener una imagen clara de cómo está el negocio financieramente y tomar decisiones correctivas a tiempo.

Evitá deudas con tarjeta de crédito

Sólo porque podás calificar para una tarjeta de crédito de empresarial no significa que debás financiar tu negocio a través de este tipo de deuda. Sin lugar a dudas, la tarjeta de crédito en un negocio puede traer muchas ventajas, pero debés usar tu presupuesto empresarial para planificar las finanzas y si usás una tarjeta de crédito para tus actividades comerciales, debés tener claro que podés pagar el saldo en su totalidad cada mes.

¿Y vos? ¿Cuáles de estos tips ya estás implementando? ¿Dónde estás flaqueando y necesitás ayuda? ¿Qué otras estrategias financieras has usado en tu emprendimiento que te han servido?

 

Comentarios