Así presupuesté, salí de deudas y ahorré

Hablar del presupuesto sin duda es mucho más fácil ahora que hace un año atrás. Ahora es un concepto que tengo en mi mente, que además entiendo y que todos los días está inmerso en mi vida. Antes, mi concepto de presupuesto era solo para las empresas o instituciones del Estado porque tenían que manejar muchos recursos y dinero y, por supuesto, era necesario un presupuesto para tener todo bajo control.

Pero cuando me preguntaban “¿cómo está tu presupuesto?”  Yo decía “controlado”, sin saber ni siquiera qué era tener un presupuesto personal,  porque creía que anotar por quincena las cosas que tenía que pagar,  eso era llevar mi presupuesto. Lo que hacía era anotar las cosas que siempre tenía que pagar en una hoja a mano y únicamente tenía anotados los gastos fijos, como los recibos de servicios públicos, lo demás no tenía ni la menor idea en qué lo gastaba, pero según yo tenía todo bajo control, porque nunca dejé que un recibo se me venciera.

Hoy, un año y medio después me preguntan “¿cómo está tu presupuesto personal?” y ahora sí puedo hablar de un control de gastos, de listas de necesidades, inventarios, pagos fijos, pagos variables, gastos hormiga, ahorros, deudas controladas y mejor manejo del dinero. Ahora puedo saber con certeza hacia dónde va mi dinero, cuánto puedo ahorrar y cuáles son gastos necesarios, cuáles gastos por gustos, qué puede esperar y qué tiene prioridad en mi presupuesto.

Claro que esto no ha sido nada fácil. Ha sido un camino largo de recorrer, de mucho tiempo de pasar por un desierto, pero de grandes aprendizajes y de mucha satisfacción. En mi caso personal, quizás lo que más me costó fue poner límites, y no precisamente ponérmelos yo, sino aprender a ponérselos a otras personas que tomaban decisiones con base en mi presupuesto. Claro está porque yo lo permitía.

Ponerle límites a mi familia fue de las cosas que más me costó, ya que eso implicaba no solamente un cambio financiero, o un cambio en la forma de llevar mi presupuesto, sino un cambio a nivel emocional, a no sentir culpa al decir “no puedo” o “no tengo” o simplemente NO. Para mí, poner límites fue un cambio desde mi interior, y de ahí de los límites vinieron muchas otras cosas que tenía que cambiar para poder mejorar mi presupuesto que no fueron fáciles, como aprender a llevar un inventario para hacer lista de compras del supermercado, hacer compras inteligentes y decidir qué era prioridad y qué podía tener en lista de esperar para no comprar sin pensar y generar una deuda más.

Hacer un cambio en el estilo de vida, vivir de acuerdo a mis ingresos y  no compararme con los demás ha sido una clave para el éxito en mi presupuesto. Lo que más me ha gustado de llevar un presupuesto es tener el control de mi dinero y el control de gastos, para algunas personas será un poco aburrido tener un control sobre todo lo que uno compra, sin embargo, en mi caso me ha ayudado a ordenarme bastante, incluso para tomar decisiones financieras y personales.

Tener las facturas a la mano ordenadas por fecha, me ha facilitado muchas cosas, pues sé exactamente cuándo compré un artículo, cuánto tiene de garantía, o bien cuánto me dura cierto producto, si es mejor comprarlo cada quince días o si puedo comprar cada mes, o tomar decisiones como cambiar el veterinario a donde llevaba a mi perrita. Gracias a guardar las facturas me di cuenta que le estaba enviando un mismo medicamento que no le estaba funcionando pero que cada quincena tenía que pagarle consulta, en fin… el control de gastos me ha facilitado tener un presupuesto mucho más ordenado en todos los aspectos.

Otro aspecto importante del presupuesto que me ha gustado mucho, incluso me causa mucha ilusión es el tener planes de ahorro, antes de tener presupuesto el ahorro no pasaba por mi cabeza. Fueron muchos aguinaldos y salarios escolares desperdiciados en tonterías, muchos años de salarios sin tomar en cuenta aunque sea algo mínimo para ahorrar, me pregunto cuánto hubiera tenido en mi cuenta si desde que inicié mi vida laboral hubiera incluido el ahorro, o hacer del ahorro un hábito. Pero bueno ya con lo pasado no se puede hacer nada más que tomarlo como experiencias vividas, y el tiempo es AHORA.

Me encanta y me motiva saber que ahora sí tengo un rubro de ahorros en mi presupuesto, que gracias a eso he cumplido ya varias metas, incluso he salido de viaje fuera del país, algo que anteriormente no me pasaba por la mente ya que lo veía casi como algo imposible, pues en un año de esfuerzo lo logré y eso me motiva mucho más a seguir adelante y cada año que pasa quiero aumentar ese monto de ahorro y poner muchas más metas.

Tener además un rubro para imprevistos ha sido algo muy importante, uno no se da cuenta pero la mayoría de las veces son imprevistos los que nos desajustan el presupuesto. En mi caso, en menos de un año, tuvimos que reparar el motor del portón eléctrico, cambiar el tanque de agua caliente de la casa, y arreglar una tubería que si no hubiera sido por ese monto que teníamos en imprevistos, probablemente hubiéramos tenido que utilizar la tarjeta de crédito o bien endeudarnos con un préstamo personal.

Las metas para este 2017 son varias, una importante es disminuir algunos gastos innecesarios con el fin de tener un ahorro por desempleo. En la empresa donde trabaja actualmente mi esposo está pasando por unos cambios y aunque existen posibilidades de que lo contraten para otro proyecto aún no hay nada seguro, y debemos de tomar las previsiones del caso, incluso estuvo enviando currículo afuera pero ahora conseguir trabajo no es nada fácil, y tomamos la decisión de mantenerse en la empresa hasta diciembre que finaliza el proyecto, pero haciendo un ahorro específico para el caso que no lo contraten u otro proyecto y tenga que salir a buscar otro trabajo.

Continuar con nuestros planes de ahorro para viajar el próximo año, y para hacer una pequeña remodelación que necesitamos en la casa, seguir manteniendo nuestro control de gastos y nuestro presupuesto ordenado, tener mucho mejor control sobre nuestras compras y mantener el estilo de vida que hasta hoy hemos construido.

Comentarios