Caso exitoso: Lo que el presupuesto hizo por mí

crecimiento personal

Lo que van a leer a continuación es un correo que recibí de Mario Alejandro Pérez, un chavalo que tras ser lector del blog durante un tiempo, se convirtió en mi cliente y juntos elaboramos un presupuesto y plan financiero para el cumplimiento de sus metas, a la medida de sus necesidades. 

En este correo me cuenta cómo le fue. Si vos tenés una historia de éxito que contar: saliste de deudas, controlaste tus gastos, ahorraste para una meta, etc. no dudés en compartirla al correo info@plataconplatica.com.

 

Estimada Elaine,

 

De la experiencia de haber realizado mi presupuesto juntos, me gustaría comentarte lo siguiente.

Me siento un poco asombrado de vivir sujeto a un presupuesto, es como hacer una dieta: requiere de un sacrificio inicial, pues te negás muchas cosas y no solamente eso, sino que te demanda una disciplina a la que no estaba acostumbrado.

 

Después de un mes, puedo decirte que el presupuesto es algo a lo que me siento tan apropiado que me siento desnudo e incompleto al no realizarlo. De la misma forma que funciona una dieta, es un cambio que transforma tu vida, tal vez por eso es que fracasamos tanto. Por lo general creemos que es un parche que realizamos durante un tiempo cuando en realidad es algo que cambia por completo tu estilo de vida. De verdad, muchísimas gracias.

 

Quiero compartirte algunos beneficios que sentí:

 

1. Siento que el dinero me rindió más, pues en lugar de asumir el golpe de un pago en una quincena, lo dividí en un mes.

2. Al conocer al detalle mis gastos, pude tener un mejor control de cada gasto que realizaba y esto me permitió ahorrar incluso más de lo que tenía destinado.

3. Me ayudó a tener conciencia de la importancia de buscar nuevas opciones de ingresos. Me siento más motivado a trabajar, porque ahora realmente veo el dinero, ¡tengo un control de él!

4. El revisar diariamente mi presupuesto y control de gastos me ha ayudado a evaluar de otras maneras mi vida. Al final, todo está conectado y muchas veces nuestro sentir espiritual se refleja en lo material y puede dar como resultado un descontrol monetario.

 

Probablemente mi vida mejoró en muchas más cosas, pero soy un poco indisciplinado escribiendo y en lugar de registrar diariamente lo que he hecho, esperé hasta ahora.

 

Además de los beneficios que descubrí, sentí que estas cosas me ayudaron a lograr implementar el presupuesto:

 

1. Combinar el presupuesto con otras actividades, como la dieta, ahorita estoy cuidando mi alimentación y ese esfuerzo se complementó al momento de ahorrar.

2. Involucrarme en actividades cómo jardinería me hizo concentrarme en algo específico que me requirió una inversión menor que ir a comer por aburrimiento.

3. Compartir con mi novia mis metas del presupuesto y objetivos del mes, realmente me ayudó a planificar al detalle. Eso es algo que a veces nos falta a las personas y con esto no quiero decir que soy un obsesivo, pero ya no desperdicio mis fines de semana.

 

Muchas gracias por todo porque realmente me ayudaste mucho. Disfruto más mi trabajo y no solamente eso, ahora trabajo más los fines de semana en actividades paralelas para ir dando forma al negocio familiar de miel y café, así como la iniciativa de mi hermano para apoyar a jóvenes con cáncer.

 

Tengo tanto que contarte, pero tan poco espacio. Cuando veás el presupuesto, vas a ver que tengo como $1.50 dólares que no sé en que los gasté, los desperdicié probablemente, pero logré ahorrar $62.00 por encima de lo que había planeado.

 

También vas a ver que me excedí en algunas cosas, es un proceso, sé que voy a mejorar mucho más. Pero donde me excedí, por otro lado ahorré, así que mantuve un equilibrio.

 

Mario Alejandro.

 

Comentarios